Cómo rotar o girar la pantalla en Windows 10

Cómo rotar o girar la pantalla en Windows 10

Roberto Adeva

Si estás leyendo este post seguro que tienes la pantalla de tu PC girada y no sabes como lo has hecho. Es bastante frecuente que en algún momento veamos cómo de buenas a primeras nuestra pantalla se gira inesperadamente. Esto suele ser provocado por alguna combinación de teclas pulsadas sin darnos cuenta, por ejemplo mientras limpiamos nuestro teclado. Una situación bastante incómoda, ya que todo nuestro escritorio se mostrará en otra orientación totalmente distinta a la habitual que hace que no podamos trabajar cómodamente. A continuación, vamos a mostrar cómo cambiar la orientación de la pantalla en Windows 10.

Por suerte, el sistema operativo de Microsoft nos ofrece diferentes maneras de poder recuperar la posición de nuestra pantalla fácilmente, por lo tanto, no debemos preocuparnos.

Cambiar la orientación de la pantalla en Windows 10

Atajos de teclado

La principal causa de que se nos gire la pantalla es la pulsación de una determinada combinación de teclas. Por lo tanto, la manera más rápida para volver a cambiar la orientación de la pantalla es usando el atajo de teclado correspondiente para girarla en la dirección correcta.

Para rotar o girar la pantalla 180 grados podemos usar el atajo de teclado Ctrl+Alt+Flecha abajo o Alt Gr+Flecha abajo. Si necesitamos girar la pantalla 90 grados, podemos utilizar los mismos atajos pero con la flecha izquierda. Hasta 270 grados los conseguimos con Ctrl+Alt+Flecha derecha o Alt Gr + Flecha derecha y para volver a tener la correcta orientación de pantalla en Windows 10, podremos usar Ctrl+Alt+Flecha arriba o Alt Gr+Flecha arriba.

Desde la página de configuración de Windows 10

Aunque tengamos la pantalla girada podemos seguir usándola aunque de manera bastante más incómoda. Por lo tanto, si no nos acordamos de los atajos de teclado que nos permiten girar la pantalla, podemos echar mano de la página de Configuración de Windows 10.

Para abrirla, podemos ir al menú Inicio y hacer clic sobre el icono del engranaje o bien pulsar la combinación de teclado Win+I. A continuación, navegamos por las opciones Sistema > Pantalla y nos desplazamos hasta encontrar la opción Orientación. Si abrimos el desplegable, encontraremos las opciones Horizontal, Vertical, Horizontal volteado y Vertical volteado, por lo tanto, elegimos la opción que nos permita recuperar la correcta orientación de la pantalla en Windows 10 y el problema quedará solucionado.

Desde el panel de gráficos de Intel

Si tenemos en cuenta que Intel Graphics es el controlador de pantalla que encontramos en la gran mayoría de equipos, vamos a poder echar mano de él para poder girar la pantalla de nuestro PC. Lo único que tenemos que hacer para abrir el panel de control de gráficos es hacer clic con el botón derecho del ratón sobre una zona libre de nuestro escritorio y seleccionar la opción Configuración gráficos Intel.

Esto nos abrirá una ventana en la que encontraremos varias opciones que tienen que ver con la configuración de nuestra pantalla o pantallas, ajustes en general, configuración de colores, resoluciones personalizadas, configuración de varias pantallas, etc.

orientación de la pantalla

Dentro de las opciones generales es donde encontraremos el ajuste que nos permite rotar la pantalla 90, 180, 270 grados y 0, que será la que nos devuelva a la posición correcta nuestro escritorio. Aplicamos los cambios y ya tendremos la pantalla lista para seguir trabajando sin problemas.

Echando mano de aplicaciones de terceros

Sin duda, la aplicación por excelencia para rotar la pantalla en Windows es iRotate. Se trata de un software gratuito que nos permite recuperar la orientación de nuestra pantalla si se nos ha rotado o girarla si es lo que buscamos, con un par de clics. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es descargar e instalar el programa en nuestro PC, algo que podemos hacer de forma totalmente gratis desde este enlace.

orientación de la pantalla

Con iRotate instalada en nuestro equipo, veremos cómo nos aparece un nuevo icono en la bandeja del sistema. Al hacer clic sobre él, se nos mostrará un menú en el que encontramos las opciones de girar la pantalla 90, 180 o 270 grados y recuperar la orientación correcta de nuestro escritorio con un simple clic o bien a través de los atajos de teclado correspondientes.

Desde la línea de comandos

Quizás no es la manera más sencilla de girar la pantalla en Windows 10, pero es otra de las alternativas. Ahora bien, en este caso vamos a necesitar la herramienta «display» para poderla usar desde la línea de comandos. Por lo tanto, lo primero que tenemos que hacer es seguir este enlace y descargar la herramienta en nuestro equipo.

Esto nos guardará un archivo .ZIP en el disco en el que encontraremos dos ejecutables con las versiones de 32 y 64bits. Para poder usar esta utilidad, lo único que tenemos que hacer es descomprimir el archivo en la ruta que queramos y recordarla para posteriormente ejecutar el comando correspondiente para girar la pantalla de nuestro PC.

Ahora ya podemos abrir una ventana del símbolo del sistema y navegar hasta la ruta donde hemos guardado los archivos ejecutables de Display. Desde ahí, el comando que debemos usar es display64 /rotate:XX o display32 /rotate:XX. Donde XX lo debemos sustituir por lo grados que queremos girar la pantalla, 90, 180, o 270.

Bloqueo de rotación

Si estamos usando un convertible o 2 en 1 entonces la rotación de la pantalla se hace de manera automática al igual que ocurre en el teléfono móvil. Si ponemos el equipo en posición vertical la pantalla se orienta en ese sentido, mientras que si la ponemos en horizontal cambiará automáticamente.

Ahora bien, puede que en un momento determinado, la pantalla se gire sin necesidad y nos cause un problema para utilizar el equipo en una orientación concreta. En este caso, el sistema operativo de Microsoft cuenta con una función conocida como Bloqueo de rotación que podemos activar o desactivar para evitar giros en la pantalla de nuestro PC y que está disponible desde el panel del centro de actividades de Windows 10.

Nos podemos encontrar con otros problemas en la pantalla de nuestro PC, por ejemplo, que no se vean bien los colores después de haber comprado un monitor nuevo o instalado otro de mayor resolución. En ese caso, desde el siguiente enlace puedes ver cómo solucionar los problemas con los colores en tu monitor.