¿Quieres apagar tu PC? Hay todas estas opciones para hacerlo

Lo habrás hecho alguna vez, aunque no es lo más conveniente: mantener pulsado el botón de encendido o apagado de la CPU o del portátil hasta que el ordenador se apaga. Pero lo cierto es que apagar el ordenador en Windows nos lleva solo unos segundos y simplemente debemos ir tocando sobre los distintos botones para conseguirlo. Hay muchas formas de hacerlo e incluso puedes hacerlo si tu ratón no funciona, así que recopilamos algunas de las más habituales o recomendables.

Vamos a comentarte antes de nada algunas razones por las que puede ser conveniente apagar tu ordenador antes que dejarlo siempre encendido y en qué te ayudará esto, o por qué vas a tener que hacerlo, para posteriormente comentarte todas las opciones que tienes a tu disposición para apagar o reiniciarlo.

¿Por qué apagar tu ordenador?

Puede que quieras apagar el ordenador cuando no vayas a utilizarlo y después lo enciendas cuando lo necesites, o al menos si lo vas a abandonar un tiempo prolongado en lugar de recurrir a hibernar o suspender, o necesites hacerlo por algo en concreto, como que no funciona bien, tenga algún problema, se haya quedado bloqueado o necesites actualizar el sistema o que se hagan los últimos cambios aplicados. En muchas ocasiones, podrás reiniciar si quieres volver a usarlo, pero en otras simplemente lo apagarás porque lo vas a utilizar más tarde o porque te resulta más eficaz.

Si apagas tu ordenador no estará consumiendo recursos ni energía y sus componentes durarán más que si lo tienes encendido, por lo que es una acción que debes realizar con mucha frecuencia. Tendrás que gastar menos dinero en reparaciones o sustituciones de componentes porque su vida útil se prolongará. Pero lo más importante de todo es que cuando usas el ordenador este tiene abiertos muchos procesos para ejecutar las acciones, como al usar Internet, editar archivos, cerrar programas y muchos otros. Si estos no se cierran adecuadamente puede darse algún problema como que tarde más en hacer los procesos o se produzca algún fallo, algo que se puede solucionar apagando el ordenador para que estos se cierren solos y todo empiece de nuevo al encender.

Si no sabes cómo apagar tu ordenador de una forma segura o estás buscando algunas otras formas para hacerlo cuando la que conoces no te va bien, te comentamos las principales opciones para hacerlo con eficacia en poco tiempo.

Apagar: Formas básicas y rápidas

Son las opciones más habituales y fáciles si queremos tener siempre a mano un botón para apagar el ordenador, así que te vamos a comentar en qué consisten y cuáles son los pasos para hacerlo.

Desde el menú Inicio

Esto es lo más básico y lo que harás siempre, lo que hacemos normalmente. Depende los pasos de la versión de sistema operativo que tengas, pero simplemente debes ir al icono de Windows en la barra de tareas y veremos un botón de encendido o apagado. Ponemos el ratón encima de ese icono y verás “encendido/apagado”. Sigue los pasos y elige “apagar”. Puede variar ligeramente según tu versión de Windows, pero generalmente veremos las opciones para cerrar sesión, suspender el equipo, para apagar o para reiniciarlo.

Esto mismo, podemos hacerlo también usando el teclado fácilmente. Para ello, pulsamos en un principio sobre el botón de Windows de nuestro teclado y una vez que se nos abre el menú de inicio, tocamos sobre la tecla TAB hasta que consigamos llevar el foco sobre el icono del menú que se muestra en el lateral izquierdo del menú. Ahora, nos desplazamos con el cursor hacia abajo hasta llegar al icono del interruptor, pulsamos Enter, nos movemos con los cursores hasta la opción Apagar y por último, pulsamos Enter para finalmente conseguir apagar el ordenador desde el teclado.

