La AEPD sanciona a Pepephone con 3.000 euros tras su autodenuncia por mostrar direcciones de correo

La Agencia Española de Protección de Datos ha decidido sancionar a Pepephone con una multa de 3.000 euros por una infracción considerada como grave. Recordemos que el pasado mes de abril, la operadora se autodenunció por haber mostrado por error las direcciones de correo electrónico de miles de clientes.

Según nos ha confirmado Pepephone, la Agencia Española de Protección de Datos, por sus siglas, AEPD, ha decidido imponerles una sanción de 3.000 euros por vulnerar la Ley de Protección de Datos. Pepephone siempre se ha caracterizado por su transparencia y una vez volvió a dar ejemplo al filtrar por error miles de direcciones de correo electrónico de sus clientes en un envío comercial.

Debemos remontarnos a abril de este mismo año. Pepephone se decidía a informar a sus clientes de una mejora en su tarifa, cuando por error, incluyó hasta 4.845 direcciones de correo de sus clientes en el mismo mensaje sin ocultar. Rápidamente la operadora detuvo el proceso de envío aunque el daño ya estaba hecho.

Sin más dilación, Pepephone volvió a enviar un correo disculpándose por lo ocurrido. La operadora informó que iba a autodenunciarse por los hechos ante la Agencia Española de Protección de Datos. A través de su cuenta de Twitter informaba de lo sucedido con estas palabras: "Mañana nos autodenunciaremos a la APD por el error que hemos cometido al enviar un mail a 4.800 personas sin copia oculta. Lo lamentamos".

A partir de esa denuncia, Pepephone se enfrentaba a una sanción que oscilaría entre 40.001 a 300.000 euros, al ser considerada como una infracción grave del deber de guardar secreto, tipificado en la mencionada Ley de Protección de Datos. La Ley prevé reducciones en el caso de falta de intencionalidad y reconocimiento espontáneo de la infracción.

Finalmente, la sanción ha sido de 3.000 euros al entenderse que no existe intencionalidad acreditado y que se trató de un error, como viene recogido en la Ley. La operadora demuestra de nuevo su apuesta por la transparencia y acata la decisión tomada por la Agencia Española de Protección de Datos.