Cómo poner contraseña a un USB

Cómo poner contraseña a un USB

José L. Ortega

Quizás no lo sepáis, pero es posible poner contraseñas a dispositivos USB. Una medida de seguridad que puede ayudarnos si transportamos documentos personales o archivos importantes en dichas unidades, evitando así que nadie, sin la contraseña adecuada, pueda acceder a ellos.

Es una medida especialmente útil para evitar disgustos en caso de pérdida del aparato, ya sea por pérdida o para evitar miradas indiscretas. Prácticamente todos los sistemas operativos dan la opción de cifrarlos para que queden protegidos por una contraseña a elección del consumidor.

En Windows

La mejor opción para poner contraseña a pendrives -o cualquier unidad externa- con Windows es Bitlocker, una herramienta de Microsoft preinstalada en prácticamente todas las versiones de su sistema operativo. Si no lo tenéis en vuestro equipo, podéis acceder a su página de descarga para haceros con la versión correspondiente -de 32 o de 64 bits-.

Una vez con Bitlocker instalado, hay que activarlo desde la carpeta «Este Equipo», que es donde se encuentran todas las unidades de almacenamiento. Una vez ahí, solo queda pulsar el botón derecho y elegir la opción Activar Bitlocker.

A partir de ahí, se iniciará un sencillo proceso en el que básicamente tendremos que seguir los pasos. Nos aparecerá la opción «Usar una contraseña para desbloquear la unidad», y a continuación tendremos que escribir dos veces la clave para confirmarla.

Entonces, Windows generará una clave de recuperación en el caso de que la olvides, dejándote escoger si la guarda en tu cuenta de Microsoft o imprimirla.

Después, el sistema te pedirá escoger entre un cifrado más rápido y uno lento. La diferencia es que la lenta cifrará también los datos que hayas borrado, pero sean recuperables. Hay que tener en cuenta que cifrar archivos es una medida de seguridad que sirve para que no puedan ser leídos, aunque alguien acceda a los documentos.

Después, solo queda elegir el Modo de Cifrado. Siendo un USB, la opción que tenemos que escoger es la del Modo Compatible, ya que así se nos permitirá utilizar el pendrive en otros sistemas con Windows.

Tras unos simples pasos más, el sistema hace repaso de nuestras decisiones para asegurarnos de haber elegido las opciones correctas antes de aceptar y que dé comienzo el cifrado.

Una vez pulsemos Confirmar, se iniciará el proceso y, cada vez que utilicemos el dispositivo USB, se nos pedirá la contraseña que hayamos determinado a lo largo de este proceso.

Esta metodología no es la única válida para proteger con contraseña un USB a través de Windows. Hay otros programas como los que mostramos más abajo a los que podemos acudir para proteger nuestras memorias USB con contraseña.

En macOS o Linux

La herramienta FileVault te facilita el proceso si la tienes activada en la sección Filevault dentro de Seguridad y Privacidad en las Preferencias del sistema. Poner contraseña a un USB con un Mac es mucho más fácil. Basta con conectar al equipo una unidad formateada y pulsar el botón derecho sobre su icono del escritorio. Tras eso, seleccionamos la opción «Encriptar» para añadir la contraseña que queramos para proteger el dispositivo y ya tendremos la unidad de memoria protegida. La opción FileVault es un sistema de encriptación automática que necesitará de la contraseña de inicio de sesión o de la clave generada automáticamente por el sistema para la recuperación y acceso a la información de la unidad externa. Si perdemos y olvidamos alguna de estas dos claves perderemos la información del pendrive.

Si quieres utilizar la herramienta nativa Utilidad de Discos que ofrece la marca de la manzana es un poco más engorroso. Este es el proceso para asignar una contraseña a un pendrive USB con Mac OS:

  • Abre la aplicación nativa Utilidad de Discos.
  • Selecciona en el lateral izquierdo el dispositivo.
  • Pulsa en Borrar para formatearlo, recuerda copiar la información en otro lugar para no perderla.
  • En el desplegable Esquema elige Mapa de particiones GUID.
  • En el desplegable Formato elige una de las opciones que incluya la palabra «encriptado«.
  • Introduce la contraseña y pulsa en Seleccionar para seguir el proceso habitual de formateo.

