¿Me están espiando mi WhatsApp?

¿Me están espiando mi WhatsApp?

Carol Álvarez

¿Has notado comportamientos extraños en tu cuenta de WhatsApp? Es posible que alguien haya hackeado tu cuenta. En este artículo te explicamos cómo detectar si te han hackeado el WhatsApp y qué medidas puedes tomar para proteger tu cuenta. ¡No esperes más y mantén tu información segura!

WhatsApp ha incorporado diversas medidas de seguridad adicionales para proteger las cuentas de sus usuarios. Entre estas medidas, destacan la verificación en dos pasos y el cifrado de extremo a extremo de todas las conversaciones. Esto ha hecho que sea cada vez más difícil hackear WhatsApp, aunque todavía existe la posibilidad de que alguien pueda acceder a nuestra cuenta sin autorización.

Para muchas personas, el deseo de hackear la cuenta de otra persona para leer sus conversaciones o hacerse pasar por ellos en la aplicación de mensajería es un tema recurrente. Sin embargo, la realidad es que nuestras conversaciones en WhatsApp están protegidas por el cifrado y, por lo tanto, son extremadamente difíciles de descifrar sin nuestro permiso.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que todos los mensajes se almacenan en nuestro dispositivo y no en un servicio en la nube. Si alguien quisiera acceder a nuestras conversaciones, también tendría que tener acceso a nuestras copias de seguridad en Google Drive, en caso de que las hayamos subido allí. Sin embargo, si alguien se mete en nuestra cuenta de forma ilegal, no tendrá acceso a ninguna de nuestras conversaciones anteriores, ya que están protegidas por encriptación. Sin embargo, si logran acceder a nuestra cuenta, podrían hacerse pasar por nosotros y enviar mensajes en nuestro nombre.

 

¿En qué debemos fijarnos?

No hay un truco infalible, pero como todo dispositivo hackeado, siempre hay señales a las que deberemos prestar mucha atención. Por esto mismo, repasaremos las más frecuentes, las cuáles nos indicarán si finalmente alguien tiene acceso a nuestra cuenta. Debemos tener en cuenta que, aunque todo lo que ocurra a continuación te esté pasando a ti, no siempre significará que estás siendo hackeado. Puede tratarse simplemente de casualidad, pero conviene que lo tengamos en cuenta para evitar que alguien acceda a nuestros datos.

 

Mensajes que tú no has enviado

Detectar que alguien ha accedido a tu cuenta de WhatsApp sin tu permiso puede ser una situación muy incómoda y preocupante. Una de las primeras señales que pueden indicar que algo no está bien es si ves mensajes en chats individuales o grupos que tú no has enviado. Si detectas esta situación, es recomendable empezar a sospechar que alguien ha accedido a tu móvil o ha enviado mensajes haciéndose pasar por ti sin tu consentimiento.

Si no recuerdas haber enviado ciertos mensajes, especialmente si son ofensivos o contienen información confidencial, es importante que tomes medidas y precauciones. Lo primero que debes hacer es verificar quién puede tener acceso a la clave de tu smartphone o, peor aún, si no tienes ningún método de bloqueo con el que se tiene que desbloquear la pantalla del smartphone. Es fundamental que mantengas tus dispositivos móviles protegidos con contraseñas fuertes y actualizadas regularmente.

Otra señal de alerta es si ves fotografías o archivos que no te suenan de nada. Esto podría indicar que alguien ha accedido a tus archivos personales o ha enviado información en tu nombre. En caso de que esto suceda, es recomendable tomar medidas y cambiar las contraseñas de tus cuentas de redes sociales y correo electrónico.

 

Cambios en tus datos

Cambios en la fotografía que tenías de perfil, en la frase de estado de WhatsApp o en el nombre que tienes puesto. Si tú no lo has cambiado y se han modificado, puede que alguien intente robar tu cuenta o haya indicios de que lo están intentando. Por lo que será otro factor clave que no deberemos dejar pasar nunca.