Apaga

Usa CTRL + Alt Supr

Se trata de uno de los atajos de teclado más famoso del sistema operativo de Microsoft. Podemos hacerlo tanto usando el ratón como si no lo tenemos disponible. Esto nos permite acceder directamente a ciertas opciones del sistema como son cambiar de usuario, cerrar sesión, bloquear el equipo o abrir el administrador de tareas. Sin embargo, en versiones actuales de Windows podemos ver cómo en la parte inferior derecha de la pantalla que se nos muestra al pulsar dicha combinación de teclas, nos aparecen otros iconos como el que indica el idioma del sistema, nos muestra las redes Wifi disponibles, el que nos permite entrar a las opciones de accesibilidad del sistema y el que nos permite apagar el equipo.

Por lo tanto, con el simple hecho de pulsar Ctrl+Alt+Supr veremos una serie de opciones: bloquear, cambiar de usuario, cerrar sesión, cambiar una contraseña, administrador de tareas y el botón “cancelar” para salir del menú. Pero en la esquina inferior derecha veremos un icono de conexión inalámbrica, un icono de accesibilidad y el icono de apagar o encender. Este último es el que debemos tocar para apagar el ordenador. Podemos hacerlo usando el ratón o simplemente tocando las flechas del teclado para movernos hasta allí y confirmar el apagado.

Accesos directos

Crea un acceso directo en el escritorio o crea un atajo de teclado que automáticamente permita apagar el ordenador, así que te comentamos cómo puedes hacer uno que sirva para esta función y al que puedes recurrir siempre que lo necesites. Si buscas otras formas alternativas de apagado o esto es lo que más cómodo te parece, también podrás tenerlo a mano.

Crear un acceso directo

Crear un acceso directo para apagar Windows 10 es todavía más cómodo, porque sólo con pinchar en él podemos hacer que se apague el ordenador. Incluso si tenemos un teclado con macros programables, podemos asignar un botón del teclado para este fin, aunque siempre alejado de la zona que usemos para no presionarlo sin querer. También podemos hacerlo con Cortana como explicamos más abajo.

Para ello, creamos un nuevo Acceso directo haciendo click derecho en cualquier carpeta o en el escritorio, y dándole a Nuevo – Acceso directo. En la primera ventana escribimos shutdown.exe -s, y en la siguiente le ponemos el nombre que queramos al archivo. Ahora ya lo podemos añadir donde queramos, y cuando lo ejecutemos se apagará el ordenador automáticamente.

También tenemos otra serie de comandos que podemos utilizar para automatizar determinadas acciones, como reiniciar el pc, cambiar de usuario, o para cancelar el apagado si le hemos dado sin querer.

  • Shutdown.exe –r para reiniciar el ordenador
  • Shutdown.exe –L para cerrar la sesión
  • Rundll32.exe powrprof.dll, SetSuspendState para hibernar el ordenador
  • Powrprof.dll rundll32.exe, SetSuspendState 0,1,0 para poner el ordenador en reposo o suspensión
  • Rundll32.exe user32.dll, LockWorkStation para bloquear el dispositivo.
  • Shutdown.exe –a para abortar el apagado si le hemos dado sin querer.

2.-apagar-windows-10-acceso-directo-1.png

Crea un atajo personalizado

Hay otra forma más personalizada de apagar el ordenador desde el teclado y pasa por crearnos un acceso directo con el comando que realiza el apagado del equipo (shutdown.exe) y asignar un atajo de teclado para su ejecución. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es clic sobre una zona libre de nuestro escritorio con el botón derecho del ratón y seleccionar la opción del menú contextual Nuevo > acceso directo.

acceso directo

A continuación, se nos abrirá una ventana en la que tenemos que indicar la ruta del archivo ejecutable shutdown (%windir%system32shutdown.exe -s) y en el siguiente paso, el nombre que queremos dar al acceso directo. Una vez creado, hacemos clic sobre el acceso directo con el botón derecho del ratón y accedemos a sus propiedades. Ahí, encontraremos dentro de la pestaña Acceso directo el campo Tecla de método abreviado, que es donde podemos indicar el atajo de teclado que queremos utilizar la lanzar la tarea que va a apagar el ordenador. A partir de ahora, solo tenemos que teclear el atajo definido para ejecutar el acceso directo que acabamos de crear y automáticamente podremos apagar el ordenador desde el teclado.

