Evita que alguien instale programas en Windows 10

Evita que alguien instale programas en Windows 10

Manu Iglesias

Si eres el administrador de algún PC con Windows 10 es probable que en alguna ocasión te hayas encontrado con que alguno de los usuarios instaló programas que no debería. En la mayoría de las ocasiones bastará con desinstalar el programa, pero en otras es posible que la instalación de ese software hiciese que el equipo fallase de diferentes formas o que junto a él se instalara cualquier tipo de malware.

Si esto te suena debes saber que hay una forma bastante sencilla de limitar la instalación de programas en ordenadores con Windows 10. Gracias a la configuración que verás un poco más abajo, en el ordenador no se podrá instalar ningún programa de forma directa utilizando un .exe u otro tipo de archivo de instalación.

Evitar la instalación de nuevos programas en un PC

Para realizar este configuración es necesario recurrir al panel de Configuración del sistema operativo. Puedes acceder a él pinchando sobre el botón inicio y después escogiendo el icono del engranaje para abrir la ventana de Configuración.

Una vez dentro pincha sobre Aplicaciones y, ya por último, haz click sobre el desplegable del apartado Elige de dónde quieres obtener aplicaciones y selecciona la opción Solo Microsoft Store (recomendado).

Después de realizar esta configuración el equipo únicamente aceptará nuevas aplicaciones que se instalen desde la Microsoft Store, limitando así las posibilidades de que los usuarios instalen aplicaciones que no deben. Además, todos los programas que están en la tienda de Microsoft pasan por un proceso de revisión por parte de la compañía de Redmond, por lo que es mucho más difícil que escondan malware u otro tipo de funciones no especificadas por sus desarrollares.

Bloquear la instalación de aplicaciones en Windows 10

Si en algún momento necesitas poder instalar alguna aplicación que no esté en la tienda de Microsoft, solo debes repetir estos pasos y en lugar de escoger la opción Solo Microsoft Store, puedes elegir cualquiera de las otras opciones disponibles:

  • En cualquier lugar: la opción por defecto y que permite instalar cualquier programa directamente.
  • En cualquier lugar, pero avisarme si hay una aplicación comparable en Microsoft Store: esta opción también permite instalar cualquier programa, pero antes te listará otras aplicaciones con funciones similares que están disponibles en la tienda.
  • En cualquier lugar, pero avisarme antes de instalar una aplicación que no está en Microsoft Store: la última opción que también te permitirá instalar cualquier programa, aunque en este caso te mostrará una advertencia de los posibles peligros y no te permitirá continuar hasta que indiques que entiendes los posibles riesgos.

Ahora ya sabes cómo bloquear la instalación de programas en Windows 10. Como has visto es un proceso bastante sencillo y que puedes realizar en todos tus equipos o en equipos familiares de forma en cuestión de minutos.

Directivas de grupo local o registro de Windows

Otra opción para bloquear la instalación de aplicaciones en nuestro PC es mediante el Editor de directivas de grupo local de Windows 10. Para ello, estos son los pasos que debemos seguir:

  • Abrimos una ventana ejecutar de Windows mediante el atajo de teclado Win+R.
  • Escribimos gpedit.msc y pulsamos Aceptar o Enter.
  • Vamos a Configuración del Equipo.
  • Entramos en Plantillas Administrativas.
  • A continuación en Componentes de Windows
  • Y ahora seleccionamos Windows Installer.
  • En el panel derecho seleccionamos Prohibir instalaciones de usuario.
  • Marcamos la opción Habilitada.
  • Salimos del editor.

A partir de este momento, todos aquellos usuarios  no administradores del equipo tendrán bloqueada la instalación de aplicaciones de cualquier origen en el equipo.

Si lo que queremos evitar que alguien pueda instalar programas o software en Windows 10, pero nuestra versión del sistema no cuenta con el editor de directivas de grupo local, podemos deshabilitar Windows Installer a través del registro del sistema.

Como siempre que vamos a realizar algún cambio en el registro, lo mejor es que antes de nada hagamos una copia de seguridad por si algo va mal, poder volver a como lo teníamos todo antes. Una vez hecho esto, abrimos una ventana ejecutar de Windows, Win+R, escribimos regedit y pulsamos Enter o Aceptar.

Ahora navegamos hasta la ruta HKEY_LOCAL_MACHINE/Software/Classes/Msi.Package/DefaultIcon y a continuación, hacemos clic sobre el valor predeterminado que encontramos dentro de esa clave del registro. Esto nos abrirá una ventana en la que debemos modificar el valor y sustituir el 0 por un 1. De esta forma, estaremos deshabilitando Windows Installer para que no se puedan instalar aplicaciones en el equipo.