Morgan Stanley anticipa el fin de las subvenciones en telefonía móvil

Morgan Stanley anticipa el fin de las subvenciones en telefonía móvil

Redacción

La crisis económica que no cesa en España es vista por la consultora Morgan Stanley como el principal factor que ha desatado el fin de las subvenciones a terminales móviles en nuestro país. Orange es el único que las ha mantenido aunque las ha reducido en los últimos meses, mientras que el resto de operadores apuestan por el pago a plazos.

¿Acabarán desapareciendo de forma definitiva las subvenciones a móviles en España? Según la citada consultora ésta es la tendencia del mercado y en un futuro podríamos encontrarnos en un panorama en el que ninguna compañía apostase por un modelo que ha sido tradicional durante la última década en nuestro país.

El menor poder adquisitivo de las familias ante la alarmante tasa de paro que se da dentro de nuestras fronteras ha provocado no solo un descenso en los precios de los servicios móviles sino que los usuarios gasten menos a la hora de adquirir terminales. La situación ya llevó a los dos mayores operadores del mercado como son Movistar y Vodafone a dar un paso al frente y a acabar con el modelo de subsidios a terminales el pasado año, una línea que también ha seguido Yoigo, el cuarto operador con red propia en nuestro país.

Respecto al tercer operador, Orange, la situación es intermedia. La filial española de France Telecom reconoce que ha focalizado de forma más eficaz su política de subvenciones, pero ha decidido apostar por mantenerlas como atractivo para captar usuarios y retenerlos. Los resultados han sido muy positivos en este sentido, como demuestran los datos económicos del pasado ejercicio en el que se mantuvo esta estrategia.

La última medida del operador naranja ha sido ampliar el abanico de opciones a sus usuarios, como demuestran sus últimas propuestas de SIM only de la semana pasada, las tarifas Ardilla 4 y 7. A ello hay que unir nuevas ofertas que se espera lleguen en estos meses de junio y julio. Asimismo, cuenta con un amplio catálogo de terminales en pago a plazos que se pueden adquirir por distintas cuotas en función de la categoría del dispositivo con permanencias que van desde los 12 meses (si se opta por el pago único) a los 24 meses.

Por su parte, el resto de operadores, ya sean los que tienen red propia como los OMV, prefieren mantenerse alejados de las subvenciones en la tendencia anunciada por Morgan Stanley. Con el inestable panorama económico que se perfila en el horizonte es poco probable que haya un retorno a políticas pasadas, por lo que esta estrategia de los subsidios a terminales será la tendencia global que se mantendrá a medio y largo plazo en nuestro país.