Otras opciones para apagar usando el teclado

De las diferentes maneras que podemos apagar el ordenador usando el teclado, quizás la más conocida sea usando el atajo de teclado Alt+F4, ya que es un atajo que podemos usar también para cerrar cualquier ventana activa en el escritorio. Pero no es la única y hay otras opciones que podemos usar si no tenemos ratón y no queremos forzar el apagado manteniendo pulsado el botón del aparato.

ALT + F4

Al pulsar Alt+F4 si tener ninguna ventana activa en el sistema, el propio Windows nos mostrará una ventana que nos preguntará que queremos que haga el equipo. En ella, una lista desplegable nos permitirá elegir entre las opciones Cambiar usuario, Cerrar sesión, Suspender, Apagar o Reiniciar. Por defecto aparecerá marcada la opción Apagar, por lo que, sí es lo que queremos hacer en ese momento, bastará con pulsar la tecla Enter para apagar el ordenador con tan solo un par de golpes de teclado.

Si por el contrario queremos reiniciar, cerrar sesión o suspender el equipo, entonces nos podemos mover entre estas opciones con los cursores de arriba y abajo del teclado y pulsar Enter de nuevo para seleccionar la opción que queremos ejecutar.

1-2.jpg

Desde Win+X

Otro de los sitios desde donde Windows nos permite apagar el ordenador es desde las opciones del menú Win+X o menú que se nos muestra cuando hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre el botón de Inicio del sistema. Por lo tanto, si lo que queremos es apagar el ordenador desde el teclado, lo único que vamos a tener que hacer es pulsar la combinación de teclas Win+X y a continuación, nos movemos con los cursores entre las diferentes opciones hasta Apagar o cerrar sesión.

Una vez que estamos situados sobre esta opción, pulsamos sobre el cursor derecho y automáticamente se nos mostrarán las opciones Cerrar sesión, Apagar, Suspender y Reiniciar. Volvemos a hacer uso de los cursores para movernos por dichas opciones, elegimos la de Apagar y pulsamos Enter. También podemos seleccionar dichas opciones pulsando la tecla «g» y a continuación la «a» y apagaremos el equipo igualmente.

2.jpg

Programar o apagar en remoto

Si eres de los que siempre se lo deja encendido tienes dos opciones: aprender a programar un apagado automático pasado un tiempo o apagarlo de forma remota desde otro ordenador o desde el teléfono móvil cuando te vayas.

Temporizador

De una manera similar a la que hemos creado para apagar Windows 10 con el acceso directo, podemos añadir un temporizador en segundos al final del comando. O primero que debemos hacer es tocar con el ratón haciendo clic derecho en el escritorio y elegir “Nuevo” en el menú de opciones que aparecerá. Entre los elementos que podemos crear, elige “Acceso directo”. Nos aparecerá el mensaje “¿A qué elemento le desea crear un acceso directo?” y tenemos que escribir la ubicación del elemento de la misma forma que hemos hecho en apartados anteriores.

acceso directo

Para ello, creamos un acceso directo con el mismo procedimiento, y añadimos el siguiente comando, siendo XXX el número de segundos. Por ejemplo, “shutdown.exe -s -t 180” sería programar el apagado para 3 minutos. Tenemos que calcular los segundos que queremos que tarde en apagarse el ordenador.

shutdown.exe -s -t XXX

Si queremos cancelar el apagado, podemos crear otro acceso directo que sea “shutdown.exe -a” para que vuelva a su estado habitual y eliminarlo.

