Cómo poner contraseña a un USB

Cómo poner contraseña a un USB

José L. Ortega

Quizás no lo sepáis, pero es posible poner contraseñas a dispositivos USB. Una medida de seguridad que puede ayudarnos si transportamos documentos personales o archivos importantes en dichas unidades, evitando así que nadie, sin la contraseña adecuada, pueda acceder a ellos.

Es una medida especialmente útil para evitar disgustos en caso de pérdida del aparato, ya sea por pérdida o para evitar miradas indiscretas. Prácticamente todos los sistemas operativos dan la opción de cifrarlos para que queden protegidos por una contraseña a elección del consumidor.

Cómo poner una contraseña a un USB con Windows

La mejor opción para poner contraseña a pendrives -o cualquier unidad externa- con Windows es Bitlocker, una herramienta de Microsoft preinstalada en prácticamente todas las versiones de su sistema operativo. Si no lo tenéis en vuestro equipo, podéis acceder a su página de descarga para haceros con la versión correspondiente -de 32 o de 64 bits-.

Una vez con Bitlocker instalado, hay que activarlo desde la carpeta «Este Equipo», que es donde se encuentran todas las unidades de almacenamiento. Una vez ahí, solo queda pulsar el botón derecho y elegir la opción Activar Bitlocker.

A partir de ahí, se iniciará un sencillo proceso en el que básicamente tendremos que seguir los pasos. Nos aparecerá la opción «Usar una contraseña para desbloquear la unidad», y a continuación tendremos que escribir dos veces la clave para confirmarla.

Entonces, Windows generará una clave de recuperación en el caso de que la olvides, dejándote escoger si la guarda en tu cuenta de Microsoft o imprimirla.

Después, el sistema te pedirá escoger entre un cifrado más rápido y uno lento. La diferencia es que la lenta cifrará también los datos que hayas borrado pero sean recuperables. Hay que tener en cuenta que cifrar archivos es una medida de seguridad que sirve para que no puedan ser leídos aunque alguien acceda a los documentos.

Después, solo queda elegir el Modo de Cifrado. Siendo un USB, la opción que tenemos que escoger es la del Modo Compatible, ya que así se nos permitirá utilizar el pendrive en otros sistemas con Windows.

Tras unos simples pasos más, el sistema hace repaso de nuestras decisiones para asegurarnos de haber elegido las opciones correctas antes de aceptar y que de comienzo el cifrado.

Una vez pulsemos Confirmar, se iniciará el proceso y, cada vez que utilicemos el dispositivo USB, se nos pedirá la contraseña que hayamos determinado a lo largo de este proceso.

Esta metodología no es la única válida para proteger con contraseña un USB a través de Windows. Hay otros programas como los que mostramos más abajo a los que podemos acudir para proteger nuestras memorias USB con contraseña.

Poner una contraseña a un USB con macOS o Linux

Poner contraseña a un USB con un Mac es mucho más fácil. Basta con conectar al equipo una unidad formateada y pulsar el botón derecho sobre su icono del escritorio. Tras eso, seleccionamos la opción «Encriptar» para añadir la contraseña que queramos para proteger el dispositivo y ya tendremos la unidad de memoria protegida.

Para poner contraseña a un USB en Linux tenemos que hacer algo muy similar a lo que acabamos de indicar en el sistema operativo de Apple. Lo primero será conectar el dispositivo a uno de los puertos USB del ordenador y a continuación, hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre la unidad de la memoria y seleccionamos la opción Formatear volumen. Justo antes del formateo, podemos indicar la contraseña con la que queremos protegerla.

Herramientas de terceros

VeraCrypt

Es una herramienta compatible con Windows, macOS y Linux, por lo que podremos usarla independientemente del sistema que tengamos en nuestro equipo para proteger una memoria USB o cualquier otro dispositivo de almacenamiento externo con contraseña.

Su funcionamiento es realmente sencillo, abrimos la herramienta hacemos clic en Crear Volumen y a continuación seleccionamos la opción Cifrar partición/unidad secundaria. Esto nos abrirá una ventana emergente que nos pedirá permiso para el cifrado y podremos establecer la contraseña de acceso. Descargar VeraCript

RoHos Mini Drive

RoHos Mini Drive es un programa compatible con el sistema operativo de Microsoft que también nos ofrece la posibilidad de cifrar una unidad USB y establecer una contraseña para proteger los datos almacenados en ella. Aunque el proceso suele ser rápido, lo cierto es que tardará más o menos en función de la cantidad de datos almacenados en la memoria. Puedes descargar Rohos Mini Drive desde este mismo enlace.

USB Safeguard

Es otra de las herramientas más populares y utilizadas para proteger memorias USB. Lo cierto es que la interfaz no es muy moderna que digamos, pero su funcionamiento es impecable. Podemos descargar USB Safeguard de forma totalmente gratuita, pero la versión freemium ofrece algunas limitaciones como la capacidad máxima de nuestra memoria, que en este caso no podrá superar los 4 GB. Si necesitamos añadir una contraseña a una memoria de mayor capacidad, tendremos que optar por la versión Premium o buscar otra alternativa que nos permita proteger memorias de mayor tamaño sin problema.

Una de las funciones interesantes de USB Safeguard es que permite enviar un recordatorio en el caso de que se nos olvide la contraseña.