Científicos españoles crean un protector ocular para móviles y tablets

Científicos españoles crean un protector ocular para móviles y tablets

Redacción

Reticare. Éste es el nombre del nuevo protector ocular aplicable a dispositivos móviles como smartphones y tabletas. Desarrollado por científicos españoles, su función pasa por proteger al usuario de los efectos nocivos de la luz led que emiten las pantallas de estos equipos y que pueden dañar la retina.

El empleo de terminales móviles y videoconsolas puede tener un efecto negativo en la retina humana. Así lo señala una investigación realizada por un grupo de científicos de la Universidad Complutense de Madrid, que a su vez ha creado una solución para evitar dicha consecuencia.

Liderado por la doctora Celia Sánchez-Ramos, más de 100 investigadores, 1.500 colaboradores y hasta 25 entidades públicas y privadas se han volcado durante el último año en el análisis de la exposición de las células de la retina a la luz led directa durante 72 horas en ciclos de 12 horas de luz y 12 de oscuridad. En su estudio comprobaron que el 93% de las células sometidas a esta exposición morían si no tenían protección y que el empleo de un filtro protector garantizaba la supervivencia del 90%.

Sánchez-Ramos comparó la situación con la "exposición de la piel frente al sol". "No se trata de renunciar a la tecnología sino de protegernos de los efectos nocivos de la luz", explicó la doctora, cuya teoría es apoyada por José Antonio Vega, catedrático de la Universidad de Oviedo. "Sin una adecuada protección, una importante cantidad de células de la retina muere después de una larga exposición a radiaciones que emite este tipo de luz. Además, nunca se regeneran y puede llegar a provocar una pérdida severa de visión", precisó Vega.

Ante el auge de este tipo de dispositivos en nuestro entorno, el oftalmólogo del Hospital de La Paz Félix Armada Maresca señala que "es lógico pensar que se adelante la degeneración macular asociada a la edad". Esto supone la primera causa de ceguera en el mundo y "es posible" que en las próximas generaciones la edad se adelante desde la media de 50 años actuales a los 40-45 años.

Por este motivo, apoyándose en estas investigaciones, desde la empresa TSR se ha desarrollado Reticare. Se trata de una lámina de plástico que se pega a la pantalla de móviles, tabletas o consolas portátiles y que se puede considerar primer protector ocular con estas características. Según la edad del usuario y las horas de exposición se dan cuatro niveles de protección.

Su precio oscila entre los 12,95 euros en el caso de dispositivos de pantalla pequeña (móviles y consolas) y 18,95 euros en el de las tabletas. La tecnología ya está a la venta en España y se espera que en los próximos meses se empiece a comercializar en otros países europeos.