De forma remota

Otra alternativa es hacerlo de forma remota. Si ya te has ido y quieres apagarlo puedes hacerlo con escritorio remoto siempre y cuando lo tengamos configurado. Eso sí, debes haberlo configurado antes:

  • Vamos a Configuración en el ordenador
  • Abrimos el apartado de “Sistema”
  • En el menú de la izquierda, elige “Escritorio remoto”
  • Aquí veremos un botón que nos permitirá habilitarlo

Una vez que lo habilites veras una serie de datos que te indican el nombre del equipo para conectarte desde tu dispositivo a escritorio remoto. Podemos descargar el cliente en iOS, Android, en Windows o en MacOS a través de aplicaciones o programas que nos dan acceso. Pero, eso sí, debes tenerlo previamente listo para cuando quieras apagar el ordenador.

escritorio remoto

Cuando ya lo tengas, accede desde otro dispositivo y escribe el nombre del equipo (que también tendrás que saberte de memoria o tener apuntado) Una vez que lo hayas hecho, pulsa en “conectar” y podrás acceder con normalidad desde otro dispositivo y tocar para apagarlo y que no se quede encendido. Es fácil y útil y no solo podemos apagar sino también gestionar todo tipo de cosas.

Apagar con programas de terceros

Como puedes ver, Windows nos ofrece muchas opciones para apagar nuestro ordenador, ya sea a través del botón de inicio que es la forma más habitual hasta otras donde incluso podemos programar cuando queremos que este se desconecte. Si todas las opciones que tienes arriba no te parecen suficientes, a continuación, puedes ver algunas herramientas de terceros sirven para lo mismo, pero con una interfaz que lo reúne todo en 1 e incluso puede contener alguna que otra función adicional.

Simple Shutdown Timer

Con Simple Shutdown Timer no vamos a obtener un programa con cientos de funciones y una interfaz muy trabajada, porque de hecho lo que busca este programa es «ir directo al grano». Tal y como puedes ver, lo que vamos a ver en pantalla con él es una herramienta muy sencilla pero que en realidad es muy útil, y es perfecta para poder programar el apagado de nuestro ordenador en cuestión de segundos.

Simple Shutdown Timer

Adicionalmente a esto, el programa también nos permite seleccionar otras acciones además de apagar, como son reiniciar, hibernar, suspender o incluso cerrar la sesión activa de Windows. Tan solo tenemos que seleccionar en su desplegable que es lo que queremos que haga, y establecer para ello una cuennnta atrás entre horas, minutos y segundos.

RTG Ninja Shutdown

Una herramienta bastante similar a la anterior, con la diferencia de que tiene una interfaz algo más trabajada y que, de hecho, ya va por su tercera versión disponible. Desarrollada por RTG Sudios, este Ninja Shutdown también nos permite configurar y programar nuestro ordenador para que se apague cuando queramos.

ninja shutdown programar apagado pc

Algo que permite esta aplicación y no la anterior es que tendremos la opción de hacer que el contador de apagado o reinicio no aparezca en pantalla, algo que puede ser un poco molesto. Por supuesto, es totalmente gratuita.

Otras opciones: Reiniciar y suspender el ordenador

Además de apagar el ordenador, puede que te interese recurrir a otras opciones como el reinicio o la suspensión de este. Te darás cuenta que si conoces cómo apagar el ordenador, tendrás mucho más fácil acceder a las otras opciones y confirmarlo si lo deseas, así que te vamos a comentar igualmente los pasos que debes dar para cada una de ellas.

Cómo reiniciar

Al igual que el apagado, puedes reiniciar el ordenador desde el menú de inicio. Donde pone el botón de Inicio Apagado u opciones de inicio, tendrás que dar a Reiniciar. También podrás hacerlo por medio de un atajo en Win + X, seleccionando posteriormente esta opción. Con el famoso atajo Ctrl + Alt + Supr, también llegarás a esta opción, que está justo debajo de apagar. Si también quieres crear un acceso directo, en las opciones de apagado también aparece cuál debes utilizar para esta función. Es Shutdown.exe –r en lugar de Shutdown.exe –s.

Como habrás podido comprobar, las opciones de reinicio se encuentran en el mismo sitio o son muy similares a las del apagado. Por algo reiniciar es hacer que el equipo se apague por completo, aunque posteriormente se iniciará sin volver a dar a encendido.

suspender y reiniciar ordenador

Cómo suspender

Los ordenadores más modernos están preparados para suspender el equipo en lugar de apagarlo, como sucede en los portátiles en que podemos cerrar la tapa y volver a utilizarlo rápidamente. Desde el menú de inicio, al que accederás desde la parte inferior izquierda de la pantalla, junto con las opciones de reinicio y apagado encontrarás también la opción de suspender. Además, si quieres hacerlo más rápidamente, si pulsas Win + X a la vez, en tu pantalla verás atajos entre los que te encontrarás el de suspender el ordenador. Para hacerlo solo tienes que confirmar la acción.

