Telefónica prueba un servicio de publicidad personalizada en sus clientes de ADSL

Los operadores parecen dispuestos a aplicar nuevas tecnologías dentro del mundo de la publicidad. Telefónica ha empezado la fase de pruebas de publicidad personalizada en Brasil. Estos nuevos métodos supondrían que el usuario recibiría descuentos en su factura de ADSL a cambio de rastrear su actividad en la Red y recibir dicha publicidad.

Aunque en su momento se consideró una herramienta intrusiva, Telefónica parece dispuesta a continuar con esta tecnología para aplicar nuevos métodos de publicidad entre sus usuarios. Según publica El País, la compañía ha comenzado una fase piloto del proyecto en Brasil. Los usuarios del país sudamericano sólo pueden acceder al programa de prueba de forma voluntaria, medida tomada por el operador tras antecedentes dados en Estados Unidos y Reino Unido.

Concretamente, la tecnología se conoce como Inspección Profunda de Paquetes (IPP) y supone un paso adelante en los métodos de rastreo que utilizan las tradicionales cookies. Una vez analizados todos los paquetes que circulan por la conexión del usuario, se le ofrece a éste una publicidad de forma mucho más personalizada en función de sus gustos, búsquedas realizadas y otros múltiples factores. La ventaja para el usuario en este caso vendría a través de descuentos en las facturas por la conexión a Internet.

El potencial de esta tecnología según las compañías que investigan esta emisión de "publicidad a la carta" es muy amplio, pero su problema estriba en convencer al internauta para que permita este rastreo de su actividad. Para ello los mencionados descuentos gracias a acuerdos alcanzados con los operadores, pero ¿hasta qué punto están los usuarios dispuestos a vender su privacidad de este modo?

En 2006 y 2007 operadores como BT en Reino Unido incluyeron estos métodos sin avisar a sus clientes. En 2008 el operador hizo público que había realizado las citadas pruebas, lo que le supuso las denuncias en masa de los internautas que acabaron con una investigación oficial y el cese en estas actividades. Telefónica ha puntualizado que en su caso se trata de una prueba piloto y ha insistido en la voluntariedad de los usuarios que se están sometiendo a este método en Brasil. Si la prueba acabase por convencer al operador y decidiese exportarlo a otros países donde opera como el caso de España, habría que ver la reacción de los internautas.

¿Estarías dispuesto a someterte a este rastreo de tu actividad en la Red a cambio de un descuento en la factura de tu ADSL?