Llamar a números de información telefónica será mucho más caro en 2012

Llamar a números de información telefónica será mucho más caro en 2012

Redacción

El precio de las llamadas a números de información telefónica tendrá una subida sin igual en 2012: nada menos que entre el 100 y el 500%. Esto viene motivado por el fin del servicio de información que hasta ahora prestaba el número 11818.

La Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) ha advertido a los usuarios de la fuerte subida en el precio a nivel general de los números de información telefónica a partir de la próxima semana, en la que se estrena el nuevo año. Aunque llamar a estos números de teléfono en los que se facilita al usuario todo tipo de información telefónica sobre servicios no es precisamente barato a nivel general desde que se liberalizó el sector, en 2012 asistiremos a una mayor subida en el precio de estas llamadas.

El Ministerio de Industria pondrá fin al servicio que prestaba hasta ahora el número 11818, heredero del antiguo 1003. La decisión de dejar de considerar este número como parte del llamado "servicio universal" llega tras la consulta a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) sobre la competencia en este sector. Con su eliminación se pretende favorecer la competencia entre las distintas alternativas en el mercado.

Sin embargo, como señala CEACCU, esta forma de avivar la competencia no hará sino elevar los precios a nivel general de las distintas plataformas, lo que supone en su opinión "un serio revés económico" a los usuarios. Hasta ahora la ley obligaba a la prestación del servicio a un "precio asequible" en caso de llamara al 11818. En concreto, la tarifa a pagar por llamada, con independencia de su duración, se fijaba en 48,6 céntimos.

Desde la organización se subraya que los números comerciales que prestan este tipo de servicios tienen unas tarifas muy superiores a las del 11818. En el "mejor de los casos", el precio por hacer una consulta de 1 minuto de duración se eleva nada menos que hasta 1 euro, con un establecimiento de llamada de 0,59 céntimos y 0,39 céntimos el minuto. Otras compañías ofrecen como "gancho" un menor establecimiento de llamada (6 céntimos) pero el precio por minuto se eleva a los 1,5 euros.

Otro de los aspectos que ha criticado la organización es la falta de claridad en las tarifas de los servicios, puesto que generalmente se informa de ellas con una rapidez que hace que el usuario sea incapaz de captar los precios reales a pagar. Así pues, una nueva medida de lo más polémica que si bien puede "favorecer la competencia" supondrá un duro golpe al bolsillo de los usuarios que necesiten realizar consultas en estos números.