Microsoft prepara una revolución

Microsoft prepara una revolución

Claudio Valero

Microsoft prepara una revolución que podría llegar a afectar a la continuidad en la empresa de varios altos ejecutivos. La mayor parte de los miembros de la compañía desconocen el rumbo de los cambios que se esperan para el próximo 1 de julio. Fuentes internas aseguran que habrá fuertes recortes e incluso se compara con el hundimiento del Titanic.

Según ha informado el portal All Things Digital, es muy probable que veamos grandes cambios en Microsoft a partir del 1 de julio. Este día, el CEO de los de Redmond, Steve Ballmer, podría revelar sus planes para restructurar la empresa. Se habla de que la plantilla quedaría formada por un grupo grande de ejecutivos senior.

Fuentes internas revelan que se producirán grandes recortes en la compañía de Redmond y lo llegan a comparar con el hundimiento del Titanic, debido a las proporciones de lo que será anunciado por Ballmer el 1 de julio. Muchos de los altos ejecutivos de Microsoft temen por el futuro dentro de la compañía.

La mayor parte de los integrantes de la plantilla de Microsoft desconocen los planes de su CEO para el futuro. Steve Ballmer solo ha confiado en un pequeño grupo de personas dentro de la empresa, que se reduce a su círculo de confianza más cercano. El resto vive con incertidumbre los cambios que están por llegar.

Parece que Ballmer quiere dar un golpe de efecto después de los numerosos fracasos y decepciones de los últimos tiempos. Windows 8 y Windows Phone no están funcionando todo lo bien que desearían los de Redmond y Surface, la tableta de la compañía, está cosechando unas cifras de venta bastante discretas.

Varios altos ejecutivos han abandonado el barco en los últimos años, entre los que destacan los casos de Kevin Johnson, que se marchó tras 16 años en la compañía y Jeff Raikes, que entró en la empresa en 1980.

Estaremos atentos al 1 de julio para ver qué sucede finalmente con Microsoft y el anuncio de Steve Ballmer. Os contaremos todas las novedades del caso nada más tengamos constancia de ellas. ¿Qué opináis de la revolución que prepara Microsoft?