Apple asegura que el Samsung Galaxy S4 infringe cinco de sus patentes

Apple asegura que el Samsung Galaxy S4 infringe cinco de sus patentes

Redacción

La última generación de smartphones no está exenta de polémica respecto a las patentes. Apple acusa ahora a Samsung de vulnerar cinco de sus patentes con la tecnología integrada en su último móvil estrella, el Galaxy S4.

Un nuevo capítulo de la guerra de patentes que se ha vivido en los últimos años entre Samsung y Apple se perfila en el horizonte. Cuando se cumple el primer mes de la llegada al mercado del Samsung Galaxy S4 es el gigante de Cupertino quien acusa a la firma líder en telefonía móvil de infringir cinco de sus tecnologías con el smartphone de última generación y que rivalizará con el iPhone 5S en el momento en que éste llegue al mercado.

Como leemos en Movilzona.es, la compañía estadounidense ha incluido al citado terminal dentro de una denuncia previa en la que acusaba a la marca asiática de infringir otras tantas patentes en su propiedad. Para ello, analizó a fondo el equipo en su puesta a la venta y concluyó que Samsung utiliza cinco tecnologías sin su consentimiento, por lo que ha acudido al Tribunal de San José para que estudie el caso y proceda a sancionar a la firma surcoreana en caso de considerar demostrada la infracción.

Las cinco patentes de la polémica

La compañía de la manzana mordida se ha centrado en la interfaz gráfica del dispositivo, una nueva versión de TouchWiz (Nature UX) que utilizaría sin permiso dos de sus registros. Sin embargo, no conocemos si se trata del propio diseño de la misma, alguna función concreta o algún efecto gráfico. Asimismo, ha incluido en la demanda la tecnología relacionada con Google Now, que también incurriría en dos infracciones. En esta ocasión tendrían que ver con Siri, el asistente por voz que estrenó Apple en el iPhone 4S. La quinta supuesta vulneración se refiere a la sincronización de datos.

Así pues, la historia se repite. La empresa liderada por Tim Cook vuelve a poner en el punto de mira a su gran rival en la hegemonía por la telefonía móvil al igual que sucedió con los predecesores del S4. Tanto el Galaxy S, como el S2 y el S3 fueron blanco de los de Cupertino dentro de la guerra de patentes. En los próximos meses veremos si la Justicia vuelve a dar la razón a Apple como ya sucediese el año pasado, aunque sus aspiraciones de quitarse de en medio a su gran competidor con la retirada del mercado de sus equipos se antojan difíciles de cumplir.