Ono amplía la cobertura de su conexión de 200 megas y 15 de subida

Ono amplía la cobertura de su conexión de 200 megas y 15 de subida

Redacción

La conexión más veloz de Ono amplía su cobertura a todo el territorio nacional. Se trata de la modalidad de 200 megas de bajada y 15 de subida que lanzó al mercado hace cuatro meses. Esta conexión está orientada a pymes y autónomos.

Ono sigue dando muestras del potencial de su red con estándar DOCSIS 3.0. El operador ha sido uno de los que más firmemente han apostado por la alta velocidad en España como demuestran sus conexiones de banda ancha ultrarrápida de 50 y 100 megas para clientes residenciales que han sido el motor de crecimiento en los últimos meses. Un paso por delante está su conexión de 200 Mbps / 15 Mbps, que empezó a comercializar en el mes de febrero.

Hasta el momento esta conexión ultrarrápida solo estaba disponible en la red que Ono posee en Andalucía orientada a pequeñas y medianas empresas así como a profesionales autónomos. Unos meses más tarde, Ono amplía a todo el territorio nacional esta conexión de 200 megas para sus clientes profesionales, un segmento en pleno crecimiento. Según ha informado el operador, a fecha de marzo de este año contaba con 185.000 servicios contratados en pymes y autónomos, un 31% más que un año antes.

200 megas reales

Con este movimiento de ampliación de la cobertura para las empresas y autónomos Ono busca seguir creciendo a este alto ritmo. "El mercado profesional exige conexiones de calidad que permitan gestionar el día a día sin cortes o averías que ocasiones perdidas de productividad", explica el director de empresas de Ono, Víctor Guerrero. Asimismo, destacó la necesidad de los profesionales autónomos de contar con conexiones de alta velocidad para aprovechar al máximo "soluciones de almacenamiento en la nube o videoconferencias en HD sin cortes".

La calidad de esta conexión está garantizada al ofrecer una velocidad de bajada real de 20 megas por segundo, algo idóneo para las redes corporativas en las que son varios los equipos que necesitan acceder a Internet a gran velocidad. Los 200 megas se pueden contratar por 149 euros al mes, un precio que por el momento es inaccesible para los usuarios particulares pero que se antoja adecuado para las empresas que necesiten de una conexión ultrarrápida en sus instalaciones.