Telefónica probará con FTTH que permite crear redes simétricas de 100 Mbps

Telefónica planea lanzar ADSL2+ utilizando las nuevas centrales que está abriendo, pero todo parece indicar que utilizarán la red de fibra óptica de 1,4 millones de kilómetros que soterró bajo el asfalto de las principales calles en la década de los 90. Ahora, diez años después de todo aquello, los técnicos de Telefónica llegan a la conclusión de que el ADSL está muy bien, mucho mejor de lo que nadie podía haber imaginado, pero sus prestaciones no son óptimas cuando se trata de ofrecer conexiones realmente superlativas, es decir, a partir de 50 Mbps y televisión digital de alta definición.

Precisamente ese tránsito de información es el nivel que pronto se demandará para llevar a los hogares españoles la televisión digital de alta definición. Esta nueva oferta tecnológica crecerá al calor del VDSL, una generación avanzada de ADSL que garantiza transferencias de 50 mega por segundo.

El salto de calidad que Telefónica ofrecerá a sus clientes con el sistema VDSL será prodigioso, y forma parte de las actuaciones para los próximos años.

Por lo pronto, la compañía ya está probando los futuros usos de una plataforma que exige el concurso de la fibra óptica en determinados tramos de la conexión. Y en ese escenario es donde entra en juego el cable soterrado hace diez años.

Todo apunta a que Telefónica reutilizará en los próximos años la infraestructura de fibra óptica desplegada en el pasado. De esta forma, la compañía de telecomunicaciones aprovechará aquel esfuerzo que el tiempo no ha querido que fuera baldío.

Detrás de esta ofensiva se esconde la tecnología FTTH (Fiber To The Home, fibra hasta el hogar) En Pozuelo de Alarcón y Campamento (Madrid) ya se han hecho «pruebas de campo» de FTTH (Circuito de línea de banda estrecha y/o banda ancha en casa del abonado) llegando a 50 Mbps en distancias de hasta 20Km.

El FTTH constituye una eficaz combinación de fibra óptica y cable de cobre, donde el elemento diferencial es el tramo de fibra óptica utilizado. Esta infraestructura permite crear redes simétricas de 100 Mbps, lo que significa que tan prodigioso ancho de banda es el mismo para la recepción y la emisión.