Los alternativos lo tendrán más fácil para ofrecer su ADSL en las zonas menos competitivas

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) quiere dar más facilidades para que los operadores alternativos ofrezcan cobertura directa de su ADSL en las zonas menos competitivas. Para ello ha aprobado una medida que les permitirá reducir los costes.

La CMT está dispuesta a aumentar la presencia de los operadores alternativos en todo el territorio español. En la actualidad su mayor cuota de mercado la consiguen en los grandes núcleos de población, pero no consiguen arrebatar a Movistar su posición dominante en aquellas zonas menos competitivas donde la población es menor y donde suelen apostar por ofrecer sus conexiones de forma indirecta, a través de la infraestructura del operador histórico.

Como explica el regulador en su blog, la actualización de la Oferta de Acceso al Bucle de Abonado (OBA) permitirá a los alternativos ofrecer nuevas ofertas de banda ancha a los consumidores "a precios más competitivos, con mayor cobertura y servicios más avanzados" a través de la conexión con centrales de Telefónica donde están coubicados (desagregando bucle). Recordemos que en la actualidad los alternativos tienen dos fórmulas para acceder a la red de Movistar para ofrecer su ADSL: desagregar el bucle del abonado o utilizar los servicios mayoristas de acceso indirecto.

La primera de estas fórmulas es la que más esfuerzo inversor supone a las compañías, por lo que en muchas zonas donde dudan de la rentabilidad de lanzar con cobertura directa sus conexiones optan el ADSL indirecto. No obstante, esta opción permite al operador una independencia de Movistar, de modo que puede hacer sus propias ofertas y prestar sus servicios. Uno de los costes más destacados es la conexión de la central en la que está el operador con su propia red.

La gran novedad introducida por la CMT es que a partir de ahora los alternativos podrán utilizar los conductos y registros de Movistar para tender su red de fibra y así conectarse con la central en la que están coubicados. Así, se facilita la presencia de la red propia de los alternativos con un menor coste, ya que se ahorrarán las obras para desplegar su red con sus propios conductos hasta las centrales. La oferta MARCo (oferta mayorista de conductos y canalizaciones) determinará los precios del servicio y condiciones de uso de los conductos del operador histórico.

La consecuencia que espera el regulador con esta medida es el aumento en el número de centrales coubicadas de forma que haya más alternativos desagregando bucle y así puedan ofrecer sus conexiones con cobertura directa. Esto se une a la reciente bajada del 14% en el precio mayorista de banda ancha que algunos operadores como Jazztel ya se han encargado de trasladar a los precios finales que pagan los usuarios por sus conexiones en estas zonas.