Cómo abrir archivos ISO en Windows 10

Cómo abrir archivos ISO en Windows 10

Carlos González

Los archivos de imagen ISO se le han resistido a Windows durante mucho tiempo; anteriormente era necesario hacer uso de software de terceros para poder trabajar con este tipo de formato. Sin embargo, el soporte se añadió de forma nativa desde Windows 8 y, por lo tanto, evidentemente lo tenemos disponible en Windows 10. Así que, aunque podemos usar herramientas como Daemon Tools o Virtual CloneDrive, Windows 10 también nos permite abrir archivos ISO de forma nativa en nuestro ordenador.

Antes de entrar en materia, es importante recordar que una imagen ISO es un tipo especial de archivo en el que se almacena una copia exacta de un sistema de archivos o todo lo que contenga un CD, DVD, Blue-ray, etc. Se llama imagen porque es un reflejo exacto de aquello que contiene y adquiere el nombre de ISO porque es el estándar por el que se rige. Este tipo de archivos tienen la extensión .iso y una de las principales ventajas de estas imágenes es que reduce a un único archivo múltiples carpetas y archivos originales, grandes programas o incluso sistemas operativos completos.

Ventajas de usar un archivo ISO

La capacidad de tiene las imágenes ISO de mantener todo el contenido como está en el original los convierte en formatos extremadamente útiles para distribuir archivos a través de Internet. De esta forma, evitaremos cualquier pérdida de información o cualquier cambio de estructura durante la transferencia. Para hacernos una idea, los ISO son uno de los formatos estrella a la hora de distribuir copias de determinados sistemas operativos, como es el caso de Windows 10 o GNU Linux. Al descargar cualquiera de estas imágenes en nuestro ordenador, es como si tuviéramos el disco original, una especie de clon.

Los programadores, por ejemplo, suelen hacer uso de estas imágenes para realizar pruebas o testear determinadas herramientas. Son tantas las ventajas que el radio de acción se abre ampliamente. Muchas personas usan dichas imágenes también para el uso de juegos o de aplicaciones pesadas y, de esta forma, lo recursos del disco duro no se ven comprometidos.

Estos archivos pueden identificarse con la extensión .iso y existen multitud de formas para hacer copias a este formato. Para ejecutar esta función, hay varios programas de terceros disponibles a nuestro alcance. Como hemos dicho, esto era necesario antiguamente para montar dichas imágenes en sistemas operativos Windows. Pero ahora, hay opciones nativas de Windows que soportan este formato.

Pasos para montar una imagen ISO en Windows 10

Si quieres montar una imagen ISO en un ordenador con sistema operativo Windows 10 tienes que asegurarte de que el tipo de archivo no está asociado a otro programa, algo que podría ocurrir si anteriormente has tenido instalados programas como Daemon Tools. Lo primero que debes hacer es localizar, con el explorador de archivos del sistema, la imagen ISO que quieres montar. Una vez localizado, únicamente tendrás que hacer clic derecho sobre el mismo y, en el menú contextual que se abre de forma automática, seleccionar la opción Montar.

Si no aparece esta opción es porque, como decíamos, tienes asociados los archivos con extensión .iso a otro programa. Así que tendrías que hacer clic derecho y, en Propiedades, abrir la pestaña General para seleccionar en ‘Cambiar…‘ el mismo Explorador de Windows. Ahora sí, se abrirá de forma automática, al seguir el mismo procedimiento, el contenido del archivo de imagen ISO en una unidad virtual que se crea de forma temporal para poder ejecutarla.

Con la consola de comandos Powershell

Hay otra forma para montar imágenes ISO sin necesidad de recurrir a aplicaciones terceros y que nos facilita el propio sistema operativo Windows 10. Es a través de la consola de comandos Powershell.

Para acceder a ella podemos hacer de varias formas. A través de la búsqueda con Cortana. Una vez dentro, introducimos Powershell y elegimos la opción correspondiente. También podemos llegar desde la barra de búsqueda ubicada junto al icono de inicio de Windows, escribiendo Powershell y pinchando en la primera opción. La otra posibilidad es activando el atajo de teclado Windows + R. Cuando nos aparezca el cuadro ejecutable, escribimos Powershell y pinchamos en Aceptar.

  • Cuando nos aparece la ventana principal, introducimos el comando Mount-DiskImage -ImagePath C:FILE.ISO y pulsamos Enter.
  • En este momento, si lo consideramos, podemos elegir la unidad de destino que queramos. Si, por ejemplo, no deseamos archivarlo en C, podemos teclear manualmente el destino dentro de la consola.
  • Guardamos los cambios y cerramos la ventana.
  • Si lo que queremos es desmontar la imagen ISO, repetimos el proceso de búsqueda. Pero en este caso, tecleamos Dismount-DiskImage -ImagePath C:FILE.ISO y pulsamos Enter.

Cómo desmontar una imagen ISO en Windows 10

Aunque la unidad virtual se crea de forma temporal, la tenemos que desmontar de forma manual. Esto deberíamos hacerlo cuando, por ejemplo, hayamos terminado de instalar o ejecutar un programa. O, en definitiva, cuando hayamos terminado de trabajar con el contenido de la imagen ISO. Para poder desmontar una unidad virtual tendremos que ir a Este equipo, a través de la barra de tareas, pulsando en el menú de Inicio, y seleccionando Dispositivos y Unidades.

Aquí encontraremos todos los medios de almacenamiento y los dispositivos conectados al ordenador con sistema operativo Windows 10. Y además de eso, también encontraremos la unidad virtual que se ha creado con la imagen ISO con la que estamos trabajando.