Con el famoso atajo de teclado Ctrl + Alt + Supr, también accederás a esta opción en la parte inferior de la nueva pantalla que se abre, al igual que las demás opciones. Solo debes presionar sobre suspender. Esta es la opción indicada si vas a dejar el ordenador, pero no tanto tiempo como en el caso del apagado, sino que no vas a tardar mucho en volver a usarlo.

Apagar usando el teclado en Mac

Tu ordenador Mac también puede apagarse usando el teclado incluso aunque no responda como debería, por eso te vamos a comentar cómo puedes hacerlo. En primer lugar, puedes pulsar el botón de encendido de manera prolongada para forzar su apagado. Si esto no funciona, tendrás que recurrir a otras combinaciones de teclas.

Combinaciones Control + Encendido y Control + Expulsar

Si el teclado cuenta con el botón Expulsar te puede ayudar a esta tarea. Solo tienes que pulsar la tecla con Control para que aparezca un cuadro de diálogo en el que puedes elegir entre reiniciar, poner en reposo o apagar el ordenador. Solo tienes que elegir apagar y podrás realizar esta tarea desde tu ordenador de Apple.

Si no encuentras esta tecla, tendrás que pulsar la combinación Control + Encendido para que te aparezca el mismo cuadro de diálogo en que tendrás que seleccionar la opción de apagar, a menos que quieras usar otra. Así, independientemente de tu teclado, encontrarás una opción para apagar tu ordenador.

teclado mac apagar

Atajo de 4 teclas en Mac

Otra combinación más complicada es la que te requiere pulsar 4 teclas simultáneamente, aunque con la ventaja de que cierra las aplicaciones antes del apagado del equipo. Así, si hay documentos sin guardar preguntará si se quieren guardar sus cambios o no. A la combinación que te interese de las anteriores se suma Option y Comando.

Así, podrás apagar tu ordenador en este sistema operativo con Control + Option + Comando + Expulsar o con Control + Option + Comando + Encendido, en función de tu teclado y de cómo quieres que se apague tu ordenador desde este.

Cómo apagar con seguridad un PC bloqueado

Sin duda, la primera opción para tratar de apagar un ordenador es ir al menú Inicio y seleccionar la opción Apagar, pero si nuestro equipo se ha quedado congelado, es posible que no nos permita mover el ratón. Esto mismo lo podemos hacer a través de la tecla Windows y a continuación dirigirnos con los cursores del teclado hasta la opción apagar, eso sí, siempre que el equipo nos lo permita. Algo que por el contrario no será posible si está completamente bloqueado.

Antes de hacer cualquier cosa es recomendable esperar un poco a ver si el ordenador vuelve a funcionar sin más. Puede que se haya saturado porque tenía más tareas de las que pueda soportar, esté descargando un archivo y se haya quedado trabado momentáneamente o intente cargar algo y tarde más de lo habitual. Si no funciona tras esperar unos minutos, o si prefieres ponerte manos a la obra, hay varias cosas que puedes hacer para apagar un ordenador con seguridad.

Atajos para desbloquearlo

Otro atajo de teclado con el que podemos intentar apagar un equipo es Alt+F4, Este atajo también sirve para cerrar las ventanas del sistema y apps, por lo que. para que vaya correctamente deberían estar todos los programas cerrados. Esto es algo que si se te ha bloqueado de imprevisto se te puede complicar, si no lo has hecho ya.

Si esto no funciona, también podemos probar a pulsar la combinación de teclas Ctrl+Alt+Supr. y en la pantalla que se nos muestra hacer clic sobre el icono del interruptor que se muestra en la parte inferior derecha para poder apagar el ordenador. También podemos darle a reiniciar. Esta también es una buena solución si lo que no funciona es un programa en concreto, de manera que en lugar de dar a apagar puedes dar a finalizar tarea de la aplicación en concreto. Si esto es lo que sucede, recuerda no intentar abrir otra aplicación o hacer que funcione esta mientras tanto.

