A pesar de fracasar con Surface, Microsoft insiste en burlarse del iPad

Microsoft intensifica la campaña de desprestigio hacia el iPad. La compañía estadounidense sigue burlándose de su rival con un nuevo anuncio que no deja de sorprender debido a los malos resultados en ventas que cosechó con Surface, su particular alternativa con Windows RT.

Tabletzona.es se hace eco de la nueva campaña publicitaria de Microsoft en la que destaca las ventajas de Windows RT como sistema operativo idóneo para las tabletas criticando a sus rivales. La compañía muestra en su nuevo anuncio el tablet con teclado Lenovo Yoga y destaca las ventajas de este producto a la hora de utilizarlo en las clases.

La firma liderada por Steve Ballmer subraya la importancia de su teclado fijo y la posibilidad de abatirlo cuando no nos interese usarlo. Por contra, el anuncio muestra lo «complicado» que resulta acoplar un teclado al iPad, ya que resulta un procedimiento farragoso al tener que ejecutar la conexión Bluetooth o el cable de conexión. Igualmente, se incide en la imposibilidad de poner en vertical el dispositivo de Apple, lo que consideran una ventaja en el caso de un equipo con Windows RT.

No obstante, no deja de sorprender que Microsoft ataque a los de Cupertino si tenemos en cuenta que en el mercado existen productos similares que aportan soporte para la tableta de la manzana mordida. Igualmente, no faltan los accesorios en forma de fundas con teclado que solo hay que comprar por separado para hacer lo mismo que con el gadget con Windows RT.

Se trata de un nuevo ataque en cuestión de pocos meses. En el último año ha intentado potenciar las ventas de sus equipos, especialmente de Surface, señalando las dificultades innecesarias incluidas en el iPad. Por ejemplo, en mayo puso en el punto de mira al iPad con el lema «Menos hablar, más hacer» burlándose de la incapacidad de Siri para hacer varias acciones a la vez.

Sin embargo, todos estos ataques suenan a estrategia a la desesperada. Si bien no se trata de jugar sucio porque en EEUU este tipo de campañas son habituales entre las grandes compañías, sí denota la necesidad de Microsoft por convencer para vender sus equipos. Surface ha resultado un fracaso en ventas que la propia firma ha reconocido, mientras que Windows RT es cada vez más rechazado por los fabricantes. ¿Será esta campaña un nuevo esfuerzo fútil a la hora de ganar usuarios?