Sé más eficiente dividiendo tu pantalla en Windows 10

Sé más eficiente dividiendo tu pantalla en Windows 10

Érika García

La rutina diaria de los que trabajamos delante de un ordenador suele ser abrir varias pantallas en el navegador, usar un cliente de correo electrónico, algún programa de edición ya sea de foto o vídeo y seguramente alguna hoja de cálculo y editor de texto. Esto genera una cantidad ingente de aplicaciones trabajando en segundo plano y el engorroso trabajo de minimizar o maximizar pantallas para pasar de una aplicación a otra.

Muchas veces tenemos que usar dos o más aplicaciones abiertas en la pantalla de forma simultánea y generar ese mosaico puede ser un problema para disponer de las aplicaciones de forma ordenada. Llegados a este punto es necesario saber cómo dividir la pantalla, sobre todo ahora que los monitores panorámicos se están convirtiendo en una herramienta común entre la gente que trabaja varias horas con el ordenador, y conocer la perfecta distribución de esta.

Por suerte Windows 10 cuenta con una aplicación instalada llamada Snap Assist, que nos permite dividir la pantalla de forma proporcionada hasta en 4 divisiones. A continuación, os explicamos cómo puedes usar esta función. Además, si por alguna razón esta función te resulta poco cómoda, te incordia o quieres desactivarla, puedes deshacerte de Snap Assist más fácilmente de lo que imaginas, te comentamos también cómo puedes hacerlo. También puedes recurrir a apps externas.

¿Por qué dividir la pantalla?

La función de dividir la pantalla en dos de Windows es extremadamente útil en diferentes funciones, como la edición, diseño o redacción, ya que podrás organizar tus tareas y tener dos o más ventanas abiertas para ahorrar tiempo y optimizar tus funciones. Dependiendo de las tareas que vayas a hacer, esta función es muy interesante y te permite trabajar en tu ordenador con mayor comodidad incrementando así tu productividad. Esto es especialmente interesante si tienes una pantalla grande, ya que podrás organizarte mucho mejor con ella.

Una de las principales ventajas de esto es que puedes dividir contenidos, de manera que puedes consultar en uno mientras estás trabajando en otro o visualizando algún vídeo mientras realizas otra tarea, entre muchas otras posibilidades que se pueden dar en función de qué es lo que necesites hacer con tu ordenador. Además. no solo puedes dividir tu pantalla en dos ya que puedes hacerlo incluso en 4.

Con respecto a utilizar más de un monitor, esta función te permite obtener lo que necesitas ahorrando espacio y sin tener que invertir en nuevos componentes. Además, si el espacio donde trabajas es reducido no tendrás la posibilidad de usar dos monitores para ello para usar varias aplicaciones, ventanas o realizar diferentes tareas. Además, ahorrarás dinero al no tener que comprar un nuevo monitor.

Hay muchas razones por las que puedes querer dividir tu pantalla en ocasiones puntuales o de manera continua, ya que es una posibilidad que se adapta perfectamente a ti y a tus necesidades, por eso te comentamos cómo puedes hacerlo fácilmente de diferentes formas.

Cómo dividir la pantalla con el ratón

Si necesitas dos o varias ventanas a la vez en el monitor puedes minimizar las pantallas que quieres usar y alinearlas manualmente para intentar dejar unas proporciones armónicas que nos permitan trabajar de forma cómoda. Esta forma de realizar la división de pantalla, aunque es totalmente válida puede llegar a ser bastante engorrosa por lo que te recomendamos que hagas uso de la aplicación Snap Assist que te permitirá realizar la división de ventanas de una forma realmente sencilla.

Configuración de la ventana activa

Lo primero que tienes que hacer es definir la ventana activa en el monitor. Para poder realizar esta tarea debes hacer clic en la barra de título superior de la ventana y mantener presionado el botón del ratón mientras arrastras hacia el borde derecho o el borde izquierdo del monitor. En el momento que llegues a uno de los dos bordes verás en pantalla como Windows nos mostrará una vista previa de cómo quedará fijada la ventana. Una vez veas la vista previa deberás soltar el botón del ratón.

