Cómo configurar tu Smart TV para la mejor calidad de imagen en Netflix

Cuando vamos al cine, no nos tenemos que preocupar de ajustar la imagen para obtener una experiencia como la que sus creadores querían. Sin embargo, en casa tenemos diversas tecnologías de suavizado y televisores sin calibrar que modifican la imagen y nos impiden disfrutarla en su esencia. Por ello, hay multitud de ajustes que podemos cambiar en una Smart TV, y vamos a ver cuáles son los ajustes recomendados para obtener la mejor calidad de imagen en tu Smart TV cuando veas películas o series en Netflix.

Los televisores están diseñados para ver la televisión. Esto hace que los fabricantes incluyan tecnologías pensadas para ofrecer una buena experiencia de visualización de contenido en directo cuya calidad, por desgracia, no suele ser la mejor. Si veis con frecuencia películas en vuestro televisor y en un monitor de PC, habréis notado que la sensación de fluidez en un televisor es mucho mayor con respecto a un monitor.

La culpa de esto la tiene que los televisores cuentan con varias tecnologías de suavizado activadas por defecto mediante lo que se conoce como interpolación, mientras que los monitores no la tienen.

Netflix en la máxima calidad

Tenemos que tener en cuenta que no importa si tienes la mejor televisión que exista en el mercado si quieres ver Netflix en la máxima calidad. No solo dependerás de tu televisor sino del plan que tengas contratado y de lo que pagues mes a mes. Por muy buen televisor que tengas no servirá de nada porque dependerá del plan que tengas. Solo el Plan Estándar o el Plan Premium permiten ver contenido disponible en HD y en Ultra HD pero el plan básico, más barato, no podrás verlo. El plan Básico tiene un precio de 7,99 euros pero no te permitirá ver HD ni Ultra HD. Solo podrás hacerlo en los superiores: el plan Estándar tiene 11,99 euros y el Plan Premium tiene un precio de 15,99 euros al mes y permite cuatro pantallas simultáneas, cuatro descargas…

Ajustar calidad y uso de datos

Hay cuatro tipos de reproducción en Netflix que puedes ajustar desde la configuración siempre que tu plan lo permita y la velocidad de Internet.

  • Automático, con uso de datos y calidad de vídeo predeterminados
  • Bajo, con calidad de vídeo básica y hasta 0,3 GB por hora
  • Mediano, con calidad de vídeo estándar y hasta 0,7 GB por hora
  • Alto, con calidad de vídeo óptima, hasta 3 GB por hora en HD y hasta 7 GB por hora si tienes un dispositivo compatible con Ultra HD.

Para cambiar la calidad debemos seguir estos pasos:

  • Ve a la página web de Netflix.com
  • Inicia sesión con tu correo electrónico y contraseña
  • Accede a tu perfil si hay varios creados
  • Selecciona la opción “Cuenta”
  • Entra en el apartado “Mi perfil”
  • Elige la sección “Configuración de reproducción”
  • Ve a “Uso de datos”
  • Selecciona “Alto” en el desplegable
  • Confirma pulsando en el botón “Guardar”

Elegir-visionado-Netflix.jpg

Evitar el suavizado en una Smart TV

Esto que hacen los fabricantes lleva años siendo criticado por la industria del cine, con un efecto que es conocido como el «soap opera effect«. Su nombre significa «efecto de telenovela», y le otorga esa suavidad típica característica de las telenovelas o el contenido para televisión, las cuales suelen estar grabadas a 50 o 60 FPS dependiendo de si estamos en Europa o en Estados Unidos, donde las frecuencias de refresco de los televisores eran, tradicionalmente de 50 o 60 Hz, respectivamente. En la actualidad, todos los televisores alcanzan los 60 Hz sin problema, ofreciendo más fluidez si lo usamos para jugar.

Este efecto se consigue mediante la interpolación de fotogramas adyacentes, donde el televisor intenta «adivinar» qué contenido iría ahí. Con ello, una película que va a 24 FPS tendrá fotogramos duplicados e interpolados para intentar rellenar el hueco de 60 Hz. En el siguiente vídeo podemos ver lo que ocurre:

La mayor crítica de la industria no es sólo la introducción de este efecto de suavizado, sino el hecho de que no sea posible desactivarlo fácilmente de los televisores, y que venga activado por defecto. Algunos fabricantes han propuesto que este efecto venga desactivado por defecto, o que al menos haya en los televisores un «modo cine» que desactive todas estas ayudas. Por desgracia, los fabricantes todavía no lo están incorporando, y es necesario desactivar manualmente todos estos ajustes.

