El Samsung Galaxy S4 adelanta en ventas al iPhone 5 por primera vez

El Samsung Galaxy S4 adelanta en ventas al iPhone 5 por primera vez

Redacción

El Samsung Galaxy S4 sigue marcando registros históricos. El último de ellos ha sido superar en ventas durante el mes de mayo al todopoderoso iPhone en su propio «terreno de juego», es decir, en Estados Unidos. El último móvil estrella de Samsung ha superado los 10 millones de unidades vendidas en todo el mundo.

El analista Michael Walkley, de Canaccord Geninity, ha confirmado que según sus estimaciones, el último modelo de la gama Galaxy S ha conseguido mayores ventas que el iPhone en el país norteamericano. Aunque no da cifras concretas, según los datos que maneja es la primera vez desde que saliese el iPhone 5 que un terminal consigue mejores cifras de ventas que el equipo de Apple.

El opinión de Walkley, la estrategia de marketing que está siguiendo Samsung es fundamental para entender este fenómeno. La compañía no solo ha facilitado su lanzamiento a nivel mundial (a diferencia del hábito de los de Cupertido de hacer un estreno de sus dispositivos escalado por países), sino que también ha maximizado la disponibilidad para los operadores. Así, ha sido el más vendido por Verizon, Sprint y T-Mobile en EEUU. Solo con AT&T quedó por detrás del iPhone 5.

Otro de los factores que destaca el analista es la amplia variedad de productos de gama alta de la firma surcoreana. Al último modelo le complementan el Galaxy S3 y el phablet Galaxy Note 2, que permiten al fabricante situarse como el que más dispositivos móviles vendió en mayo. Con estos equipos consigue superar a Apple cuyas ventas de modelos antiguos de iPhone son más discretas a pesar de su precio inferior al del último terminal.

Al margen de competir contra la firma de la manzana mordida, Samsung también logra posicionarse en mejor lugar frente a sus rivales Android. Cada vez son más y mejores los dispositivos con el sistema operativo de Google, pero los asiáticos consiguen consolidarse frente a otras propuestas de lo más atractivo como el HTC One, cuyas buenas ventas no son suficientes para plantar cara a las del Galaxy S4.

No obstante, la distancia entre Apple y Samsung aún es grande. En abril la cuota de mercado de uno y otro se situaba en el 39,2 y 22% en Estados Unidos, aunque esta brecha podría seguir recortándose en caso de que los de Cupertino se demoren a la hora de lanzar nuevos productos al mercado. Así lo indica el contundente éxito del último móvil estrella de los surcoreanos. ¿Será el iPhone Mini quien lo frene?