En el caso de Mac OS tendrás que introducir la contraseña cada vez que accedas al dispositivo, una vez conectado no es necesario introducirla de nuevo para acceder a la información que contenga. Por motivos de seguridad, cuando utilices dispositivos de memoria externos, no podrás conectarlos a la base Airport para sincronizarlos con la copia de seguridad de Time Machine.

encriptar usb en mac os

Para poner contraseña a un USB en Linux tenemos que hacer algo muy similar a lo que acabamos de indicar en el sistema operativo de Apple. Lo primero será conectar el dispositivo a uno de los puertos USB del ordenador y a continuación, hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre la unidad de la memoria y seleccionamos la opción Formatear volumen. Justo antes del formateo, podemos indicar la contraseña con la que queremos protegerla.

En el momento de elegir dar el formato al volumen tendremos que seguir con la configuración del formateo. Es necesario eliminar todo el contenido para dar un nuevo formato con contraseña. Para ello haremos clic en Borrar para elegir Sobreescribir los datos existentes con ceros y después pulsaremos en Tipo y marcaremos la opción Cifrado, que es compatible con LUKS + Ext4. Después de esta configuración se abrirán dos ventanas emergentes para escribir la contraseña y confirmarla, solo nos queda darle nombre al volumen para iniciar el proceso de formateo. Es importante elegir una contraseña que se considere guerte, que sea larga y tenga caracteres de diferente tipo. Según vayamos escribiendo la nueva contraseña nos aparecerá un indicador de robustez de la clave, a medida que añadamos digitos veremos que el indicador se acaba tornando a color verde, esa será buena señal para saber que hemos introducido una contraseña lo suficientemente segura.

El tipo de formateo elegido es lento porque requiere de un encriptado seguro. Por eso, cuando pulsemos en Formato tendremos que armarnos de paciencia y esperar unos minutos en función de la capacidad de almacenamiento de la que disponga la unidad externa.

proteger pendrive linux

Herramientas de terceros

VeraCrypt

Es una herramienta compatible con Windows, macOS y Linux, por lo que podremos usarla independientemente del sistema que tengamos en nuestro equipo para proteger una memoria USB o cualquier otro dispositivo de almacenamiento externo con contraseña.

Su funcionamiento es realmente sencillo, abrimos la herramienta hacemos clic en Crear Volumen y a continuación seleccionamos la opción Cifrar partición/unidad secundaria. Esto nos abrirá una ventana emergente que nos pedirá permiso para el cifrado y podremos establecer la contraseña de acceso. Descargar VeraCript

RoHos Mini Drive

RoHos Mini Drive es un programa compatible con el sistema operativo de Microsoft que también nos ofrece la posibilidad de cifrar una unidad USB y establecer una contraseña para proteger los datos almacenados en ella. Aunque el proceso suele ser rápido, lo cierto es que tardará más o menos en función de la cantidad de datos almacenados en la memoria. Puedes descargar Rohos Mini Drive desde este mismo enlace.

USB Safeguard

Es otra de las herramientas más populares y utilizadas para proteger memorias USB. Lo cierto es que la interfaz no es muy moderna que digamos, pero su funcionamiento es impecable. Podemos descargar USB Safeguard de forma totalmente gratuita, pero la versión freemium ofrece algunas limitaciones como la capacidad máxima de nuestra memoria, que en este caso no podrá superar los 4 GB. Si necesitamos añadir una contraseña a una memoria de mayor capacidad, tendremos que optar por la versión Premium o buscar otra alternativa que nos permita proteger memorias de mayor tamaño sin problema.

Una de las funciones interesantes de USB Safeguard es que permite enviar un recordatorio en el caso de que se nos olvide la contraseña.

Rohos Mini Drive

Esta herramienta es capaz de proteger nuestro pendrive de miradas inoportunas. Una vez que le indiquemos donde está la unidad de pendrive, el propio software se encargará de crear una unidad virtual que estará siempre encriptada y que solo se podrá ver con el navegador Rohos Mini Browser. software que se ejecuta desde el mismo pendrive y que solo veremos nosotros porque conocemos la contraseña para descifrar el contenido. También podremos usar un teclado virtual si no nos fiamos de que haya un keylogger instalado en el ordenador donde lo queramos ver. Puedes descargar Rohos Mini Drive desde su web oficial.

Rohos Mini Drive

LaCie Private-Public

Este es un programa muy fácil de usar, ya que solamente tenemos que indicarle cuál es la unidad en la que tenemos el pendrive, le ponemos la contraseña y automáticamente comenzará a cifrar el USB. El programa necesita formatear la unidad para crear el disco de cifrado con un volumen específico, así que esto es algo de que debéis tener en cuenta. Para poder entrar en la parte del disco que cifremos tan solo metemos la contraseña cuando nos la pida y listo. Así de fácil y sencillo es funcionar con LaCie Private-Public. Podremos descargarla desde distintos portales de Internet.

LaCie Private-Public

¡Sé el primero en comentar!