Por culpa de tenerlos activos, las películas y las series no tienen el aspecto que sus creadores habían pensado para ello. A la falsa suavidad se le añade también que los televisores no suelen estar correctamente calibrados de fábrica. Algunos televisores en la actualidad están adaptándose más y mejor al contenido en HDR, cambiando diversos parámetros para obtener el mejor color y brillo. Sin embargo, la mayoría de ayudas de movimiento y otras opciones siguen activas. Por tanto, mientras no podamos desactivarlas fácilmente, nos toca cambiar multitud de ajustes a mano.

samsung smart tv tizen os

Cambios y ajustes en Netflix

En 2018, Netflix publicó en la plataforma de streaming la película Roma, dirigida por Alfonso Cuarón, y que se llevó el Oscar a Mejor película de habla no inglesa. La publicación de esta película supuso un antes y un después en la plataforma, ya que la película se estrenó en la plataforma de streaming antes que en cines, aunque luego hicieron un estreno limitado en cines para poder optar a premios. Algo similar ocurrió con El Irlandés.

Para poder disfrutar de la mejor calidad en este contenido, Netflix lanzó una serie de cambios y ajustes que podemos cambiar en las diferentes marcas de televisores del mercado.

Los cambios se dividen en tres partes. La primera son los ajustes básicos que podemos cambiar en todos los modelos de televisores, como el suavizado de movimiento, cambiar la temperatura de color, o activar el HDR. La segunda son ajustes generales que podemos modificar, como el brillo, el contraste o la nitidez. La tercera parte ya implica cambiar ajustes concretos disponibles para cada modelo de televisor.

Ajustes básicos para las películas en HDR en Netflix

En primer lugar, hay tres ajustes básicos que son comunes a todos los modelos:

  1. Desactivar el Motion Smoothing o Interpolación, que normalmente viene activado por defecto. Su nombre varía entre fabricantes: Auto Motion Plus (Samsung), TruMotion (LG) o MotionFlow (Sony).
  2. Poner la temperatura de color en “normal”. Algunos televisores tienen activado el “cálido” o “frío”, dando tonos amarillos o azules a las imágenes.
  3. Activar el HDR. Esto es particularmente útil cuando visualizamos contenido en HDR en la plataforma y nuestro televisor es compatible.

Ajustes generales de imagen en tu Smart TV

Más allá de los tres mencionados, la configuración del televisor debe ser lo más neutra posible. Los porcentajes van del 0 al 100%, aunque algunos televisores usan otras escalas. Calcula el número proporcional y listo.

Modo de imagen: Cine o película (nunca deporte, vívido o dinámico)

Nitidez: 0%. Algunos televisores ponen el 0 en el 50%, por lo que si al 0% ves la imagen difuminada, ponlo al 50% (especialmente algunos de Sony)

Retroiluminación: 100% para uso a plena luz, pero si lo usas en un ambiente oscuro siempre puedes bajarlo para no deslumbrarte.

Contraste: 100%.

Brillo: 50%

Color: 50%

Tonalidad: 0%

Gamma: 2.2, o 0 si el televisor no usa el rango común de entre 1,8 y 2,9

Tono (Verde/Rojo): 50%

Tamaño de imagen o relación de aspecto: utilizar siempre el ajuste nativo del contenido que estamos viendo o el ajuste de la pantalla. Ha de ser aquel que no corte ningún píxel.

Ajustes avanzados para la imagen

El resto de ajustes avanzados varía por fabricante, y quedan de la siguiente manera para las principales empresas en el sector de las Smart TV:

Samsung:

  • Dynamic Contrast: Off
  • Black Tone: Off
  • Flesh Tone: 0
  • Gamma: 0
  • Motion Lighting: Off
  • Digital Clean View: Off
  • Smart LED: Off

Otra opción buena en televisores Samsung es activar el modo Película, que desactiva algunas ayudas, y puede usarse en conjunción con desactivar los modos previos.

LG:

  • Super Resolution: Off
  • Dynamic Color: Off
  • Clear White: Off
  • Motion Eye Care: Off
  • TruMotion: Off
  • Real Cinema: Off

LG cuenta también con un modo llamado «Expert (Dark Room)» que desactiva algunas ayudas, pero es conveniente revisarlas.

Sony:

  • Noise Reduction: Off
  • MPEG Noise Reduction: Off
  • Dot Noise Reduction: Off
  • Reality Creation: Off
  • Smooth Creation: Off
  • Motionflow: Off
  • CineMotion: Off
  • Black Corrector: Off
  • Auto Light Limiter: Off
  • Clear White: Off
  • Live Color: Off
  • Detail Enhancer: Off
  • Edge Enhancer: Off
  • SBM: Off

Vizio:

  • Black Detail: Off
  • Active LED Zones: Off
  • Clear Action: Off
  • Gamma: 2.2

Otros

  • Edge Enhancement: Off
  • Motion Interpolation: Off