Amazon solo paga en impuestos el 0,056% de lo que ingresa

Amazon solo paga en impuestos el 0,056% de lo que ingresa

Redacción

Nueva polémica tras conocerse la ridícula cantidad de impuestos que paga un gigante de la Red. En esta ocasión ha sido Amazon el objetivo de todas las críticas de legisladores y comerciantes locales en Reino Unido al publicarse que la compañía apenas pagó en impuestos 2,8 millones de euros el pasado año después de ingresar 5.000 millones.

La denominada ingeniería fiscal a la que se acogen las grandes compañías de la tecnología e Internet vuelve a despertar la indignación entre aquellos que pagan religiosamente sus impuestos. Como hemos visto en el último año Apple, Google o Microsoft no dudan en trazar una estrategia legal que les permite el pago mínimo de impuestos en algunos países europeos a pesar de facturar cantidades multimillonarias.

El último caso que hemos conocido es el de Amazon en Reino Unido, ejemplo del buen funcionamiento de sus argucias para evitar el pago al fisco en proporción a sus ingresos. Como leemos en El País, en el último año el gigante del comercio electrónico ingresó en el país británico el equivalente a 5.000 millones de euros. De éstos, solo pagó en impuestos 2,8 millones, lo que supone el 0,056% de la cifra total. La comparación entre ingresos e impuestos es demasiado sangrante, pero desde la filial británica de Amazon justifican que así sea.

Aunque la compañía emplea a más de 4.000 personas en Reino Unido de forma directa y otra alta cantidad indirectamente, a efectos de impuestos es considerada como «proveedor de servicios de la sede de Luxemburgo«. En el considerado «paraíso fiscal» centroeuropeo la filial de Amazon emplea a 500 personas.

Clamor de políticos y comerciantes

 

Para más inri, también se ha sabido que el país británico subvencionó a Amazon con 4 millones de euros el pasado año. Tras conocerse las últimas informaciones, incluso desde el Partido Liberal se ha admitido la necesidad de adecuar las normas actuales en política fiscal a las grandes corporaciones del comercio por Internet. En la misma línea se mostró el partido antagónico en su ideología como es considerado el Laborista, lo que manifiesta la disposición de los políticos británicos por tomar medidas urgentes para evitar lo que consideran una «evasión fiscal».

Los legisladores no son los únicos indignados con el asunto. La información señala a otros comercios, desde tiendas de electrónica a librerías como perjudicados en esta situación, ya que no tienen posibilidades para acogerse al sistema impositivo de Amazon. Su enfado es más que comprensible, ya que a pesar de facturar cantidades ostensiblemente menores, éstos no pagan un 0,056% de sus ingresos en impuestos, algo que no dudan en calificar como «inmoral».