Es posible que no te acuerdes de haber cambiado la foto o simplemente que hayas cambiado tu teléfono y se haya quitado la foto de perfil que mostrabas, pero observa este tipo de comportamientos para detectar posibles robos de cuenta o posibles peligros. También puedes estar atento si tienes nuevos stickers o si de repente han creado un avatar diferente al tuyo. Las últimas actualizaciones de WhatsApp incluyen el famoso avatar personalizable de Meta. Así que es posible que lo hayan modificado o que lo hayan creado (si no teníamos ya uno).

 

Mensaje de verificación

Si tú no has desinstalado WhatsApp y vuelto a instalar, pero te llega un SMS con un código de verificación será porque alguien está intentando acceder a tu cuenta en tu teléfono móvil sin tu permiso. En ese caso, nunca digas a nadie este código.

Nunca y bajo ningún concepto debemos dar el código de verificación de WhatsApp a nadie ni debemos introducirlo en ninguna aplicación que nos lo pida salvo en la aplicación oficial. Tampoco en aplicaciones que nos añadan funciones como cambiar las letras de color o guardar los estados. Nunca debes darlo a nadie porque le darás acceso a todos tus datos, tus chats, etc. Por lo que, habrá que tener mucho cuidado en todo momento con el mensaje de verificación. Es por esto mismo, por lo que os recomendamos utilizar un método de verificación en dos pasos, algo que os explicaremos más adelante.

whatsapp hackeado

 

Estás en línea

Si otras personas te anuncian de que estabas en línea a cierta hora o momento en la que es imposible que estuvieras, empieza a sospechar que alguien puede estar utilizando tu cuenta o espiándote. Esto sucede cuando alguien tiene acceso a tu WhatsApp y se pone a leer tus conversaciones o hacer lo que quiera con ella. Si tienes acceso a otro móvil y alguien te avisa, compruébalo desde este otro número, ya que desde tu cuenta no podrás comprobarlo ya que si accedes aparecerás en línea. Mientras haces esta comprobación no abras tu WhatsApp.

Puede ser que unos minutos después de conectarte sigas apareciendo en línea porque el sistema va más lento de lo habitual, pero si sucede a horas en las que no estás, mucho tiempo después de cerrar la app o en situaciones en las que es imposible que seas tú probablemente alguien está accediendo a tu cuenta.

También puede ser que nos hayan desactivado la opción de ver nuestra actividad «en línea». Las últimas actualizaciones de la app permiten que eliminemos, tanto para nosotros como para los demás, la visualización de «en línea». Si te has metido en otro móvil y no apareces conectado, es posible que alguien haya modificado esa opción por ti.

 

Notificaciones

Si alguien intenta entrar a tu WhatsApp desde WhatsApp web o desde una aplicación espía, lo más probable es que la app te avise de la situación si tienes activadas las notificaciones. Comprueba que están todas activadas y si te llega una notificación cuando no has sido tú es probable que otra persona esté usándolo. Recuerda revisar las notificaciones para comprobar que te avisarán.

Para mayor seguridad, ve al apartado de Notificaciones de los Ajustes de tu teléfono y actívalas todas. O al menos las más importantes. Las de pantalla de bloqueo, flotantes, icono y ve a las de WhatsApp para comprobar que todo está bien. Si ves algo extraño, como las notificaciones de un chat en concreto desactivadas, puedes sospechar que la persona es esa o alguien que no quiere que veas los mensajes de esta persona.

Incluso, es probable que nos hayan archivado algunos chats sin saberlo. Esto es habitual cuando no quieren que nos lleguen notificaciones mientras están usando nuestra cuenta para otro tipo de fines. Los chats archivados quedan en un segundo plano y no llega ninguna notificación. Por lo que tendríamos que meternos en el apartado de «archivados» para ver si alguien nos ha escrito.

