La velocidad del ADSL decepciona a la mitad de los usuarios

La velocidad del ADSL decepciona a la mitad de los usuarios

Redacción

El 38% de los usuarios españoles de banda ancha fija no se encuentra satisfecho con la velocidad que recibe en su conexión. Así lo señala el último informe del Eurobarómetro, que sitúa a nuestro país como el más insatisfecho dentro de la Unión Europea en lo que a velocidad de ADSL se refiere.

A pesar de la mejora experimentada a nivel de velocidad en banda ancha fija en los últimos años, los usuarios españoles siguen sin estar conformes con la calidad del servicio que reciben. Solo el 48% de los internautas considera que reciben la conexión con la potencia que tienen contratada y hasta el 38% de los españoles rechaza este aspecto, lo que convierte a nuestro país en el más crítico en este sentido junto a Francia (37%).

No obstante, no somos el país en el que los usuarios se encuentran con más dificultades para acceder a determinados contenidos en Internet por culpa de la velocidad o capacidad de la red. Mientras la media europea en este sentido se sitúa en el 43%, en España baja hasta el 36%, siendo de nuevo los franceses los más críticos con un 54%.

Otro de los aspectos recogidos en este informe es si los usuarios estarían dispuestos a cambiar de operador a cambio de ver mejorada su velocidad. En este punto solo el 41% de los internautas de nuestro país optarían por ello, situándose ligeramente por encima de la media europea (40%) de los que estarían dispuestos a cambiar de compañía por este motivo. Luxemburgueses, suecos y británicos son los más proclives a portar su línea por este motivo con un porcentaje superior al 50%.

Motivos para contratar una u otra velocidad

Entre las estadísticas del Eurobarómetro se asegura que el 58% de los internautas españoles contratan su conexión en función al precio, mientras que el 48% señala la velocidad máxima como principal motivo para elegir una u otra compañía. En Europa el porcentaje de usuarios que aún se fijan más en el precio es del 71% mientras que el 44% prefiere una u otra conexión teniendo en cuenta la velocidad máxima de descarga.

Desde la Comisión Europea aseguran que estos datos demuestran la necesidad de invertir en mejores redes de banda ancha ya que los usuarios no solo se fijan en el precio sino que cada vez están más preocupados por saber si su velocidad es «suficientemente rápida para poder ver vídeos por ejemplo».

En vuestro caso, ¿qué factor consideráis fundamental a la hora de contratar una conexión, el precio o la velocidad?