Y el tablet se comió al ultrabook

Y el tablet se comió al ultrabook

Javier Sanz

IHS acaba de anunciar los datos estimados de ventas de los ultrabooks. Ya se esperaban que estos no fueran los mejores del mundo, pero han resultado ser un verdadero desastre. La reducción de las expectativas para este y los siguientes años son simplemente desastrosas y, o mucho cambian las cosas, o el futuro no es precisamente esperanzador.

Según IHS las ventas totales de ultrabook en este año 2012 serán de 10,2 millones de unidades. No suena mal, pero es que se esperaban vender 22 millones, según indicaban los fabricantes más importantes de este tipo de productos, como pueden ser HP, ASUS, Acer o Lenovo. Por lo tanto, estas compañías e Intel, empresa que lidera el "proyecto" ultrabook (es más, ella impuso las especificaciones que han de cumplir los portátiles para que estos sean considerados de dicha gama de producto) no tienen mucho tiempo para reaccionar, más bien todo lo contrario.

Y, ¿qué es lo que ha pasado? Resumiendo a grandes rasgos dos cosas. La primera es que lo que prometían este tipo de ordenadores no se ha cumplido y, por lo tanto, aun siendo modelos potentes y ligeros, no lo son tanto como se esperaban y apenas hay modelos por debajo de 1,5 kilos. Además, sus precios no se han reducido de forma generalizada, por lo que el mercado no le ha dado sus bendiciones.

Los tablets, por ahora un enemigo imbatible

Pero esto sólo es el lado menos malo. Lo realmente preocupante son los tablets. Estos dispositivos se han convertido en una respuesta real a la demanda de los usuarios. Ligeros, capaces de realizar casi todo tipo de trabajos y con un precio cada vez más reducido (sólo hay que fijarse en Nexus 7 o Kindle Fire HD), se han convertido en el mayor éxito de ventas en la actualidad y el futuro: se espera que en el año 2016 se vendan más de 100 millones de unidades.

Además, los accesorios han fortalecido las opciones de los tablets, como por ejemplo los teclados externos, de los que hay incluso modelos encastrables que permiten la introducción de texto de forma habitual. Tal es el empuje de este sector, que hasta Microsoft, habitual socio de los fabricantes de PCs, lanzará su propio modelo: Surface. En definitiva, parece que el tablet se está comiendo al ultrabook.

Tabletas

El futuro de los ultrabooks

El futuro, según IHS, puede ser esperanzador siempre que se asuma que estos equipos nos serán la primera opción para los usuarios. Un ejemplo: para el año 2013 las ventas serán de 44 millones, mientras que para el 2016 las unidades estimadas son 95. Buenas cifras, pero por debajo de los tablets.

Además, para que esto sea así, los expertos han indicado que los futuros ultrabooks deberían situarse por debajo de los 700 euros, pesar un kilogramo de máximo, aprovechar la tactilidad (algo de lo que se ha dado cuenta Microsoft y por ello Windows 8 la incluye) e incluir sensores y GPS. Entonces, ¿no serían una tableta?

El caso es que Intel no arroja la toalla y ha anunciado, otra vez (ya lo hizo en el año 2011), que el renacimiento del PC y, concretamente, de los ultrabooks. Y, esto, quizá espere lograrlo con un nuevo procesador, denominado Haswell, si es así, creemos que se equivoca, la funcionalidad es lo que en la actualidad manda, no el hardware. Eso ya pasó.

De momento, en ADSLzone apostamos por los tablets, por eso te recomendamos que añadas en tu lista de favoritos TabletZona.es.