 

Tu móvil va más lento de lo normal

Puede que se deba a otras causas, pero si tienes sospechas de que alguien te podría espiar y además tu móvil va más lento de lo habitual, se le acaba antes la batería, consume más datos o presenta un estado anormal, puede que alguien haya activado software espía o te esté espiando de alguna manera. Te comentaremos las formas que tienes de comprobarlo.

Si ves aplicaciones desconocidas, deshazte de ellas. No obstante, no temas, nadie puede colarte un virus por un simple mensaje que recibas. No hay forma de que la cuenta pueda ser pirateada respondiendo a un mensaje de texto o una llamada telefónica en WhatsApp. Si creemos que hay un mensaje o correo no deseado que no nos incumbe, no lo envíes. Aparte de eso, si conoces a la persona que nos envió ese mensaje, podemos responderle. A menos le avisaremos de que está mandando mensajes raros sin ser consciente.

 

Dispositivos conectados

Como puedes tener conectados cuatro dispositivos sin tener que mantener tu teléfono conectado, puede que alguien haya aprovechado que accedía a tu teléfono para vincular una aplicación, WhatsApp Web en su navegador o le haya dado acceso a uno de sus dispositivos para espiarte. Si aparece alguno y no has vinculado alguno, probablemente estén espiándote. Si has vinculado uno o más, pero hay alguno que no conoces, lo mejor es que cierres los que no conoces o todos para asegurarte. Podrás volver a usarlos cuando lo necesites, ya que vincularlos se hace en muy poco tiempo (en dispositivos vinculados dando a vincular dispositivo y leyendo el código QR que te aparece en el otro.

Desde 2022 debemos tener en cuenta que los dispositivos vinculados ya no solo dependen de que nuestro teléfono móvil esté encendido o con cobertura así que es posible que alguien esté usando tu WhatsApp incluso si tu móvil lleva días apagado. Cuando veas los dispositivos vinculados bastará con cerrar sesión en el que creas que está siendo utilizado para leer tus conversaciones, pero fíjate primero en la sesión y la hora porque te dará pistas sobre quién lo está usando, cómo, por qué.

dispositivos vinculados whatsapp

 

Otros cambios

Si todo lo anterior es demasiado evidente, también hay otros cambios que nos alertan de que nuestra cuenta ha podido ser hackeada. Por ejemplo, es probable que los mensajes se marquen como leídos. Si nuestros amigos o contactos nos informan de que los mensajes han sido marcados como leídos, pero tú no los has leído, podría ser un indicio de que alguien está accediendo a tu cuenta.

Si aparecen nuevos contactos o grupos en tu cuenta de WhatsApp sin que los hayas agregado, es posible que alguien haya accedido a tu cuenta y haya agregado contactos o grupos. Por ende, es probable recibir mensajes de personas que no conoces y que no has agregado, es posible que alguien haya accedido a tu cuenta y esté enviando mensajes a tus contactos. En definitiva, debemos estar alerta a la hora de detectar cualquier posible cambio que afecte a nuestra cuenta de usuario y que no estemos 100% seguros de que lo hayamos realizado nosotros. Especialmente si es reincidente.

 

Motivos para hackear WhatsApp

Las razones por las que un hacker pueda querer hackear nuestra cuenta de WhatsApp pueden ser muy variadas, pero el objetivo más frecuente es la suplantación de identidad, sobre todo para robar dinero.

Alguien puede descargar nuestra foto de perfil, ponerla en su teléfono, poner el mismo estado, y hacerse pasar por nosotros para, por ejemplo, pedirle dinero a algún familiar del afectado. Y lo peor de todo es que esta estafa se puede llevar a cabo sin vulnerar la seguridad del dispositivo, a diferencia de la suplantación de identidad que sí pasa por el robo de la línea telefónica o los códigos de seguridad.

En este segundo caso, alguien puede descargar WhatsApp en su teléfono, registra el número del afectado y solicitarle el código de registro haciéndose pasar por equipos de seguridad de WhatsApp, o mediante links en los que solicitan dichos códigos. Una vez que el hacker dispongo de estos códigos, la cuenta de WhatsApp quedaría registrada en el teléfono del hacker con acceso completo.