Si en vez de con dos ventanas quieres trabajar con cuatro ventanas la aplicación de Windows te permite dividir en cuatro partes iguales la pantalla. Para realizar esta acción debes hacer clic en la barra de título superior de la ventana y de nuevo sin soltar el botón arrastrar la ventana a una de las cuatro esquinas de la pantalla de esa forma veremos cómo Windows nos muestra una vista previa de cómo quedará fijada la ventana. Ese será el momento en el cual debemos soltar el botón para que se fije la ventana a una de las esquinas.

Configuración del resto de ventanas

Una vez hemos fijado la ventana activa en un lateral de la pantalla Windows nos mostrará de forma automática una vista previa de las miniaturas de las ventanas que tenemos abiertas. Clicamos sobre la miniatura que queremos fijar en pantalla y Windows la fijará de forma automática en la mitad de la pantalla que teníamos libre.

Si queremos dividir la pantalla en cuatro partes debemos fijar las ventanas de forma manual arrastrando a las esquinas y cuando hagamos esta acción por tercera vez nos aparecerá la pantalla con las miniaturas de las ventanas abiertas para que podamos elegir la cuarta ventana que queremos fijar en pantalla.

Cómo hacerlo con atajos de teclado

Como ya sabemos, Windows ofrece una amplia variedad de atajos de teclado con los que podemos obtener acceso directo a muchas funciones. Entre ellas la posibilidad de dividir la pantalla, por lo que si eres de los que prefiere usar combinaciones de teclas en vez de trabajar con el teclado te contamos como realizar estas acciones.

Configuración de la ventana activa

De igual forma que al realizar la división de pantalla con el ratón debíamos establecer una ventana activa aquí lo hacemos de forma parecida, pero en vez de arrastrar la ventana tan solo debemos tener seleccionada la ventana que queremos fijar. Lo demás es muy sencillo solo recurriendo a atajos que te aprenderás fácilmente y que serán sencillos de descifrar.

Para dividir la pantalla debemos usar los siguientes atajos de teclado:

  • Si queremos mostrar la ventana activa en la mitad izquierda de la pantalla debemos pulsar tecla de Windows + flecha izquierda.
  • Para mostrar la ventana activa en la mitad derecha de la pantalla hay que pulsar tecla de Windows + flecha derecha.
  • Si por el contrario queremos fijar la ventana en la esquina superior izquierda hay que pulsar la combinación de teclas Tecla de Windows + flecha izquierda y tecla de Windows + flecha arriba
  • Del mismo modo si queremos fijar la ventana en la esquina inferior izquierda debemos pulsar Tecla de Windows + flecha izquierda y tecla de Windows + flecha abajo.
  • Si pulsamos Tecla de Windows + flecha derecha y tecla de Windows + flecha arriba fijaremos la ventana en la parte superior derecha de la pantalla.
  • Y por último para fijar la ventana en la parte inferior derecha debemos seguir la secuencia Tecla de Windows + flecha derecha y tecla de Windows + flecha abajo.

Configuración del resto de ventanas

Si has fijado la ventana activa en el lado derecho o el lado izquierdo de la pantalla en el espacio que queda libre Windows nos mostrará las miniaturas de las ventanas que podemos seleccionar. Para seleccionar la ventana que queremos fijar en uno de los laterales podemos desplazarnos con las flechas entre las ventanas, sabremos en que ventana nos detenemos porque se marca con un cuadro blanco. Una vez tenemos marcada la ventana que queremos fijar pulsamos la tecla Enter.

Si has fijado la ventana activa en una de las esquinas el sistema no te mostrará las miniaturas de las pantallas por lo que debes navegar entre las ventanas abiertas pulsando la combinación de teclas Alt + Tab. De esa forma nos podemos mover entre las ventanas abiertas para seleccionar la ventana que queremos fijar. Una vez seleccionada la tendremos en pantalla completa por lo que debemos usar el atajo de teclado para colocarla en la esquina deseada. Esta operación la debemos repetir hasta que tengamos las cuatro ventanas fijadas.

Desactivar o gestionar Snap Assist

Si te molesta Snap Assist, puedes desactivarlo fácilmente para no tener que usarlo. Para ello, tendrás que acceder a la Configuración de Windows como te comentaremos. Ve al menú de inicio y dale al icono de engranaje de la configuración. Una vez que lo hayas hecho ve a Sistema y desde allí selecciona Multitareas en el menú que encontrarás a la izquierda. Hay un selector en la ventana Snap o de trabajar con varias ventanas. Le das allí para desactivarla y que desaparezca el color verde, en acoplar ventanas.

