A pesar de la crisis, se dispara la venta de teléfonos de superlujo un 120 por ciento

La crisis no ha afectado a Vertu, la principal firma de teléfonos de lujo que pueden llegar a costar hasta 12.000 euros. En 2009 las ventas aumentaron un 120%.

Según la consultora Strategy Analytics, Vertu vende nada menos que 200,000 unidades al año con un precio medio de 5,400 euros. Algunas "celebrities" como David Beckham, la actriz Sigourney Weaver, o el actual presidente de la FIA Jean Todt son compradores habituales.

En total, la forma propiedad de Nokia factura más de 1.100 millones de euros y supone un 3% de su facturación total. Su presidente, Alberto Torres, asegura que a pesar de la crisis sus ventas han subido un 120% en 2009.

¿Por qué cuestan tanto?

Los Vertu no funcionan mejor que un N97, un iPhone o un Samsung Jet, simplemente cuentan con un diseño único que atrae a los más adinerados. Cada modelo está hecho a mano y los materiales son de primerísima calidad. A parte, Vertu cuenta con un servicio de atención al cliente de pago que incluye un mayordomo personal las 24 horas del día. "Los clientes pueden pedir lo que quieran, "una reserva en un restaurante, un vuelo a New York, una reserva en un hotel o una caja de bombones" aseguran los responsables de la firma.

Es evidente que la crisis económica no es igual para todos y el lujo prácticamente no se ha resentido. A parte, Vertu sigue creciendo lo cual demuestra que la telefonía exclusiva sigue funcionando de maravilla.