Otro de los hackeos más conocidos de los últimos tiempos son los crashers. Se trata de códigos incrustados en mensajes de WhatsApp que las víctimas podían presionar como si fuera un botón, dejando el dispositivo vulnerable, lo cual generaba ralentizaciones y colapso en la aplicación.

Por suerte, del mismo modo que avanzan los cibercrímenes, también avanzan las medidas para protegernos de estos, y muchos de los problemas se llegan a solucionar con actualizaciones de seguridad del propio WhatsApp.

 

¿Cómo pueden hackearnos o espiarnos?

Por suerte existen formas de saber si tu cuenta del servicio ha sido hackeada y en las siguientes líneas quiero hablar de las formas de hackeo más conocidas (aunque algunas son imposibles hoy en día, pero todavía muchas personas creen que es posible) y cómo solucionarlas.

 

WhatsApp Web

WhatsApp Web es quizá la forma más sencilla de “hackear” o espiar una cuenta del servicio, así que también es el método más utilizado. No es un hackeo complejo porque basta con que dejes abierta la sesión en un ordenador público para que alguien entre a leer tus conversaciones así que debes tener especial cuidado en este caso, cerrarlo de forma manual o de forma remota siempre que te acuerdes. Si dejas tu sesión vinculada a otro dispositivo, otra persona podrá llegar después y usar la aplicación de mensajería con total normalidad.

El motivo es que realizar la conexión es algo muy rápido, el espía solo necesita tener acceso al móvil durante unos segundos para leer el código QR e iniciar sesión. Una vez iniciada la sesión se podrá conectar siempre que quiera y tú no recibirás ninguna notificación de que tiene la sesión abierta.

WhatsApp Web

Si estás en esta situación, hay algunas cosas que te pueden dar pistas. Por ejemplo, que sepas que has recibido un mensaje y no lo has leído, pero que aparezca como leído (si abre la conversación en WhatsApp Web también aparecerá como leído en el móvil). Una vez hecho esto el hacker dejará de tener acceso a tus conversaciones y también dejará de recibir nuevos mensajes. Además, no podrá volver a iniciar sesión salvo que vuelva a tener un momento a solas con tu dispositivo. En ese caso, es importante conocer cómo cerrar nuestras sesiones abiertas en WhatsApp: Para ello, esto es lo que debemos hacer es:

  • Ve a WhatsApp.
  • Pulsa en los tres puntos de la esquina superior derecha.
  • Elige Dispositivos vinculados.
  • Pulsa en “Cerrar todas las sesiones” o una por una.

De esta manera, conseguirás eliminar todas las sesiones abiertas en WhatsApp que hayas dejado en cualquier ordenador. Con esto, te asegurarás de que nadie pueda llegar a tener acceso a tu cuenta de la app de mensajería instantánea y que no solo no pueden leer los diferentes chats individuales y grupales de la cuenta, sino que no podrán hacerse pasar por ti.

 

Uso de redes Wi-Fi públicas

Las redes Wi-Fi públicas no seguras y son un posible punto de acceso para los hackers que intentan acceder a cuentas de WhatsApp y a otra información personal. Cuando te conectas a una red Wi-Fi pública, es posible que tus comunicaciones no estén cifradas, lo que significa que cualquier persona que esté conectada a la misma red podría interceptarlas y obtener acceso a tu información.

Además, los hackers pueden configurar redes Wi-Fi falsas que parecen seguras, pero que en realidad están diseñadas para capturar información. Esto se conoce como un «punto de acceso falso» o «phishing de Wi-Fi». Si te conectas a uno de estos puntos de acceso falsos, el hacker podría capturar tus datos de inicio de sesión y obtener acceso a tu cuenta de WhatsApp.