Otra cosa que podemos hacer en este caso es usar el botón de la ventana de Windows pulsando junto con la letra X. El atajo de Windows y X te permitirá diferentes funciones, entre las cuales está apagar o reiniciar. Aunque estés buscando apagarlo, también puedes dar a reiniciar si lo prefieres. Tienes que subir hasta esta función y dar a Enter y elegir apagar el ordenador. Es posible que esta opción no te vaya porque tu ordenador está bloqueado, pero puedes probar.

Limpiar el equipo afectad0

Otra opción de la que pocos se acuerdan y menos aún sopesan como viable es, simple y llanamente, limpiar nuestro equipo afectado. Al fin y al cabo, cualquier equipo que no disponga de un adecuado sistema de refrigeración puede dar fallos o errores, y ahí es donde entramos nosotros.

Esta alternativa es válida para cualquier ordenador, ya sea de sobremesa o portátil, y es además extensible a cualquier aparato de electrónica en general. Muchas veces no somos conscientes de que estos dispositivos están, por su disposición, expuestos a que el polvo se filtra a través de sus componentes.

En este sentido, debemos destacar que el polvo filtrado en nuestro ordenador a través de su rejilla de ventilación puede llegar a ralentizar el rendimiento del mismo. Esto puede, a su vez, originar fallos graves en nuestro equipo al verse acompañados de temperaturas extremas, que afectan directamente al sistema de refrigeración.

Para llevar a cabo esta tarea, disponemos de un gran abanico de limpiadores especializados en aparatos electrónicos en webs y plataformas como Amazon. En ocasiones basta con un simple paño limpio de microfibra. Nos sorprenderemos de lo útil que puede llegar a ser esta medida, por lo que te recomendamos tenerla muy en cuenta la próxima vez que estés atravesando un problema de este tipo.

Medidas más drásticas

Si todo esto no funciona porque el equipo está totalmente bloqueado y no responde a ninguna de estas acciones, podemos intentar apagar el ordenador manteniendo pulsado el botón de encendido, o lo que es lo mismo, hacer un reinicio rápido.

Lo cierto es que esta opción no es la más recomendable, pero si estamos desesperados y no encontramos la manera de apagar un ordenador bloqueado, esta puede ser una solución. Si todo va bien, el equipo debería reiniciarse automáticamente y al volver a encenderse, debería funcionar bien y ya podríamos apagar el ordenador.

Si recurrimos a esta medida algo más desesperada, no nos asustemos si al volver a encender el ordenador nos aparece una ventana en la que se nos advierte como usuarios del mismo que el equipo no se ha apagado correctamente la última vez. En cualquier caso, lo siguiente que debemos hacer a continuación es aceptar para que se inicie el modo de recuperación, y listo.

Medidas drásticas en portátiles

Si estamos usando un ordenador portátil, hay otras soluciones, pero todas ellas son más drásticas, como quitar la batería o desenchufarlo de la red. Esto último también podríamos hacerlo en un equipo de sobremesa. Eso sí, cuanto más drástica es la solución que tomemos para apagar un ordenador bloqueado, peores pueden ser las consecuencias.

Y es que, apagar el ordenador con el típico botonazo, quitándole la batería o desenchufándolo de la red, puede tener consecuencias negativas en nuestro equipo. Eso sí, hay veces que no nos quedará más remedio que apagar el ordenador de una de estas maneras porque no responda.

