Sony se ofrece a sustituir de inmediato las PlayStation 4 estropeadas

Sony se ofrece a sustituir de inmediato las PlayStation 4 estropeadas

Redacción

Sony pretende actuar con urgencia ante el grave problema de las PlayStation 4 dañadas de serie. La compañía se ha ofrecido a actuar con inmediatez frente a un problema que en cualquier caso ha confirmado que afecta a un mínimo de usuarios, a quienes sustituirá su consola en cuestión de poco tiempo.

Los errores de fábrica que han dejado inservibles algunas unidades de PlayStation 4 tendrán una pronta solución por parte de Sony. Como leemos en Gamerzona.com, la firma asiática ha pedido perdón a todos los afectados por el problema y ha anunciado que reemplazará todas las unidades defectuosas.

"Entendemos la frustración de los usuarios que hayan tenido este problema y por este motivo estamos trabajando con nuestros distribuidores para solucionar los problemas y asegurarnos de que las unidades afectadas sean reemplazadas", explicó la compañía en un reciente comunicado. Asimismo afirma que la división estadounidense (donde se ha estrenado únicamente PS4 por el momento) "está reemplazando las unidades afectadas a todos aquellos usuarios que se hayan puesto en contacto con el servicio técnico online". "Los cambio se están produciendo de inmediato", asegura.

A su vez, desde el gigante nipón pretenden restar gravedad al incidente. En un primer momento se aseguraba que los afectados apenas llegarían al 1%, y en estos momentos cifra los problemas en un 0,4% de consolas. Si tenemos en cuenta que en las primeras 24 horas se vendieron 1 millón de unidades en todo el país norteamericano, serían alrededor de 4.000 las consolas estropeadas.

La solución es sin duda más lógica y cómoda que la que ofreció Sony en un primer momento. Recordemos que al conocerse los problemas llegó a publicar un manual para que el usuario pudiese desmontar la consola, una opción que no era apta para todos los usuarios y que además podría servir para dañarla más.

La gran duda estriba ahora en si la remesa de consolas que llegarán a Europa el próximo 29 de noviembre también tendrán los problemas detectados en el caso de las unidades norteamericanas. En caso de repetirse estos errores la imagen de la nueva PlayStation podría verse empañada en un momento crítico, ya que Xbox One, su gran rival, también aterriza en el mercado y podría aprovecharse de la situación.