¿Son necesarias las conexiones de fibra óptica?

¿Son necesarias las conexiones de fibra óptica?

Redacción

Un reciente estudio ha señalado que la mayoría de los usuarios tendrán suficiente con las características de su conexión ADSL en los próximos años, por lo que la fibra óptica se perfila como la conexión de referencia a medio y largo plazo, es decir, a partir de 2016.

A pesar de los esfuerzos de los operadores por desplegar las nuevas redes de fibra óptica, la necesidad de este tipo de conexiones no existe por el momento. Así lo asegura el estudio «Need for Speed: Cómo mantener el ancho de banda que necesita el usuario» realizado por Telecompaper y su socio XS Insight, que investigan hasta qué punto cubrirán los accesos de nueva generación la demanda de los usuarios hasta 2016.

La principal conclusión del informe es que tanto la tecnología ADSL como la basada en el estándar Docsis (empleada en España por los operadores de cable Ono y los locales Euskaltel, R y Telecable) será suficiente para satisfacer a la mayoría de los usuarios durante los próximos años. En concreto se indica que hasta dentro de 3-5 años no será necesaria otra tecnología como la fibra óptica para cubrir lo que los usuarios requerirán de sus conexiones de banda ancha fija.

Dicha conclusión se refuerza si tenemos en cuenta la demanda actual de conexiones FTTH o de alta velocidad con otra tecnologías. En este punto España es un buen ejemplo para comprobar cómo muchos usuarios optan por las conexiones tradicionales, de peor calidad pero suficientes para el uso que hacen de ellas.

Recientemente vimos cómo solo el 8% de los internautas españoles con cobertura de una de las conexiones de alta velocidad (consideradas así tanto las de fibra óptica como las de cable Docsis 3.0) contrata una. Al cierre de 2012 había 13,5 millones de accesos que podían acceder a una de las conexiones, pero apenas se contabilizaban 1,16 millones con una conexión de este tipo.

Son dos los principales motivos que provocan esta situación y que a tantos usuarios les baste con las conexiones de ADSL. El principal es que no existen servicios en Internet que requieran una conexión de las consideradas ultrarrápidas. Con las velocidades medias actuales es suficiente para el uso que dan la mayoría de los internatuas a su conexión. Solo los más avanzados pueden necesitar un mejor acceso, pero éstos son excepcionales. Quizá la llegada de nuevos formatos de vídeo como el 4K pueda suponer un cambio en la tendencia, pero será en un futuro a medio plazo.

Por otro lado hay que señalar al precio de estos accesos como otro factor clave para entender la baja demanda. Si bien no tiene una diferencia exagerada con el del ADSL son muchas las familias que intentan ajustar sus presupuestos y no pueden permitirse una conexión más cara, máxime si no necesitan las ventajas que ofrecen.