 

Duplicar la cuenta en dos móviles

Con las medidas de seguridad que WhatsApp tiene actualmente puedes estar tranquilo, esto no pasará. Cuando activas el servicio en un móvil debes confirmar la activación con un código que recibes por SMS en el número de teléfono asociado a la cuenta. Además, al hacer la activación el dispositivo en el que estaba funcionando anteriormente dejará de estar operativo, por lo que no recibirá nuevos mensajes y llegarán únicamente al móvil en el que acabas de activarlo.

De todas formas, si te llega un mensaje «No se pudo verificar este teléfono porque se ha registrado tu número de teléfono en otro dispositivo» es porque alguien ha intentado hacerlo. Aunque puedes poner dos cuentas de WhatsApp en tu móvil, no podrás tener la misma cuenta en dos a menos que sea por medio de WhatsApp o con webs de clonar.

 

Con apps para clonar WhatsApp

Con aplicaciones para clonar el WhatsApp, con las que puedes copiar una cuenta en otro dispositivo. Aunque podría plantearse de manera legal para que puedas utilizar la app de mensajería en dos móviles tuyos, alguien puede usarla con otros fines. Hay aplicaciones tipo WhatsClone o con nombre similar que ejercen esta función y que no necesitan instalar nada en tu móvil. Basta con verificar el dispositivo de la otra persona en donde lo instale, por lo que más allá de ver si tienes instalado tendrás que comprobar los dispositivos desde los que «accedes» o si ves algún movimiento sospechoso.

Lo mejor es que lo compruebes en WhatsApp (en dispositivos conectados) porque si la otra persona ha tenido tiempo ha podido desactivar estas notificaciones para que no te llegue el aviso de que alguien se ha conectado con WhatsApp Web. Esta verificación no falla y apenas nos llevará unos segundos configurarlo desde los ajustes de la aplicación siguiendo los pasos anteriores.

whatsclone

 

Software espía

Existen algunas aplicaciones que se instalan en dispositivo Android y iPhone y son capaces de mostrar todas las conversaciones de WhatsApp a otra persona de forma remota. Son las famosas apps espía e igual que ocurre con WhatsApp Web es necesario que el hacker tenga acceso físico al dispositivo, en este caso durante más tiempo que con la otra opción, ya que tiene que instalar el software. No son recomendables, pero puede que alguien lo haya utilizado para leer tus conversaciones…

Además, en el caso de iOS algunas de estas aplicaciones también requieren de acceso a la cuenta de iCloud y que estén los backups en la nube activos, ya que realmente cogen la información de las copias de seguridad y no lo hacen en tiempo real.

Software espíaUna vez instaladas en el dispositivo, estas aplicaciones son capaces de transmitir toda la información del terminal a un panel que el atacante puede utilizar para ver toda la información que quiera. Conversaciones de WhatsApp, llamadas, fotos, incluso un registro de todas las pulsaciones en el teclado.

Este tipo de software es bastante difícil de detectar. Algunas pruebas de que puede estar instalado en tu dispositivo es que se caliente demasiado cuando no lo estás utilizando, que de pronto el consumo de batería aumente de forma alarmante o incluso que el consumo de datos móviles suba sin un motivo aparente.

notificaciones whatsapp

Si sospechas que puedes tener un software de este tipo en tu móvil, la forma más efectiva y rápida de librarse de él es restaurar el dispositivo a estado de fábrica y configurarlo como nuevo. Si después de todas estas comprobaciones podemos confirmar que alguien nos ha hackeado la cuenta, lo que tendremos que hacer es tratar de recuperarla lo antes posible.

 

Qué hacer si nos han hackeado la cuenta

Si todo confirma nuestras sospechas y finalmente alguien nos ha robado o hackeado la cuenta de WhatsApp, esto es lo que deberíamos hacer para evitar mayores problemas:

  • Bloquear la tarjeta SIM

Lo primero que debemos hacer nada más darnos cuenta de que nos han robado nuestra cuenta de WhatsApp es informar a nuestro operador de la situación y solicitar el bloqueo de la tarjeta SIM. De esta forma, la tarjeta quedará inoperativa y ya nadie podrá hacer uso de WhatsApp con esa misma tarjeta. Pero cuidado porque hay algunas tarjetas que no se desactivan automáticamente, por ejemplo, algunas de prepago, por lo que si la has perdido o te la han robado y la das de baja pueden seguir teniendo acceso, aunque no es lo más habitual.

