Se abre la veda para el fin de la tarifa plana en España

Se abre la veda para el fin de la tarifa plana en España

Javier Sanz

La Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) acaba de aprobar los precios provisionales para la nueva oferta mayorista de acceso indirecto, conocida como NEBA. Esta nueva regulación permite a los operadores contratar un determinado caudal que pagarán a Movistar en función de las necesidades que tengan en determinadas zonas (número de clientes y velocidades contratadas). A mayor demanda de tráfico, mayor ancho de banda deberán pagar a Movistar.

El regulador acaba de publicar en su blog oficial los nuevos precios del mercado de la banda ancha que tienen como objetivo incentivar el despliegue de redes de nueva generación por parte de los operadores alternativos. También buscan favorecer la competencia.

NEBA aprobado

La nueva propuesta aprobada proporciona "mayor flexibilidad para que los rivales de Movistar configuren sus ofertas comerciales con velocidades diferentes". Además los alternativos podrán lanzar ofertas de fibra óptica de hasta 30 megas utilizando la red de Movistar en acceso indirecto.

Diferencias con respecto a la regulación anterior

Hasta el momento, un operador alternativo como Jazztel, Orange o Vodafone pagaba un precio fijo por cada cliente en función de la velocidad que tenía contratada (6, 10, 20 megas, etc). Con NEBA, los rivales de Movistar seguirán pagando un precio fijo por cliente pero tendrán que contratar además capacidad para los abonados de una determinada zona. En total hay una veintena de puntos de interconexión en España que más o menos se corresponden con las provincias. Por eso, cada compañía tendrá que calcular en función del número de abonados y de las velocidades que tengan contratadas el ancho de banda que necesita solicitar a Movistar.

¿Es el fin de la tarifa plana? Está más cerca

La nueva regulación no significa que los operadores vayan a terminar con el modelo actual de tarifa plana de forma inmediata, eso sí, lo tendrán más fácil y tendrán más argumentos para poner coto a las descargas ilimitadas. Al contratar una determinada capacidad, los operadores no querrán tener en sus filas clientes intensivos que consumen mucho ancho de banda. Cuanto menos caudal contraten a Movistar, mayor será el ahorro. En realidad lo que cambia es el modelo de facturación entre compañías.

La parte positiva es que las compañías tendrán libertad para configurar sus ofertas y podremos ver en el mercado modalidades diferentes, por ejemplo, 11,25 Mbps, 27 Mbps o 8,5 Mbps en función de las necesidades que tenga el usuario.

Niveles de servicio

Según los datos que proporciona el regulador las compañías deberán elegir entre tres niveles:

Best Effort: utilizado para el acceso a Internet por los usuarios residenciales.

Oro, destinado a empresas, (asegura mayor calidad de servicio).

Real Time: diseñado para proporcionar servicios de telefonía IP.

Es pronto para saber cómo actuarán las compañías porque como decíamos, podrían haber terminado con el modelo de tarifa plana hace tiempo, eso sí, Neba abre la veda a que haya limitaciones en el servicio relacionadas con el ancho de banda consumido.