Adblock Plus, pagado por Google para que no oculte su publicidad en Android

Adblock Plus se ha convertido hasta ahora en el gran referente de los programas para ocultar publicidad en la navegación, lo que también le ha situado como enemigo de anunciantes y de Google. Los de Mountain View optaron por bloquear su app en Google Play, pero finalmente han decidido darle luz verde a cambio de pagarle para que muestre sus anuncios.

Androidayuda.com, nuestro portal especializado en la plataforma móvil de Google, se hace eco de la última historia que tiene a Adblock Plus como protagonista. Tras contar con un abrumador éxito en su versión de sobremesa (Firefox y Chrome), donde funciona de forma fantástica a la hora de bloquear anuncios, sus desarrolladores decidieron crear una versión para Android. Ésta estuvo disponible en la Google Play y su éxito no tardó en llegar hasta el punto de ser una de las más descargadas.

Google, que a su vez es una de las compañías que más presencia tiene en la Red con su sistema de publicidad, optó por una polémica decisión tras comprobar cómo si los usuarios no recibían sus anuncios se podría hundir parte de su lucrativo negocio. En la versión 4.2 Jelly Bean modifica el sistema para que ninguna app pueda cambiar los ajustes del proxy, algo básico para el funcionamiento adecuado de ABP. Pero esta zancadilla no sería la única tendida por Google, ya que la compañía llegó a expulsar de su tienda de aplicaciones este servicio al considerarlo perjudicial para su plataforma móvil.

Tras la controversia levantada por este movimiento de la firma californiana, los desarrolladores de ABP optan por seguir adelante con su servicio más allá de la tienda oficial de Google, hasta el punto de mejorarla para que pueda actualizarse sin el soporte de Google Play. Sin embargo, lo que parecía una lucha frente al gigante de Mountain View ha quedado en algo totalmente descafeinado al conocerse que la publicidad del buscador no es bloqueada por Adblock.

El hecho de que Google sea uno de los socios financieros de Eyeo GmbH explica esta situación. Todos aquellos que colaboran con ABP pasan a formar parte de una «lista blanca» que les convierte inmunes al funcionamiento de la aplicación, todo ello según el bloguero Sasha Pallenberg, puesto que ninguna de las empresas ha confirmado la información oficialmente.

De este modo, Adblock pasa a perder gran parte de su potencial. No estar en Google Play ya es un hándicap para que sea instalado de forma masiva, a lo que hay que añadir que ha dejado de ser efectivo contra los anuncios del buscador, insertados en gran parte de las webs más visitadas. Por ello, será un app muy rentable para sus creadores pero que ha perdido su utilidad para los usuarios.