España, uno de los líderes en crecimiento de la fibra óptica a nivel mundial

Desde hace años España tiene la etiqueta de ser uno de los países en los que la banda ancha fija es más lenta. Sin embargo, el ritmo de crecimiento que imponen las conexiones de fibra óptica, por el momento comercializadas en su inmensa mayoría por Movistar, hará que pronto se rompa tal asociación.

El último informe presentado por Point-topic demuestra el auge de la fibra óptica en todo el mundo. Las redes fijas de nueva generación lideraron durante el primer trimestre de 2013 el crecimiento de la banda ancha en los principales países del mundo. Esta tecnología ha sido la impulsora en este sector, que ha crecido un total del 8% en un año hasta alcanzar los 654 millones de usuarios.

De éstos, el 22% correspondería a conexiones con tecnología de fibra óptica en sus distintas modalidades (FTTH, FTTC, FTTB…), lo que supone mejores cifras que las conexiones de cable HFC, las cuales también pueden ofrecer alta velocidad. Si bien la fibra óptica hasta el hogar – FTTH (en sus siglas en inglés) creció un 4,6% solo en el último trimestre, son las modalidades de fibra como las que ofrecen conexión desde el edificio o desde armarios situados cerca del hogar son las que más crecen con un 10,6% en el primer cuarto del año respecto a los últimos meses de 2012.

La apuesta de Reino Unido por estas últimas modalidades entre otros países justifican unas cifras de crecimiento donde no podemos obviar el papel de España. Gracias a la fuerte apuesta de Movistar por la fibra óptica (hasta el hogar en este caso ofreciendo 100 megas de bajada y 10 de subida), nuestro país es visto como una de las zonas donde más aumenta la adopción de este tipo de conexiones junto al citado caso británico, Turquía, Bielorrusia y Singapur.

En la actualidad se contabilizan cerca de 500.000 conexiones ultrarrápidas en nuestro país con esta tecnología. Si bien puede parecer una cifra anecdótica en comparación con el número de hogares que disponen de estos accesos en países como Corea del Sur o Japón, el crecimiento ha sido muy notable en solo un año. Esta cifra, según los datos de la CMT a julio de 2012, supone el doble de conexiones con esta tecnología en solo un año. A su vez, el año anterior se produjo un crecimiento del 123% respecto a 2011, lo que evidencia el fuerte ritmo de crecimiento de la fibra en España.

Por si fuera poco, hay que ser más optimistas si cabe. En los próximos meses comenzarán a competir en este mercado el resto de operadores alternativos. Jazztel, Vodafone y Orange se encuentran en pleno despliegue de sus redes de modo que en apenas dos años más de 10 millones de hogares españoles podrán contratar una conexión de fibra.