Qué hacer si Gmail nos devuelve o rechaza ciertos mensajes

Qué hacer si Gmail nos devuelve o rechaza ciertos mensajes

Roberto Adeva

Gmail es el servicio de correo electrónico de Google y uno de los más utilizados en todo el mundo, lo que no quita que podamos encontrarnos ante alguna situación poco agradable o un problema con el servicio. Uno de los menos deseados es ver cómo el servicio de correo nos devuelve los mensajes enviados. Si te ha ocurrido esto, te interesará conocer qué hacer si Gmail nos devuelve o rechaza los mensajes de correo enviados.

Lo cierto es que pueden ser diversas las causas por las que un mensaje electrónico puede ser devuelto sin llegar a su destinatario. Los servidores de correo de los destinatarios pueden rechazar los correos que enviamos por diferentes motivos. En este caso, el propio Gmail nos enviará un mensaje de correo con un mensaje que nos avisa del error y de que la persona a la que se lo enviaste no va a recibirlo.

Errores comunes en la devolución de correos en Gmail

Las causas de la devolución o rechazo del envío de un mensaje puedes ser diversas, aunque existen hay ciertos mensajes de error que llegan con una mayor frecuencia. Los fallos más comunes en el envío de correo se corresponden con la recepción de estos textos:

«La cuenta de correo electrónico no existe»

Este es uno de los mensajes de error más típicos y los problemas más comunes asociados serían haber escrito mal la dirección del destinatario del mensaje, o que este haya dado de baja esa dirección de correo y no exista.

En ocasiones, el aviso del fallo va acompañado de una explicación del motivo, lo que agiliza bastante el proceso de comprensión. Por ejemplo, es común que el problema esté asociado con la inexistencia del dominio tal y como lo hemos escrito.

En todo caso, lo que tendremos que hacer es revisar que la hayamos escrito correctamente y no sea un error de escritura, verificar que no haya espacios antes o después de la dirección de correo, que hayamos incluido algún punto al final de la dirección o contenga algún carácter no permitido como las comillas.

“Mensaje marcado como spam” o “Mensaje rechazado temporalmente”

Si nos encontramos con alguno de estos mensajes en el correo electrónico que hemos recibido de Gmail con motivo de un mensaje devuelto o rechazado, entonces es probable que nuestro correo haya sido devuelto porque el texto o algún enlace incluido en el cuerpo del mensaje han sido detectados como sospechosos. En ese caso, lo que podemos hacer es eliminar o borrar los enlaces a esos sitios webs.

Otro de los motivos es que hayamos añadido demasiados destinatarios en el campo Cc o Cco. En este caso, si necesitamos enviar un mismo mensaje a muchos destinatarios de una sola vez, lo mejor será crear un grupo de Google y utilizarlo como destinatario del mensaje.

“El servidor del destinatario ha rechazado nuestras solicitudes”

Este mensaje indica que Gmail no ha podido contactar con el servidor de correo del destinatario de nuestro mensaje. En este caso, puede que en ese momento el servidor tuviera algún problema y fuese algo momentáneo, por lo que podemos esperar unos minutos y probar de nuevo a enviar el mensaje de correo.

Si el correo vuelve a ser devuelto, entonces debemos asegurarnos de que la dirección está escrita correctamente. Si todo está bien, entonces todo apunta a que se trata de un problema en el servidor de correo de la dirección del destinatario. Podemos ponernos en contacto con esa persona para que nos facilite otra dirección de correo alternativa o bien ponernos en contacto con el servicio de atención al cliente del proveedor de correo del destinatario para saber cuándo será posible realizar el envío.

«La bandeja de entrada del destinatario está llena»

Probablemente esta respuesta genere pocas dudas: Si el destinatario tiene tantos correos en su bandeja de entrada que no tiene capacidad para la entrada de ninguno más, deberás esperar a que esa persona libere un poco de espacio para que pueda recibirlo.

Si se trata de un asunto urgente, más vale que te pongas en contacto por otras vías, porque de lo contrario es probable que tengas que armarte de paciencia y probar en repetidas ocasiones, a ver si hay suerte.

«550 Authentication is required for relay»

Este problema ocurre cundo al configurar la cuenta de correo en nuestro lector de emails, debemos asegurarnos de haber marcado la casilla «Mi servidor SMTP requiere autentificación», ya que suele lo que provoca que pueda aparecer el letrero que os hemos puesto líneas más arriba.

Reenvíos mal configurados

Puede ocurrir un problema en la configuración de nuestro lector al configurar un sistema de reenvíos automático. Es decir, el problema puede venir de nosotros por no haber configurado bien los reenvíos, aunque el destinatario también puede ser que no acepte un número determinado de correos que tengan el mismo asunto, por lo que podría ser ese el problema, sobre todo si lo hemos reenviado más de una vez. Debemos estar muy atentos a esta circunstancia.

Límite de envíos en Gmail

Es importante saber que Google limita el número de mensajes que los usuarios pueden enviar cada día, así como el número de destinatarios por mensaje. Por lo tanto, si sobrepasamos estos límites nos encontraremos con que Gmail no nos permitirá realizar el envío y nos devolverá un mensaje de error del tipo:

  • Has llegado al límite de mensajes que puedes enviar.
  • Un contacto está recibiendo demasiado correo.
  • Mensaje demasiado grande.

Estas medidas son tomadas por parte de Gmail con el objetivo de evitar el spam y proteger las cuentas, de ahí que el servicio de correo de Google limite el número de correos que podemos enviar o recibir al día, así como el número de destinatarios que podemos añadir en un mensaje.

Si nos encontramos con el mensaje que indica que hemos llegado al límite de mensajes envidados, esto puede ser debido a que hemos intentado enviar un mismo correo a más de 500 personas a la vez o que hemos mandado más de 500 mensajes individuales en un solo día. Y es que este es el límite de envíos diarios que permite Gmail, por lo que, si nos pasamos, podremos ver que el mensaje es devuelto o rechazado.

La solución pasa por esperar al día siguiente para poder seguir enviando mensajes de correo con normalidad, siempre y cuando no nos volvamos a pasar del límite de envíos. En esta ocasión, es una práctica bastante recomendable crear un grupo de Google con todos los destinatarios de un mensaje y enviar el correo a la dirección de correo de ese grupo.

Si la persona a la que estamos intentando enviar un mensaje recibe demasiados correos electrónicos y de forma muy rápida, entonces nos podemos encontrar con un mensaje en el que se nos indica que el usuario al que estamos intentando enviar el correo no puede recibir más mensajes y por lo tanto, el correo será devuelto o rechazado.

En este caso, no nos quedará más remedio que contactar con la persona a la que queremos enviar el mensaje de correo y solicitarle otra dirección de email para enviarle el mensaje sin problemas.

Puede ocurrir que el mensaje que estamos enviando sea demasiado grande para nuestro servidor o para el servidor de la persona a la que se lo estamos intentando enviar. Debemos tener claro cuál es el límite que tenemos nosotros para enviar un archivo, al igual que también deberías saber si la otra persona tiene un límite menor al nuestro o igual, puesto que si nosotros lo sobrepasamos a lo mejor su recepción es similar a nuestro envío por eso no funciona.

1 Comentario