Una vez que se le da a montar, aparecerá una unidad de DVD virtual con el nombre de la ISO, la cual se elimina al reiniciar o en expulsar. Para desmontar la misma sin tener que reiniciar, tendremos que hacer clic derecho y, sencillamente, seleccionar en el menú contextual que aparece la opción Expulsar, como si se tratase de un pendrive USB, por ejemplo.

Una vez que has hecho esto, solo tendrás que abrir la unidad y ver lo que contiene o iniciar el ejecutable que contiene para disfrutar de los contenidos del ISO fácilmente, como habrás podido ver. Por otro lado, si este es un disco de música o de vídeo, al hacer click derecho sobre él podrás encontrarte con la opción de reproducirlo.

Grabar imagen ISO en medios como CDs y DVDs

Además de montar una imagen ISO en una unidad virtual, el sistema operativo Windows 10 nos da también la opción de llevar a cabo la grabación de imágenes ISO en medios externos como, por ejemplo, un CD o un DVD. Para poder hacer esto necesitaremos un disco virgen o regrabable, y tener en cuenta el peso del archivo, que no supere los 700 MBen el caso de un CD-. Con esto, sencillamente tendremos que hacer clic derecho sobre la imagen ISO, y seleccionar en el menú contextual la opción Grabar imagen de disco.

Al seleccionar esta opción se abrirá una ventana emergente, un asistente que nos da la posibilidad de seleccionar el medio en la que grabar nuestra imagen ISO, y que además nos ofrece otras opciones como verificar los datos una vez que hayamos grabado la imagen ISO en el disco CD o DVD.

Cómo abrir un archivo ISO para explorar su contenido

Como hemos indicado anteriormente, un archivo .iso es un único archivo que contiene muchos archivos y carpetas en su interior. Podríamos decir que es como una «especie» de archivo comprimido, que, además, podemos abrir también con alguno de las herramientas que utilizamos a diario para comprimir y descomprimir otro tipo de archivos.

Es decir, si lo que queremos es abrir un archivo ISO para explorar lo que contiene o comprobar que en su interior estén guardadas ciertas carpetas o archivos, entonces únicamente tendremos que echar mano de alguna herramienta como WinZip o WinRAR. Con cualquiera de estas dos aplicaciones podremos abrir el archivo .iso y navegar por todas las carpetas y archivos que contiene.

Puedes descargar por ejemplo WinZip aquí si es que no lo tienes ya si quieres tener la carpeta descomprimida en tu ordenador. Una vez que hayas guardado el archivo en el escritorio, inicia WinZip desde su acceso directo y abre el archivo comprimido en Archivo/Abrir. También puedes dar doble clic en el archivo. Selecciona los archivos y carpetas del archivo comprimido o los que quieres abrir y da a Descomprimir. Después selecciona hacerlo en tu ordenador o en la nube y selecciona la capeta de destino para dar de nuevo a Descomprimir. Ya están en esta carpeta. Si quieres hacer esta tarea más sencilla y encontrar la información fácilmente, puedes crear una carpeta con el nombre del archivo en tu escritorio. El proceso en WinRaR o cualquier otro programa con estas funciones es bastante similar e intuitivo, así que podrás hacerlo fácilmente.

winzip

Cómo abrir un archivo ISO en Mac

Si queremos abrir un archivo ISO desde un Mac para explorar el contenido de la imagen debemos seguir los siguientes pasos:

  • Abrimos el Finder y buscamos el archivo .ISO que queremos explorar.
  • A continuación, debemos hacer clic con el botón derecho sobre el archivo .ISO y tenemos dos programas para tratar el archivo (Unidad de discos y Disk Image Mounter)
  • Si elegimos Utilidad de disco nos permitirá realizar alguna operación como verificar la imagen o repararla en caso de que ésta estuviera dañada. Pero si queremos explorar el contenido de la imagen debemos usar la aplicación Disk Image Mounter.
  • Si abrimos el archivo .ISO con esta aplicación se montará directamente el disco sin necesidad de realizar ningún paso adicional.
  • Cuando montamos la imagen nuestro equipo creará un icono que indica que el archivo es un disco. Si entramo en él nos permitirá explorar el contenido de la imagen .ISO.

Ver ISO en cualquier lugar con software

Anteriormente, te hemos mostrado la posibilidad de hacer esto con un software dedicado, como es el caso de Daemon Tools, el más famoso programa para emular un reproductor de CD en tu ordenador para poder lanzar su contenido. Tiene una versión gratis y de pago.

Daemon Tools

Vamos a hablar de Daemon Tools Lite. Esta es una aplicación muy fácil de utilizar que además permite operar con otros formatos más allá de ISO. Es la opción que te conviene si quieres ver contenidos de estos archivos no solo desde tu ordenador sino también de otros ya que es una versión portable que puedes llevar a donde quieras en un pendrive, disco duro o donde necesites. Evidentemente, también puedes seguir los pasos anteriores en el Windows 10 de la otra persona, pero si falla algo o no das montado el ISO puedes recurrir a ella.

daemon tools lite

PowerISO

PowerISO es otra de las aplicaciones con las que puedes visualizar estos archivos y mucho más. Puedes crearlos, editarlos, extraerlos, grabarlos y montarlos para utilizarlos como una unidad virtual permitiendo un máximo de 23 unidades virtuales. Puedes convertir ISO a BIN y viceversa, entre muchas otras funciones con las que cuentas, por lo que se convierte en una buena herramienta si necesitas algo más que ver archivos ISO. Es fácil de utilizar y muy intuitivo, lo que lo convierte en una herramienta excelente si quieres hacer esto desde otros sistemas operativos, aunque por supuesto está disponible en Windows 10.

poweriso

¡Sé el primero en comentar!