Bloqueado por otra persona

Por último, cabe mencionar que también es posible apagar un ordenador cuando ha sido bloqueado por un usuario, es decir, desde la pantalla de bloqueo de Windows. En esta ocasión, nos referimos a que el ordenador está bloqueado cuando el usuario ha bloqueado el equipo manualmente y se requiere que se inicie de nuevo sesión. Sin embargo, es probable que necesitemos apagar el ordenador y no sepamos la contraseña de dicho usuario.

apagar un ordenador bloqueado

Para apagar un ordenador bloqueado por un usuario, lo único que tenemos que hacer es hacer clic sobre el icono del interruptor que se muestra en la parte inferior derecha de la pantalla de bloqueo y seleccionar la opción de Apagar. Para encenderlo, no nos quedará más remedio que solicitar a la otra persona los datos de acceso si no los tenemos. Esto puede pasar si estamos en el ordenador de un familiar, amigo o de trabajo haciendo algo y se nos bloquea, y posteriormente nos damos cuenta de que tiene esta medida de seguridad activada.

Consecuencias de apagarlo a la fuerza

De cualquier forma, es conveniente saber que, aunque a nivel de hardware es posible que no tengamos daños, salvo que se produzca una subida de tensión que pueda dañar algún componente, a nivel software puede que algún archivo quede corrupto o incluso que se corrompa el disco duro.

Por ejemplo, si en el momento que se quedó bloqueado nuestro ordenador estábamos copiando un archivo, entonces es posible que, si tenemos que recurrir a algunas de las alternativas de fuerza mayor para apagar el equipo, éste archivo quede corrupto. Por suerte esto puede que sea un mal menor, aunque puede ocasionarnos ciertos trastornos, pero lo peor que es que corrompa la tabla de particiones. Aunque los daños a nivel hardware son menos probables, lo cierto es que es algo que puede ocurrir.

En este caso, la solución para arreglar el problema es echar mano de alguna de las aplicaciones o programas diseñados con este fin, recuperar la tabla de particiones y no tener que formatear, lo que supondría la pérdida de todos nuestros datos.

Al apagar el ordenador a la fuerza, los programas y el contenido que estábamos ejecutando antes de que se quedase bloqueado no se cerrarán de forma correcta, por lo que puede que los archivos que estábamos usando no los podamos volver a utilizar o se pierdan. El hecho de que se descarguen la memoria caché y la RAM de nuestro ordenador forzando el apagado de nuestro equipo, ayuda también el hecho de que se corrompan o se pierdan archivos.

Si finalmente hemos tenido que desenchufar el equipo o quitar la batería de nuestro portátil para poder acabar con el bloqueo de nuestro ordenador es posible que a la hora de volver a arrancar tengamos problemas. La solución más rápida en estos casos es entrar en el solucionador de problemas de Windows 10.

Para poder entrar en este modo. Una vez estás en la pantalla de inicio de sesión de Windows debes mantener la tecla Mayúsculas pulsada mientras seleccionas Reiniciar en el apartado de Inicio/Apagado. Una vez el equipo vuelve a arrancar nos saldrá una pantalla azul con distintas opciones. Debemos clicar sobre Solucionar problemas.

Se abrirá una segunda pantalla en la cual hay que clicar en Opciones avanzadas. Por último, de entre las opciones que aparecen debemos clicar sobre Reparación de inicio. Esta función permite que se solucionen los problemas que impiden que Windows se cargue con normalidad.

Esta función permite reparar archivos corruptos o sectores defectuosos en el disco duro y así volver a usar Windows con normalidad, por lo que la debemos tener muy en cuenta.

Apagar PC cuando finalicen las descargas

Si el navegador que usamos para realizar la descarga es Firefox o Chrome, podemos instalarles una extensión que nos permitirá hacer que el PC se apague en el momento en que una descarga haya finalizado.

Existen otras formas para apagar el PC de manera automática, pero no se fijan en que haya finalizado una descarga como la extensión Auto Shutdown, válida tanto para Google Chrome como para Mozilla Firefox.

Lo único que debemos hacer es descargarla e instalarla en el navegador que nosotros utilizamos (también se puede instalar en ambos a la vez).

Una vez esté activada, hará que una vez que todas las descargas que tenemos en curso acaben, el ordenador se apagará o entrará en hibernación, algo que podemos elegir.

Auto Shutdown

Tenemos un temporizador por si queremos abortar el proceso antes de que se ejecute el comando. Además, también se le puede acoplar, entrado en la configuración de la extensión, un tiempo extra en el que el ordenador este encendido, aunque las descargas ya hayan finalizado.

