Voddler : El ejemplo de alternativa legal con precios asequibles pero con nefasto catálogo

El cierre de Megaupload se ha convertido en una oportunidad idónea para que las plataformas de vídeo bajo demanda atraigan la atención de los usuarios ávidos de series y películas. Sin embargo, como vemos en el caso de una de ellas, Voddler, el pobre catálogo de títulos es un verdadero hándicap para su éxito.

A pesar de la propicia situación que se ha generado tras la intervención del FBI contra Megaupload, los videoclubs online en España podrían seguir teniendo el mismo escaso éxito que hasta ahora. Aunque algunos han anunciado a bombo y platillo que han aumentado su tráfico hasta un 500% en la última semana por el cierre de la web de descargas directas (que indirectamente ha afectado a webs de enlaces como SeriesYonkis, Vagos o CineTube), este tirón podría apagarse en cuestión de días.

Los motivos no son otros que los precios por los que la mayoría de estas plataformas ofrecen sus contenidos y por el pobre catálogo de series y películas de interés para los usuarios. Uno de los ejemplos más claros de esta situación es Voddler. La empresa escandinava anunció el pasado año su llegada a España con el modelo que le ha permitido triunfar en los países nórdicos. Tras una fase inicial de pruebas, lanzó el servicio sin invitación con el que mezcla el acceso a contenidos de forma gratuita a cambio del visionado de publicidad durante la película o capítulo así como el modelo de pago por visión.

Con el fin de aprovechar la situación creada por el cierre de Megaupload y el cambio de política en otros servicios similares o de streaming, la compañía ha anunciado una reducción de precios en sus contenidos, permitiendo el visionado de títulos por 0,50 euros. Entre éstos encontramos títulos encontramos películas como "Michael Clayton", "En tierra hostil", "Saw VI" o "Manuale d´Amore 2" por este precio reducido. Otros se pueden visionar por 0,99, 2,49 o 3,99 euros o por el citado modelo de visionado gratuito a cambio de publicidad. Sin embargo, no estamos hablando de títulos de rabiosa actualidad y aquí estriba el mayor problema de esta plataforma.

Como se puede observar en la parte superior de la web, Voddler cuenta con 274 películas, 280 episodios de series y 18 documentales. Si bien el número es muy reducido, la gran mayoría de los títulos de estos contenidos son más bien discretos. Tan sólo hay que observar las series disponibles más valoradas como son "Fantaghiro", "Iron Kid" o "Sandokan", dirigidas al público infantil y muy lejos de satisfacer la demanda de la gran mayoría de los usuarios, que tienen que recurrir a otros métodos como el P2P o las webs de enlaces para ello.

Aunque otras webs ofrecen un contenido más completo, lo cierto es que en España el camino por recorrer es aún muy largo. A día de hoy resulta imposible imaginar una alternativa seria y bien nutrida de contenidos a un precio asequible. Sin embargo, el éxito de Megaupload demuestra que los usuarios sí están dispuestos a pagar. ¿Llegará algún día una plataforma que en la actualidad se antoja utópica en España?