Apple deja de presumir de ser inmune a los virus

Apple deja de presumir de ser inmune a los virus

Redacción

Apple siempre ha hecho mucho hincapié en la inmunidad de sus equipos a las amenazas informáticas. Sin embargo, en los últimos meses hemos asistido a un progresivo aumento en las infecciones en equipos Mac ante el aumento en las ventas, lo que ha hecho a Apple dejar de presumir de esta teórica inmunidad.

Uno de los grandes éxitos de Apple desde su nacimiento fue la creación del mito de la seguridad de los sistemas informáticos de la compañía. Mientras los virus y las amenazas inundaban los equipos con Windows, los usuarios de los dispositivos creados por la compañía de Cupertino parecían ajenos a esta realidad. La imagen de Mac OS como un sistema operativo libre de virus acabó cuajando entre la comunidad de usuarios en base al escaso número de amenazas informáticas para este entorno cerrado.

Sin embargo, la popularización de los equipos de Apple provocó que los desarrolladores de software malicioso centrasen parte de sus esfuerzos en entrar en un terreno que parecía vedado a sus creaciones. A pesar de no acercarse ni de lejos a la cantidad de amenazas detectadas en Windows, el malware para los sistemas de Apple empezó a proliferar hasta el punto de hacer rectificar a la compañía a la hora de vender su imagen de seguridad absoluta frente a los peligros informáticos.

Así se ha dejado ver en su propia página web. Hace un tiempo Apple aseguraba que "Mac es invulnerable a los miles de virus que amenazan a los ordenadores con Windows gracias a las defensas integradas de Mac OS X, que lo mantienen a salvo sin ningún esfuerzo por tu parte". Después de las últimas amenazas detectadas con especial frecuencia en los últimos meses, se observa cómo Apple ha cambiado su estrategia y el mensaje que lanza ahora la compañía ha variado ostensiblemente. "Diseñado para ser seguro. Las defensas integradas en OS X evitan que descargues software dañino en el Mac sin darte cuenta", se puede leer en su web.

El cambio en el discurso por parte de la compañía de la manzana mordida es una realidad. El mensaje con el que destaca que su sistema cuenta con mayor seguridad ofrece multitud de detalles técnicos que intentan mostrar al usuarios que Mac es un equipo fuerte, pero rehuye de la seguridad absoluta que hace un tiempo anunciaba. No es casualidad el cambio de discurso. Hace unos meses el troyano Flashback se propagó de forma masiva en Mac a pesar de aprovechar una vulnerabilidad de Java. Ante estas amenazas Apple prefiere guardarse las espaldas y renunciar a parte de su imagen de inmunidad que pueda ser puesta en entredicho en un futuro.