Descubre si te han hackeado o espían el WhatsApp con estos métodos

Tutoriales

Hace no mucho tiempo WhatsApp era una auténtica perla para los hackers y los que querían espiar conversaciones. El servicio no utilizaba ningún tipo de encriptado y los mensajes viajaban a través de Internet libremente, por lo que cualquier persona podría utilizar una herramienta para capturar tráfico y ver todas las conversaciones de las personas conectadas a la misma red WiFi.

En la actualidad esto ha cambiado bastante. En WhatsApp se han puesto las pilas y han incorporado diferentes medidas de seguridad extra; siendo las más destacables la verificación en dos pasos y también el cifrado punto a punto de todas las conversaciones. Gracias a esto hoy en día es más complejo hackear WhatsApp, aunque por supuesto siempre existe la posibilidad de ser hackeado, exactamente igual que ocurre con cualquier otro software existente en el mundo.

Cómo saber si te han hackeado WhatsApp

En el caso de WhatsApp a muchas personas les gustaría poder hackear la cuenta de otras personas para poder leer sus conversaciones. Además, también pueden surgir intereses en hacerse pasar por ti a través de la app de mensajería.

Métodos para saber si te han hackeado la cuenta de WhatsApp

Por suerte existen formas de saber si tu cuenta del servicio ha sido hackeada y en las siguientes líneas quiero hablar de las formas de hackeo más conocidas (aunque algunas son imposibles hoy en día, pero todavía muchas personas creen que es posible) y cómo solucionarlas.

WhatsApp Web

WhatsApp Web

WhatsApp Web es quizá la forma más sencilla de “hackear” o espiar una cuenta del servicio, así que también es el método más utilizado.

El motivo es que realizar la conexión es algo muy rápido, el espía solo necesita tener acceso al móvil durante unos segundos para leer el código QR e iniciar sesión. Una vez iniciada la sesión se podrá conectar siempre que quiera y tu no recibirás ninguna notificación de que tiene la sesión abierta.

Si estás en esta situación hay algunas cosas que te pueden dar pistas. Por ejemplo, que sepas que has recibido un mensaje y no lo has leído pero que aparezca como leído (si abre la conversación en WhatsApp Web también aparecerá como leído en el móvil).

Si sospechas que alguien puede estar espiándote utilizando este método lo más efectivo es acceder a la pestaña de Configuración de WhatsApp y después acceder al apartado WhatsApp Web/Escritorio. Una vez dentro verás todas las sesiones que han sido iniciadas en el servicio y si ves alguna que no debería estar no tienes más que cerrarla o directamente cerrarlas todas y después abrir solo las que necesites.

Una vez hecho esto el hacker dejará de tener acceso a tus conversaciones y también dejará de recibir nuevos mensajes. Además, no podrá volver a iniciar sesión salvo que vuelva a tener un momento a solas con tu dispositivo.

Duplicar la cuenta en dos móviles

Activar WhatsApp

Con las medidas de seguridad que WhatsApp tiene actualmente puedes estar tranquilo, esto no pasará.

Cuando activas el servicio en un móvil debes confirmar la activación con un código que recibes por SMS en el número de teléfono asociado a la cuenta. Además, al hacer la activación el dispositivo en el que estaba funcionando anteriormente dejará de estar operativo, por lo que no recibirá nuevos mensajes y llegarán únicamente al móvil en el que acabas de activarlo.

Software espia

Software espía

Existen algunas aplicaciones que se instalan en dispositivo Android y iPhone y son capaces de mostrar todas las conversaciones de WhatsApp a otra persona de forma remota. Son las famosas apps espía e igual que ocurre con WhatsApp Web es necesario que el hacker tenga acceso físico al dispositivo, en este caso durante más tiempo que con la otra opción, ya que tiene que instalar el software.

Además, en el caso de iOS algunas de estas aplicaciones también requieren de acceso a la cuenta de iCloud y que estén los backups en la nube activos, ya que realmente cogen la información de las copias de seguridad y no lo hacen en tiempo real.

Una vez instaladas en el dispositivo, estas aplicaciones son capaces de transmitir toda la información del terminal a un panel que el atacante puede utilizar para ver toda la información que quiera. Conversaciones de WhatsApp, llamadas, fotos, incluso un registro de todas las pulsaciones en el teclado.

Este tipo de software es bastante difícil de detectar. Algunas pruebas de que puede estar instalado en tu dispositivo es que se caliente demasiado cuando no lo estás utilizando, que de pronto el consumo de batería aumente de forma alarmante o incluso que el consumo de datos móviles suba sin un motivo aparente.

Si sospechas que puedes tener un software de este tipo en tu móvil, la forma más efectiva y rápida de librarse de él es restaurar el dispositivo a estado de fábrica y configurarlo como nuevo.

Escrito por Manu Iglesias

Fuente > ADSLZone