Microsoft lanzará su propio móvil si Windows Phone 8 no logra las ventas deseadas

Microsoft sigue perfilando su plan B en caso de que su nuevo sistema operativo móvil, Windows Phone 8, no consiga una irrupción en el mercado que cumpla con las expectativas de la compañía. Para ello lanzará su propio smartphone, el cual estaría ya probando en Asia.

The Wall Street Journal recoge los últimos rumores sobre el nuevo móvil que prepara Microsoft. A pesar de que desde la compañía de Redmond no se ha confirmado que trabajen en un nuevo hardware en forma de smartphone, todo apunta a que se trata del plan B del gigante norteamericano si el estreno de Windows Phone 8 no está a la altura de lo deseado.

Según el citado medio, Asia sería el territorio elegido para probar el nuevo dispositivo, del que se conocen algunos detalles. La información apunta a que tendría una pantalla media, entre la de 4 pulgadas del iPhone 5 y menor a las 5 pulgadas, en la línea de equipos Android como el Galaxy S3 u otros lanzados por HTC, LG, Motorola o Sony. Aunque la compañía tiene en mente todas las caraterísticas de su nuevo modelo (que podría ser conocido como Surface Phone en la línea de la denominación de su tableta), su fabricación depende de la evolución de WP8.

Por ahora no quiere competir con sus aliados

La intención de Microsoft es comprobar cómo se estrenan los móviles con esta plataforma creados por sus socios en este lanzamiento. HTC, Nokia y Samsung ya han mostrado su apoyo al sistema operativo al lanzar dispositivos con Windows Phone 8. Por ahora Microsoft no se lanzará a competir de forma directa con ellos con un hardware propio, algo que sí ha hecho en el sector de los tablets con Surface a pesar de los numerosos fabricantes que han apostado por Windows 8.

Será en estos dos meses cuando se confirme o no el lanzamiento del nuevo hardware móvil de la firma liderada por un Steve Ballmer que fue el primero en abrir la puerta a la creación de un nuevo smartphone. El hecho de contar con un sistema operativo móvil adaptado a los nuevos tiempos le aportaría mayores posibilidades de evitar ser un fiasco como ya fueron los móviles Kin de Microsoft hace dos años.