El FBI investigará los ataques a webs antipiratería y los culpables podrían ser condenados a prisión

Las autoridades de Estados Unidos están dispuestas a que los ataques DDoS promovidos desde 4chan por el grupo Anonymous no queden impunes. El FBI ha anunciado una investigación para perseguir a los culpables que tumbaron varias web de grupos antipiratería y la industria musical. En nuestro país también se atacó a la web de la SGAE y del Ministerio de Cultura.

Los autores de los ataques a las webs relacionadas con la industria del entretenimiento podrían ser detenidos, al menos en Estados Unidos, donde el FBI ya ha abierto una investigación para hallar a los culpables. Así lo publica CNET.com, medio que informa del inicio de las labores por parte de agentes federales con las organizaciones que fueron atacadas en el país norteamericano.

Entre los atacados en territorio estadounidense se encuentran las asociaciones que agrupan a las principales industrias musicales y cinematográficas, que vieron cómo sus sitios web quedaban caídos después de un ataque masivo de denegación de servicio. El mismo fue promovido por un grupo de internautas conocido como Anonymous, que salió de 4chan, uno de los imageboard más conocidos de la Red y que ha poblado ésta de los contenidos más irreverentes. El grupo afirmó que actuó en defensa del "libre flujo de información en Internet y contra la forma de censura que es el copyright".

Las penas a las que podrían enfrentarse quienes fuesen detenidos y declarados culpables por un tribunal por haber lanzado ataques DDoS son elevadas y podrían significar incluso prisión. Hace una semana, en Estados Unidos se condenaba a un ciudadano a 30 meses de cárcel por haber atacado mediante este sistema en 2006 y 2007 los sitios web del político Rudy Giuliani así como de dos comentaristas políticos.

Aunque la gran mayoría de los usuarios se "escondieron" a la hora de lanzar sus ataques, quizá el FBI sí pueda seguir el rastro de una forma más sencilla de aquellos que no se protegieron adecuadamente a la hora de perpetrar el envío masivo que acabó tumbando los servidores.

El ataque a la SGAE en España

Los ataques de Anonymous no se circuncribieron únicamente al territorio estadounidense. El grupo también promovió envíos masivos contra webs en Australia, Francia, Reino Unido y varios objetivos dentro de nuestras fronteras. Estos no fueron otros que la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Promusicae y el Ministerio de Cultura. El motivo de perseguir a la gestora, la agrupación de industria musical y al Ministerio es su lucha contra el intercambio de archivos (P2P) y la próxima ley antidescargas española, la llamada Ley Sinde.

Las penas de cárcel que existen en nuestro país en caso de identificación de los culpables van desde los 6 meses a los 4 años, pero hasta el momento no ha habido ni una sola prueba contra ningún usuario y nadie ha sido condenado.