  • Solicitar el bloqueo de la cuenta de WhatsApp

Otra recomendación es informar al propio WhatsApp de la situación y solicitar que nos bloqueen dicha cuenta. Debemos saber que bloquear la cuenta de la app no implica que se borre toda la información asociada a ella, además, lo mensajes pendientes de ser enviados permanecen a la espera durante 30 días, por lo que los recibiremos una vez hayamos establecido nuestra cuenta de WhatsApp.

  • Reinstalar WhatsApp en otro dispositivo con el mismo número

Pedimos un duplicado de la tarjeta SIM a nuestro operador para seguir usando el mismo número de teléfono y a continuación, instalaremos WhatsApp de nuevo asociado a nuestro número con la nueva SIM en otro dispositivo. Así podremos seguir usando el mismo número y recuperar los mensajes que nuestros contactos nos habían enviado durante el periodo de tiempo que hemos tenido nuestra cuenta bloqueada. Es mejor que la anterior opción de bloquear la SIM porque es más seguro para quitar a otra persona de tu WhatsApp si lo ha activado.

  • No cerrar la sesión

Aunque puede parecer un poco extraño, uno de los métodos que más utilizan los piratas informáticos son los códigos de verificación para bloquear la cuenta y poder acceder. Esta acción funciona porque WhatsApp solo permite que se envíen cierta cantidad de códigos de verificación a la vez. Cuando el hacker utilice todos los intentos, tendremos que esperar 12 horas para recibir otro código. Sin embargo, el hacker puede obtener más códigos que nosotros e iniciar sesión en la cuenta. Por lo tanto, nos acabará bloqueando la cuenta.

Si recibimos varios mensajes de texto de WhatsApp con códigos de verificación, es mejor ignorarlos. Se recomienda continuar usando la aplicación como lo haríamos normalmente.

whatsapp hackeado

 

Mejora la privacidad y seguridad

Hay algunos trucos que pueden evitar hackeos. No nos van a garantizar que nadie nos espíe, pero sí podemos evitar que esto pase en la mayoría de los casos. Más allá del sentido común (no decir a nadie la contraseña ni dar el código de verificación) y de proteger el chat en WhatsApp Web, hay otros trucos.

 

Comprueba las sesiones iniciadas y ciérralas

A medida que la versión de WhatsApp de escritorio se ha convertido en un una solución cada vez más utilizada tanto para particulares como entre empresas, cada vez son más los usuarios que únicamente utilizan esta versión en vez del teléfono móvil. Sin embargo, este creciente uso también contempla algunos riesgos. Como, por ejemplo, la posibilidad de que dejemos la sesión abierta olvidada y cualquiera pueda entrar y acceder a nuestras conversaciones anteriores. Por este motivo, es muy importante cerrarla y tenerla siempre bajo control. Borra todas las sesiones en las que hayas abierto sesión en ordenadores o en WhatsApp Web. Ve a la aplicación de mensajería, toca en los tres puntos de la esquina superior derecha y ve a la opción “Dispositivos vinculado”. Aquí podrás ver todos los dispositivos en los que está iniciada tu sesión.

  • Abre WhatsApp.
  • Toca en los tres puntos de la esquina superior derecha.
  • Ve al apartado Dispositivos vinculados (antes aquí veíamos WhatsApp Web).
  • Abre dicho apartado.
  • Verás la lista de todas las sesiones activas y cuándo.
  • Puedes ir tocando una a una para eliminarlas. Sabrás en qué dispositivo y con qué sistema operativo o desde qué hora está abierta la sesión. Cierra todas de forma habitual.

