Todas las maneras de desactivar el antivirus en Windows 10

Todas las maneras de desactivar el antivirus en Windows 10

Roberto Adeva

Una de las novedades con las que llegó Windows 10 es que cuenta con un antivirus integrado por defecto. Una herramienta de seguridad que para muchos ya es una de las mejores para proteger a los usuarios del sistema operativo de Microsoft de todo tipo de amenazas y que además es gratuito. Además, el uso del antivirus de Windows 10 no impide el uso de otros antivirus o herramientas de seguridad de terceros, ya que podemos tener ambos en ejecución sin ningún problema. Ahora bien, es posible que algunos usuarios prefieran únicamente contar con su herramienta de confianza, en ese caso, vamos a mostrar cómo desactivar el antivirus de Windows 10.

Los de Redmond bautizaron a la herramienta de seguridad de Windows 10 como Windows Defender, sin embargo, para la gran mayoría es el antivirus del sistema. Por lo tanto, para acceder a su configuración y opciones, lo único que tenemos que hacer es escribir, Seguridad de Windows en la caja de búsqueda de la barra de tareas y hacer clic sobre el resultado que se nos muestra.

antivirus gratis para windows

Si lo preferimos, también podemos abrir la interfaz del antivirus de Windows 10 desde la página de configuración del sistema a través de la opción Actualización y seguridad > Seguridad de Windows > Abrir Seguridad de Windows.

Pasos para desactivar el antivirus de Windows 10

Una vez que hemos abierto la interfaz de Windows Defender, estos son los pasos a seguir para desactivar el antivirus:

  • Seleccionamos la opción Protección antivirus y contra amenazas.
  • Dentro de Configuración de antivirus y protección contra amenazas hacemos clic en Administrar la configuración.
  • Buscamos la opción Protección en tiempo real y deslizamos el interruptor a la posición Desactivado.
  • También podemos desactivar la protección basada en la nube, protección contra alteraciones y el envío de muestras automático desde ahí mismo con sus respectivos interruptores.

desactivar antivirus de windows 10

Ahora bien, a pesar de tener desactivado el antivirus de Windows 10, puede que éste se vuelva a activar después de un tiempo si el sistema detecta que ha sido desactivado durante un tiempo o bien después de alguna actualización del sistema. Por lo tanto, debemos estar atentos en estos casos, ya que si vuelve a activarse, tendremos que realizar de nuevo la desactivación de forma manual o proceder a su desactivación total.

Desactivar por completo el antivirus en Windows 10

Desactivar el antivirus de Windows 10 por completo pasa por recurrir al registro del sistema y deshabilitar el uso de Windows Defender. Por lo tanto, antes de nada, puesto que vamos a hacer un cambio en el registro de Windows, lo mejor será hacer una copia de seguridad del propio registro o crear un punto de restauración por si tenemos algún problema poder dejarlo como estaba antes de nada. Para ello, estos son los pasos a seguir:

  • Abrimos una ventana Ejecutar, Win+R.
  • Escribimos regedit y pulsamos Enter o Aceptar.
  • Navegamos hasta la ruta HKEY_LOCAL_MACHINESOFTWAREPoliciesMicrosoftWindows Defender.
  • Creamos un nuevo valor DWORD de 32 bits con el nombre DisableAntiSpyware.
  • Asignamos el valor 1 a DisableAntiSpyware.
  • Reiniciamos el ordenador para que los cambios sean efectivos.

registro Windows 10

A partir de ese momento, el antivirus de Windows 10 estará desactivado por completo, por lo que, si en algún momento queremos volver a activarlo, lo único que tenemos que hacer es repetir los pasos para su desactivación pero asignar el valor 0 a DisableAntiSpyware o borrar directamente el valor del registro.

Desactivar Windows Defender en Windows 10 Pro

Si contamos con otra edición del sistema como Windows 10 Pro, Enterprise o Education, es posible desactivar el antivirus de Windows 10 a través de las directivas de grupo local. Por lo tanto, estos son los pasos a seguir:

  • Abrimos una ventana Ejecutar, Win+R.
  • Escribimos gpedit.msc y pulsamos Enter o Aceptar.
  • En la ventana del editor de directivas navegamos hasta la opción Configuración del equipoPlantillas administrativas > Componentes de Windows > Antivirus de Windows Defender.
  • En la parte de la derecha hacemos doble clic sobre la opción Desactivar Antivirus de Windows Defender.
  • En la ventana que se abre marcamos la casilla Habilitada.
  • Pulsamos en Aplicar y Aceptar.
  • Reiniciamos el ordenador.

desactivar antivirus de Windows 10

Si en cualquier momento queremos activar de nuevo el antivirus de Windows 10, lo único que tenemos que hacer es seguir los mismos pasos y seleccionar la opción No configurada.

Protecciones que perdemos al desactivar el antivirus

Si has decidido desactivar Windows Defender tendrás tus motivos y razones, además cada usuario puede tener las suyas, sin embargo, es conveniente saber qué protecciones estamos perdiendo desde el momento que desactivamos el antivirus de Windows 10.

Por un lado, la herramienta de seguridad de Microsoft nos ofrece una protección contra virus y amenazas, incluyendo protección contra el ransomware, que a día de hoy es una de las amenazas o ataques más temidos por los usuarios y empresas en todo el mundo. Por otro está la protección de cuentas, es decir, Windows Defender es capaz de ofrecer un nivel más de seguridad a la hora de usar nuestra cuenta de usuario, la sincronización de la misma, posibilidad de realizar un inicio de sesión más seguro y rápido e incluso ofrece la posibilidad del bloqueo dinámico.

No podemos olvidar tampoco que Windows Defender incluye su propio Firewall para configurar quién puede y quién no puede tener acceso a la red, permitir que ciertas aplicaciones puedan conectar con nuestro equipo o bloquearlas, etc. Además de un control de las conexiones de red, el antivirus de Windows 10 ofrece una protección de aplicaciones y seguridad en línea, ayudando a proteger nuestro dispositivo comprobando en la web las aplicaciones y archivos no reconocidos.

También perdemos la protección contra vulnerabilidades que nos ofrece la herramienta y que está integrada en el sistema para mantener nuestro dispositivo protegido ante numerosos ataques. El dispositivo está preestablecido en la configuración de protección que mejor se adapta a la mayoría de los usuarios, pero desde Windows Defender podemos acceder a la Configuración de protección contra vulnerabilidades.

La seguridad del dispositivo también está integrada en el antivirus de Microsoft, basada en la virtualización para proteger partes básicas de nuestro equipo. Además, también cuenta con el procesador de seguridad, que añade un cifrado adicional o el arranque seguro, para impedir que se cargue cualquier software malintencionado en el inicio del sistema.