Si lo que quieres no es desactivarlo totalmente sino adaptarlo a tus requerimientos quitando alguna de otras funciones para ser más eficiente en lo que haces, puedes deshabilitar la opción de cambiar automáticamente el tamaño al acoplar una ventana para rellenar el espacio que hay, las opciones de anclaje junto a las ventanas ancladas y cambiar el tamaño de las ventanas acopladas adyacentes cuando se cambia el tamaño de la ventana acoplada. Tienes más opciones de ajustes de multitarea más abajo en esta sección por si necesitas modificar algo. Solo tendrás que quitar la marca a las casillas que te interese configurar.

Las opciones que puedes marcar o desmarcar en caso de mantener Snap Assist son:

  • Cambiar automáticamente el tamaño al acoplar una ventana para rellenar el espacio disponible
  • Mostrar las opciones de acople junto a las ventanas acopladas
  • Cambiar el tamaño de las ventanas acopladas adyacentes al cambiar el tamaño de una ventana acoplada

Puedes querer quitarlo porque vas a hacer esto con apps, como te comentaremos a continuación, o prefieres adaptar las configuraciones a tu gusto. En todo caso, está bien que seas cómo hacerlo, ya que además esto te permitirá volver a activarlo en caso de que sospeches que se encuentra desactivado. Solo tendrás que volver al mismo sitio y darle para que aparezca como activado.

Si te arrepientes de haberlo desactivarlo y quieres recuperarlo o quieres cambiar alguna de sus configuraciones, no tienes nada más que volver a la misma ruta y hacer los cambios correspondientes.

multitarea windows

Dividir la pantalla con apps

Otra forma que tienes para convertir tu pantalla en dos o más son las aplicaciones de terceros, por medio de las cuales no solo obtendrás esta función básica, sino que tendrás varias posibilidades de gestionar tus ventanas y colocarlas como quieras. Por eso, vamos a comentarte la principal herramienta que realiza estas funciones con eficacia.

AquaSnap

AquaSnap es una aplicación con la que podrás crear y cambiar tantas pantallas divididas como quieras, con total flexibilidad y con varias herramientas. Puedes descargarlo gratuitamente para acceder a funciones básicas como anclar, acoplar, alargar, acceder a atajos de teclado y varias otras. Además, hay una edición de pago con muchas más prestaciones. Es una excelente solución para la productividad gracias a la administración de ventanas de mosaico para tu sistema operativo.

aquasnap

Puedes descargar esta herramienta gratuitamente en su página, conocer más sobre ella, sus utilidades o pasarte a una versión superior desde aquí. La versión profesional cuesta 18 dólares en licencia estándar y 599 dólares en licencia del sitio. Puedes probar gratis la licencia estándar antes de adquirirla si lo deseas, aunque si tienes un ordenador en tu casa y no es para uso profesional puede valerte la gratis, aunque no tenga tantas funciones.

Si has encontrado otra herramienta que promete realizar estas funciones, comprueba que esta sea de confianza y la descargas desde un sitio seguro, ya que hay muchos peligros en Internet aprovechando esta ocasión. En todo caso, te recomendamos esta por ser la más adecuada para los que buscan más.

Cómo tener una correcta distribución en la pantalla

Si quieres tener una correcta distribución en tu pantalla podrás gestionar tus ventanas como lo desees, primero eligiendo la colocación de la primera y después cómo quedará la segunda o más. Para tener la pantalla en dos arrastras una app a un lado de la pantalla, sueltas, y en la otra parte aparecen las demás apps abiertas y podrás elegir la que te interesa o dejarlo así. Si quieres tener más, en la barra de herramientas darás a Mostrar ventanas en paralelo y aparecerán las apps en la misma pantalla para que modifiques el tamaño según tus necesidades. Puedes tener 2, 3 o 4 pantallas con las aplicaciones, ventanas o lo que desees tener, y con AquaSnap se te presentan todavía más posibilidades.

En función del método utilizado, podrás adaptar las ventanas abiertas y pantallas a tu gusto y en función de tus requerimientos, pero sobre todo lo que te sea más cómodo para trabajar o realizar tus tareas en función de lo que vayas a hacer en cada momento. Solo tienes que seguir las instrucciones para hacer la división mencionadas y adaptarlo como desees. Es importante además tener en cuenta el tamaño de esta para tu mayor confort visual.

¡Sé el primero en comentar!