Dispositivos.jpg

 

Activa la verificación en dos pasos

Una vez que hemos seguido los pasos anteriores debemos añadir una medida de prevención importante para evitar nuevos hackeos. Esto es algo que también debemos hacer independientemente de que nos hayan hackeado o no, ya que cuando hablamos de privacidad toda precaución es poca.

Esta medida es activar la verificación en dos pasos, algo que protege el registro de tu número de teléfono en otro teléfono al requerir de un código PIN que se envía al móvil asociado a la cuenta para poder iniciar sesión. Se ha convertio en una de las barreras de entrada más eficientes que podemos encontrar actualmente, siendo cada vez más el número de aplicaciones que la incorporan. Para activarla, solo tienes que acceder a los ajustes de WhatsApp siguiendo esta serie de pasos:

  • Ve a la app de mensajería de tu smartphone.
  • Luego, accede al apartado «Configuración».
  • Una vez aquí, toca sobre la opción de «Cuenta» y «Verificación en dos pasos«.
  • Por último, pulsa en la opción «Activar» e ingresa un PIN de seis dígitos que se te pedirá para iniciar sesión en la aplicación móvil de WhatsApp cuando lo hagas por primera vez y un correo electrónico.
  • Puedes desactivarla siguiendo estos pasos o cambiar el PIN y el correo electrónico introducido siempre que lo necesites.

WhatsApp-dos-pasos.jpg

 

Protege tu teléfono

Es básico y permitirá que nadie entre a tu WhatsApp salvo que tú lo quieras. Cuanto más protejas el teléfono mejor estará protegida tu aplicación de WhatsApp. Además, también puedes proteger WhatsApp con huella dactilar independientemente del bloqueo que tengas en la pantalla del móvil. Esto hará que haga falta la huella o el iris para acceder al teléfono, pero también para acceder a la app cuando esté desbloqueado.

  • Ve a WhatsApp
  • Pulsa en los tres puntos de la esquina superior derecha
  • Accede a Ajustes
  • Ve a Cuenta
  • Elige Privacidad
  • Ve a Bloqueo con huella dactilar
  • Activa la opción
  • Sigue las instrucciones y coloca el dedo en la huella para activarla

Una vez aquí, tendremos varias opciones para elegir cada cuánto se bloquea el chat.

  • Inmediatamente (en cuanto lo cierres)
  • Después de un minuto
  • Después de treinta minutos

Y un último botón donde podemos elegir si quieres que haya una vista previa del remitente y del texto en las notificaciones de nuevos mensajes o si quieres que no se vean en la ventana de notificación. La segunda opción nos permitirá estar mucho más protegidos si no queremos que nadie nos lea los mensajes.

proteger-tu-cuenta-de-WhatsApp-Bloqueo-con-huella.jpg

 

Bloquea la versión de escritorio de WhatsApp

Pese a que esta solución no es tan conocida como el resto de las que hemos mencionado en el presente artículo, la realidad es que WhastApp ha hecho importantes avances en materia de seguridad durante los últimos años que nos permiten poder equiparar la seguridad que tenemos en nuestro dispositivo móvil, pero en nuestra cuenta de escritorio. Para poder bloquear nuestro WhatsApp con una contraseña, lo único que tenemos que hacer es acceder a nuestro perfil y hacer clic en la pestaña de configuración y, acto seguido, ir a Privacidad. Dentro de esta pestaña vamos a poder acceder al menú de configurar con contraseña nuestro perfil.

Haciendo clic sobre él, cada vez que iniciemos sesión y dejemos nuestra pestaña sin utilizar durante un tiempo determinado, deberemos introducir una contraseña que habremos definido previamente. Si activamos esta opción, vamos a evitar que cualquiera pueda manipular nuestra cuenta de WhatsApp en nuestro ordenador mientras nosotros estamos haciendo cualquier otra cosa. Añadiendo una capa de protección que evitará que puedan hackear nuestra cuenta con tanta facilidad como lo harían con cualquier otro método.

¡Sé el primero en comentar!