Ya conocemos el primer país que obligará a tener IPv6 por ley

Ya conocemos el primer país que obligará a tener IPv6 por ley

Alberto García

Los problemas de IPv4 no paran de hacerse más evidentes con el paso del tiempo. Las direcciones IPv4 “originales” ya se agotaron hace años, y ahora mismo se están entregando las reservas de direcciones en desuso que reciben los RIR de vuelta, habiendo una cola para ello y pudiendo recibir bloques completos de 256 direcciones. IPv6 debido a sus características es incompatible con IPv4, lo cual está dificultando mucho la transición.

IPv6 soluciona los problemas de IPv4, pero apenas se usa todavía

IPv6 soluciona, o solucionará, todos los problemas de escasez de direcciones, e incluso podría acabar con los NAT en nuestros hogares, ya que hay prácticamente infinitas direcciones IP para que cada dispositivo tenga su propia dirección IP externa.

ethernet cable red ipv6

Actualmente podemos durar entre uno y tres años más en la situación actual, pero llegará el momento en el que todas las direcciones IPv4 se agoten y no haya reutilizables. Ahí será cuando se tendrá que hacer rápido y corriendo el cambio, a pesar de que hay métodos como DS-Lite que permiten tener retrocompatibilidad con IPv4 durante el proceso de adaptación, navegando por IPv6 en las webs y servicios compatibles, y usando CG-NAT para las que no lo sean.

Sin embargo, ya hay un país que ha decidido que no va a esperar a que se dé este problema: Bielorrusia. El país cuenta con un acceso limitado a Internet, el cual es espiado también por las autoridades. A pesar de ello, hay una cosa que han hecho bien: obligar a todos los operadores a que ofrezcan conexiones IPv6 a todos los usuarios a partir del 1 de enero de 2020.

Sólo el 20% de las webs más visitadas de Internet soporta conexiones IPv6

Bielorrusia estaba muy atrasada en cuanto a penetración de Internet en el país, pero en los últimos años han avanzado para pasar de una cobertura del 41% de la población con Internet hace una década, a tener un 74,5% en 2019, con unas conexiones más modernas y rápidas (a pesar de la censura y espionaje sobre la población). Por ello, no es de extrañar que hayan decidido aplicar una medida pionera a nivel mundial.

La ley fue aprobada el 18 de septiembre por el presidente Alexander Lukashenko, y los operadores locales del país ya llevan un tiempo haciendo pruebas para IPv6. La adopción de estas conexiones en el país es del 0,03%, mientras que a nivel mundial nos estamos acercando ya al 30%, por lo que los operadores tienen mucho trabajo por delante. Una vez se active IPv6 de forma obligatoria en el país, los usuarios tendrán dos direcciones IP: una IPv4 y otra IPv6, usándose esta última siempre que sea posible. Actualmente apenas el 20% de las 500 páginas más visitadas de Internet soportan conexiones IPv6.

El despliegue de IPv6 a nivel mundial está siendo lento porque se está dejando a los operadores que sean ellos quienes decidan si ofrecen soporte para esta conexión, y muy pocos lo están haciendo. Veremos si cunde el ejemplo en otros países tras la decisión que ha tomado Bielorrusia.