Si las descargas las realizamos por medio de uTorrent también podemos apagar el ordenador una vez hayan finalizado. En este caso puede tener mucho sentido, ya que es un programa que se utiliza para descargar archivos torrent de gran tamaño y varios al mismo tiempo, por lo que podría ser muy tedioso tener que estar delante del ordenador todo ese tiempo. Además, uTorrent puede ocupar mucho ancho de banda de nuestra conexión y si no es especialmente potente, lo mejor será descargarlo todo por la noche.

Para ello tenemos que seguir unos sencillos pasos que os vamos a indicar:

  • Abrimos Opciones del menú superior de uTorrent.
  • Después vamos hasta Apagado automático.
  • Seguidamente veremos muchas opciones como Salir de uTorrent al acabar las descargas, Hibernar, poner en modo ahorro y reiniciar, pero la que a nosotros nos interesa es Apagar cuando se completen las descargas, la cual debemos pulsar.

uTorrent

Como has podido leer es sumamente sencillo que el PC se apague al finalizar de descargar en uTorrent.

Si cuando descargamos varios archivos de forma directa utilizamos el programa jDownloader, también podremos hacer que se apague en el momento en el que todas las descargas hayan finalizado. Esta facultad se consigue activar de manera muy sencilla realizando los siguientes pasos:

  • Abrimos jDownloader.
  • Una vez abierto, pulsamos en el menú Ajustes y seguidamente en Opciones.
  • Después tenemos que bajar por el menú que sale en la parte izquierda de la pantalla hasta encontrar Extensiones.
  • Ahora tenemos que activar Apagado Automático marcando dicha casilla.
  • Una vez activada veremos como en la parte derecha aparece el menú Apagado automático, donde podemos elegir entre varios modos como puede ser apagar, hibernar, suspender, logoff o cerra jDownloader.
  • Después tenemos dos opciones como son Forzar apagado y Mantener el Apagado Automático habilitado, casilla que debemos tener activa. La anterior ya es a elección de cada uno.

jDownloader

Gracias a AMP WinOFF podremos hacer que nuestro ordenador se apague automáticamente cuando se terminen las descargas vía Steam, eMule o cualquier otra aplicación que utilicemos para ello.

En realidad, este programa no se fija en la descarga, sino que lo vamos a asociar por los datos que el ordenador esté utilizando en ese momento. Es decir, si el ordenador está consumiendo menos de 5 Kb/s durante 10 minutos, eso significa (en condiciones normales) que la descarga ha finalizado.

Para lograrlo debemos seguir estos pasos:

  • Abrimos AMP WindOFF y nos situamos donde pone Transferencia de red para activarlo.
  • Seguidamente en el desplegable que hay justo debajo de la propia pestaña de activado, debemos elegir Transferencia de entrada.
  • Ahora donde pone debajo de, pondremos 5 para marcarle que se debe de apagar cuando el ordenador esté consumiendo por debajo de esos KB/s.
  • Justo al lado encontramos durante, donde podremos el tiempo, en segundos o en minutos, que el programa debe de esperar para apagar el ordenador. Podemos ponerle 10 minutos, por ejemplo, aunque esto ya es al gusto de cada uno.
  • Ahora debemos elegir qué tiempo de conexión utilizamos en el desplegable de Dispositivo de red.
  • Ya, por último, tenemos una sección en la parte de abajo del programa, que se llama Tipo de apagado, donde elegiremos si queremos Apagar, reiniciar, cerrar sesión, bloquear sesión, suspender, hibernar, apagar como administrador o reiniciar como administrador.
  • Con esta configuración le estamos diciendo al programa que, si el ordenador no consume más de 5 KB/s durante 10 minutos, lo podrá apagar.

AMP WinOFF

Como has podido ver tenemos varias formas para que nuestro equipo se apague una vez hayamos terminado de descargar los archivos que necesitemos. Esto lo hemos conseguido vía navegadores, jDownloader, uTorrent o aplicando un programa que analiza el consumo de datos de nuestro PC.

¡Sé el primero en comentar!