Xbox One y Surface impulsan los beneficios de Microsoft

Xbox One y Surface impulsan los beneficios de Microsoft

Redacción

Los últimos lanzamientos de Microsoft en el mercado del hardware llevaron a la compañía a cerrar 2013 con un balance de lo más positivo. La compañía ha confirmado que al cierre de 2013 había distribuido 3,9 millones de Xbox One y que en total logró unos beneficios netos de 6.560 millones de dólares.

Los resultados financieros del gigante de Redmond en el último trimestre de 2013 llevaron a la compañía a ingresar 24.520 millones de dólares (cerca de 18.000 millones de euros). En este punto cabe remarcar la buena acogida que tuvieron sus consolas en este periodo, puesto que la división Devices and Costumer donde se integran creció un 13% respecto al mismo periodo de 2012.

El lanzamiento de Xbox One es una de las claves para entender esta situación. La consola Next Gen se estrenó el 22 de noviembre y semanas más tarde ya había logrado unas ventas de 3 millones de unidades, aunque Microsoft distribuyó hasta 3,9 millones en la veintena de países en los que está disponible. Igualmente, Xbox 360, su antecesora, se siguió vendiendo como demuestra la distribución de 3,5 millones de unidades.

Igualmente, la firma estadounidense ha remarcado el crecimiento de su servicio online Xbox Live. El número de transacciones aumentó hasta el punto de que sus ingresos se dispararon un 25%, situación que se entiende igualmente por la buena acogida de Xbox One.

Por otro lado, hay que destacar el crecimiento en la demanda de Surface. La segunda versión del tablet de la firma de liderada aún por Steve Ballmer ha tenido una mayor aceptación que la primera, que en su momento se convirtió en una máquina de generar pérdidas para la compañía. En esta ocasión los ingresos generados por Surface han sido de 893 millones de dólares, más del doble que en el trimestre anterior. No obstante, en los resultados no se han concretado el número de unidades distribuidas y vendidas.

El propio Ballmer se mostró muy satisfecho con los resultados y destacó el balance logrado a raíz de las «inversiones en dispositivos y servicios que ofrecen una experiencia de alto valor para nuestros clientes». «Esto nos está posicionando para un crecimiento a largo plazo«, indicó el CEO de Microsoft.