Las operadoras se vuelcan en desarrollar sus propias plataformas Voz IP

Las operadoras se vuelcan en desarrollar sus propias plataformas Voz IP

Javier Sanz

Grandes nombres de operadoras a nivel mundial muestran ya su decidida apuesta por ofrecer los servicios de voz IP. Lo hacen meses después de iniciar una guerra en la que no tenían todas consigo. Asistimos, pues, a un progresivo cambio en el sistema de llamadas que no parece tener marcha atrás.

Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Es una máxima muy repetida y conocida en muchas batallas. Y parece que las operadoras se están aplicando el cuento. Hace ya tiempo que las compañías declararon la guerra a los diferentes servicios de Voz IP. Entre ellos, el litigio más conocido fue el mantenido entre algunas operadoras y la todopoderosa Skype, hasta el punto que la Comisión Europea se vio obligada a intervenir ante los ataques de bloqueo y boicot que servicio estaba sufriendo por parte de algunas empresas de telefonía.

Pero poco a poco, parece que las operadoras comienzan a darse cuenta que el sistema de voz IP, quizá, no sea realmente un enemigo que combatir, sino todo lo contrario, un filón con el que poder captar y retener clientes, especialmente si, tal y como parece, la batalla contra quienes la ofrecen no darán los frutos deseados.

Ahora, las operadoras comienzan a llevar a cabo una nueva estrategia frente a los servicios tradicionales de voz IP, iniciando los trabajos para el desarrollo de sus propias plataformas, o, algo más sencillo: hacerse con alguna plataforma ya existente.

Telefónica, pionera en España

Son ya varias las firmas que cuentan con su propio servicio VoIP y que en breve ofrecerán a sus clientes. Entre las más importantes a nivel mundial podemos destacar a T-Mobile, que pronto comenzará a dar funcionamiento a su Bobsled con un claro lema publicitario: “nuevas formas de comunicarse sin importar a través de donde vengan, el formato de su mensaje o el dispositivo que usan”; algo que la estadounidense ATT ya está ofreciendo a sus clientes.

En España, ha sido Telefónica la primera en dar el paso que más tarde o más temprano tendrán que hacer el resto de operadoras, y ofrecerá el servicio de voz IP a sus usuarios a través de O2 Connect, aplicación creada por su filial británica O2 tras hacerse con el servicio Jajah en 2009, y que entrará en funcionamiento a partir del próximo año.

Por ahora no son muchas las operadoras que se han mostrado partidarias de estas medidas, pero sí son algunas de las más importantes a nivel mundial, lo que, sin duda, provocará un efecto dominó que llevará al resto a abrirse a un servicio que sigue causando cierto resquemor entre las operadoras. Veremos cuánto tardan en darse cuenta de dónde está el futuro.