PS Vita no levanta cabeza. ¿Tiene futuro la portátil de Sony?

PS Vita no levanta cabeza. ¿Tiene futuro la portátil de Sony?

Redacción

Apenas ha transcurrido poco más de un año desde que PS Vita llegase al mercado. Desde entonces sus niveles de venta han sido muy discretos, con apenas 4,1 millones de unidades vendidas en todo el mundo hasta la fecha. ¿Será el primer gran fracaso de Sony el mercado de las videoconsolas?

La última portátil del gigante nipón sigue su irregular camino en el mercado con la preocupación añadida de la ausencia de mejorar su situación. PS Vita cumplió en diciembre su primer aniversario desde que saliese a la venta en Japón y el próximo mes de febrero lo hará desde que se estrenó en EEUU y Europa. En su primera semana en el mercado nipón superó las 320.000 unidades vendidas, un estreno sólido que se volvió a repetir con la llegada a los mercados norteamericano y europeo, donde lideró las ventas en su primera semana.

Sin embargo, este prometedor inicio acabó desinflándose con el paso de las semanas y los meses, hasta el punto de ser una de las consolas menos vendidas en el último mes. Un dato lo dice todo: su «hermana pequeña», la PSP, llegó incluso a superarla en la primera semana del nuevo año con 105.000 unidades vendidas frente a las 88.000 de PS Vita. Si además comparamos su primer año en el mercado con el de la PlayStation Portable (2004) la diferencia es evidente, al haber vendido ésta 8,4 millones por los actuales 4,1 millones de la última portátil de Sony.

¿Qué ha fallado en esta consola?

Son varios los factores que parecían hacer de Vita una apuesta ganadora. Cuenta con unas prestaciones de alto nivel, capaz de ejecutar juegos AAA de gran calidad y que viene acompañada por los controles táctiles tan de moda en el sector móvil. A ello se le unieron un par de títulos de entrada de lo más interesante, nunca antes vistos en una portátil como el caso de Uncharted tal y como detallan nuestros compañeros de Gamerzona.com.

http://www.adslzone.net/content/uploads/2013/01/PS-Vita-1.jpg

Sin embargo, con estas características Sony pensó que tenía el éxito asegurado y creyó que su producto se vendería a cualquier precio. Nada más lejos de la realidad, puesto que el elevado precio ha sido uno de los mayores factores de rechazo de la consola. De hecho, en sus primeras semanas incluso las tiendas minoristas se vieron obligadas a rebajarlo ante la escasa demanda por parte del público. La última rebaja, poco antes de las últimas Navidades, no significó, en cambio, que éste fuese su único problema.

Y es que en el débil catálogo de PS Vita hallamos otro de los motivos de su bajo nivel de ventas. Hemos citado el caso de Uncharted pero poco más tan atractivo como este único juego encontramos un año después de su lanzamiento en la última portátil de Sony. Por si fuera poco, la competencia ha pasado por encima de esta consola. Su gran rival, Nintendo 3DS, se aproxima a los 30 millones de consolas vendidas teniendo unas prestaciones mucho más limitadas que Vita. Además, Sony pareció ignorar la gran amenaza de los portátiles hoy en día: los smartphones y las tabletas. Cada vez son más los jugadores que optan por usar estos dispositivos para su ocio, relegando a un segundo plano a una consola en la que los juegos tienen un precio muy superior al de los móviles y tablets.

¿Queda esperanza para PS Vita?

No todo está perdido y menos en la casa de un gigante como Sony que ha demostrado buen hacer en sus anteriores experiencias. Aunque no hay una fórmula mágica que solucione el problema el gigante asiático debería empezar a plantearse soluciones drásticas para sacar a flote su producto. La rebaja en el precio tanto de la consola como de sus títulos se antoja fundamental, mientras que por otro lado ha de conseguir que las grandes sagas (GTA, Resident Evil, Mass Effect, Tomb Raider…) dispongan de sus respectivas versiones para la portátil de cara a hacerla más atractiva.

Por ahora no se espera ninguna de estas medidas por parte de Sony (aunque sí su función combinada con PlayStation 3) pero 2013 solo acaba de comenzar. Será cuestión de esperar para tener noticias positivas de una consola que de seguir así acabará dentro de la caja de grandes fiascos del sector como en su momento Virtual Boy, N-Gage o Dreamcast acompañando al único movimiento en falso que se conoce de Sony en este sentido, PSP Go.