Un nuevo servicio WiFi promete llamadas y navegación ilimitada

Un nuevo servicio WiFi promete llamadas y navegación ilimitada

Redacción

La solución para realizar llamadas ilimitadas y navegar barreras a través del móvil está más cerca gracias a la aparición de nuevos servicios como el que propone la compañía Republic Wireless. Su servicio se apoya en las múltiples redes WiFi para mantener al usuario siempre conectado a la Red con independencia de los operadores.

Las compañías de telefonía y banda ancha móvil siguen encontrando nuevos enemigos gracias a la innovación tecnológica. El último de ellos es la citada empresa, que en Estados Unidos ha comenzado a comercializar un revolucionario servicio que detalla el Blog de la CMT y que apunta a ser una nueva amenaza para los operadores tradicionales gracias a su novedosa propuesta.

Republic Wireless propone las redes WiFi como alternativa a las redes del operador tanto para hablar como para navegar por la Red desde el móvil. Los creadores del servicio aseguran que los usuarios están rodeados de estas redes la mayor parte del tiempo, ya sea en lugares como el trabajo o su hogar y que en la mayoría de los casos no se aprovecha esta situación, desestimando una serie de ventajas que rescata su servicio.

Por 19 dólares mensuales (14 euros), el usuario puede contratar RW. El servicio busca continuamente redes WiFi a las que conectarse para facilitar la navegación y servicios de voz, pero en caso de que no lo consiga cuenta con acuerdos con operadores como Sprint en el caso de EEUU para cubrir la falta de conexión. En caso de no acceder vía WiFi el usuario tiene 550 minutos de conversación, 150 mensajes de texto y un límite de 300 MB al mes. La compañía parece muy flexible en este sentido y asegura que hace la vista gorda en caso de superar estos límites en casos puntuales, aunque sí penaliza el abuso.

Esta tecnología se comercializa junto a un smartphone con sistema operativo Android, en concreto el LG Optimus, cuyo precio de forma promocional es de 99 dólares (72 euros), aunque sin promoción cuesta el doble. Otra de las características del servicio es la inexistencia de un contrato, a diferencia de lo que sucede con los operadores tradicionales.

Asimismo, el servicio parece bastante transparente en cuanto ofrece la devolución del dinero si el usuario no queda convencido en los 30 primeros días y no obligar a una permanencia concreta. A primera vista, Republic Wireless parece un servicio lleno de ventajas, aunque tiene el gran reto por delante de ofrecer el servicio en espacios públicos. ¿Podría llegar a plantar cara en un futuro a los operadores? ¿Tienen éstos un nuevo motivo de preocupación? Y, la pregunta más importante conocidas sus bondades: ¿cuándo llegará a España?