¿Crees que tu tarjeta SD está dañada? Así puedes descubrirlo

¿Crees que tu tarjeta SD está dañada? Así puedes descubrirlo

Érika García

Las tarjetas SD (Secure Digital) son uno de los formatos de almacenamiento más extendidos de los últimos tiempos. Se utilizan en la mayoría de dispositivos electrónicos actuales, como teléfonos móviles, tabletas, cámaras de fotos o videoconsolas. Casi todos los modelos de estos aparatos cuentan con una ranura para insertar este tipo de tarjeta en cualquiera de sus formatos.

Pese a que se trata de dispositivos muy robustos, cierto es que no son elementos eternos. Precisamente por esto, si no queremos perder los datos que hemos ido almacenando, es recomendable hacer buen uso de ellas, pues un error grave nos puede inutilizar la tarjeta para siempre.

Por este motivo, la primera recomendación que te damos es comprar una tarjeta adecuada a las necesidades que tengas, ya que no es lo mismo usarla en una cámara de fotos de forma puntual, que usarla para grabar video en 4K de forma recurrente. Normalmente suelen reportar algunos síntomas que nos pueden ayudar a detectar que se están degradando. De este modo podremos adelantarnos y realizar una copia de seguridad de nuestra información para no perderla.

Síntomas de que algo va mal

Uno de los primeros síntomas que vaticinan que nuestra SD está llegando al final de su ciclo de vida es, sin duda, que comience a dar fallos de lectura y/o escritura aleatorios. En este caso estaríamos ante una avería leve, por lo que si aún podemos acceder a los archivos, lo recomendable será copiarlos a otro dispositivo, para evitar así la pérdida total de los mismos en caso de una avería definitiva.

Otra señal de que nuestra tarjeta podría estar al borde de la muerte podría ser que nuestro dispositivo no la reconozca.  Si el daño no es grave, esto puede ocurrir de vez en cuando y no de forma continuada. Antes de dar por hecho que está dañada, es recomendable realizar algunas comprobaciones para saber si el fallo es realmente de la tarjeta. En todo os recomendamos encarecidamente realizar una copia de seguridad de los datos antes de empezar cualquier tipo de comprobación.

Comprobaciones básicas

Lo primero que debemos hacer (y aunque parezca demasiado obvio ) es extraer la tarjeta y revisar que estaba insertada correctamente.

También es importante apagar el dispositivo en el que hemos introducido la tarjeta, extraerla e insertarla de nuevo. A continuación volvemos a encender el dispositivo. Si realizando este tipo de comprobación hay veces que la reconoce y otras que no, es un claro indicador de que la tarjeta está averiada o corrupta. En este caso intenta hacer un backup de los archivos y cámbialos a otro dispositivo de almacenamiento cuanto antes.

Otra evidencia que nos indica avería es que si bien nuestro dispositivo (una cámara de fotos, por ejemplo) no la reconoce, al insertarla en un PC esta es reconocida pero no puedes acceder a los archivos que contiene

Error del sistema

Si bien las tarjetas SD no están preparadas para notificar errores internos, uno de los síntomas indicativos de que estas no están en condiciones óptimas es que el dispositivo en el que la hemos introducido reporta un “error del sistema” o similar. Nunca se especifica el origen de dicho error, especialmente en los dispositivos más antiguos.

En los dispositivos más modernos el error que se muestra suele referirse al “almacenamiento”. Incluso en algunos casos se mostrará como error en “la lectura y/o escritura” o directamente nos mostrará un icono de fallo.

Comprobaciones avanzadas

En el caso de que el PC reconozca la tarjeta, pero nos dé error al leer o escribir archivos (o directamente no los muestre) tenemos que entrar en “Mi equipo” o “Mi PC”, dependiendo de la versión de Windows que tengamos instalada.

  • Una vez dentro hacemos clic con el botón derecho sobre el icono de la unidad de la tarjeta que hemos insertado
  • En el menú emergente seleccionamos “propiedades”.
  • En la ventana que se abre debemos dirigirnos a herramientas y posteriormente hacer clic en “comprobar”

Si el diálogo que se muestra nos dice que “la tarjeta está bloqueada”, debemos extraer la tarjeta y desplazar la pestaña ubicada en el lateral. Esta pestaña bloquea o desbloquea la tarjeta contra escritura.

Si la tarjeta estaba desbloqueada, pero no muestra ningún archivo:

  • Entra en la carpeta raíz de la tarjeta desde el PC
  • Sobre la barra de notificaciones haz clic en “opciones de carpeta”
  • Selecciona la ficha “ver”
  • Presiona en “mostrar archivos, carpetas y unidades ocultos”

Cómo solucionar el fallo

Si estamos seguros de que la avería es de nuestro dispositivo de almacenamiento, hay varias formas de recuperar los datos, aunque no siempre funcionan. Y es que si se trata de un fallo muy grave, será imposible recuperarla.

Para intentar recuperar los datos sin necesidad de software o aplicaciones específicas, podemos usar las herramientas de Windows. Normalmente todas estas tarjetas cuentan con archivos ocultos para garantizar el funcionamiento de esta, si no hay ningún archivo es un claro indicador de avería.

memoria USB o tarjeta SD dañada

En caso de que los archivos de nuestra tarjeta estén dañados podemos intentar repararlos mediante el reparador de archivos de Windows. Para ello, una vez la tengamos introducida en nuestro PC, iremos a la barra de inicio y escribimos “símbolo del sistema” o “CMD” para que se nos abra la consola de comandos.

  • Una vez dentro escribimos el siguiente comando: SFC/SCANNOW
  • Pulsamos la tecla Enter
  • Comenzará un escaneo de los archivos y si es necesario serán reparados.

Si el daño de los archivos es leve, esta función puede repararlos y permitirnos acceder a los datos almacenados.

memoria USB o tarjeta SD dañada

Si por el contrario no podemos recuperar nuestros archivos de esta forma, podemos buscar alguna aplicación de reparación dedicada, aunque no todas son completamente seguras y además, son de pago.

¿Y si no es la tarjeta?

En la mayoría de los casos cuando se detectan este tipo de errores solemos achacarlos directamente a la tarjeta, pero no pasemos por alto que el error también podría ser del propio lector del dispositivo. En este caso recomendamos insertar la tarjeta en otro dispositivo para realizar la comprobación o usar un lector de tarjetas. Si uno o más dispositivos reconocen sin problema la tarjeta, debemos revisar el funcionamiento del aparato electrónico en cuestión.

Más vale prevenir…

En general, para evitar la degradación y averías te recomendamos realizar un buen uso de las mismas.

  • Evita extraerla del PC sin expulsarla de forma segura
  • Evita sacarla del dispositivo sin apagarlo previamente
  • Nunca apagues ni reinicies el PC con la tarjeta insertada