IPv6 más necesario que nunca: ahora hay cola para conseguir una dirección IPv4 en la UE

La red lleva años pidiendo que se dé el paso de IPv4 a IPv6 para aprovechar todas sus ventajas, pero todavía hay países en los que su implementación es nula. En España, por ejemplo, sólo el 2,5% de las direcciones IP son IPv6. Todas las IPv4 fueron asignadas en 2016, y el último bloque se acabó en 2018. Ahora, hay que hacer cola para conseguir las pocas que quedan.

Ahora hay que hacer una cola para recibir direcciones IPv4, y se limitan las direcciones que puede recibir una compañía

El RIPE, Registro Regional de Internet para Europa, Oriente Medio y Asia Central, es el RIR (Regional Internet Access) encargado de asignar en estos territorios las direcciones IP. En abril de 2019 tenían 9 millones de direcciones IPv4 reservadas procedentes de devoluciones por no estar en uso o porque fueron asignadas.

ip ipv4 ipv6

Esas direcciones no paran de disminuir, ya que cada vez hay más conexiones a Internet en la red. Es por ello que en 2020 puede llegar a haber graves problemas si finalmente se agotan las reservas de IP procedentes de estas devoluciones por desuso. En España los operadores ya han empezado a desplegar IPv6 con algunos clientes, pero no lo hacen de manera nativa, sino que usan técnicas como DS-Lite para ofrecer retrocompatibilidad con IPv4 mientras dura el proceso de transición. La solución pasará por ofrecer IPv6 en las webs y servicios compatibles, y usar un CG-NAT para acceder a las webs que sólo sean compatibles con IPv4.

Por ello, el RIPE ha tenido que crear una lista de espera para direcciones IPv4, según aprobó en el día de ayer mediante una nueva política. En ella, se establece que «todas las solicitudes de direcciones quedarán dispuestas en una lista de espera. No hay garantías sobre cuánto tiempo tardarán en recibirse esas direcciones».

Sólo se pueden recibir 256 direcciones de una vez, y se pasa a la cola una vez se asignan

Además, la organización ha determinado que no merece la pena asignar pequeños bloques de direcciones IP, por lo que sólo hará asignaciones cuando haya un bloque completo /24, es decir, de 256 direcciones IP. Y esa cantidad será tanto el máximo como el mínimo que podrá adquirirse. De esa forma, una vez recibas las 256 direcciones, tendrás que ponerte a la cola si quieres recibir más.

Ponerse a la cola, por desgracia, implica que te puedas quedar sin estas direcciones. La Dark Web está llena de usuarios que venden estos bloques de direcciones IPv4, ya que la migración a IPv6 está siendo muy problemática por su incompatibilidad con IPv4. De hecho, sólo el 25,2% de las 1.000 páginas web más visitadas de la red son compatibles con IPv6 a día de hoy.

Con esto se pone de manifiesto que la red necesita más que nunca que la implementación de IPv6 sea masiva, ya que de lo contrario a partir del año 2020 o 2021 podríamos encontrarnos sin direcciones IP que asignar de ningún tipo, y el paso a IPv6 sería obligatorio si una compañía o un operador quiere que sus usuarios puedan seguir accediendo a Internet. Hemos tenido 9 años para hacerlo, y probablemente todo vaya a tener que hacerse rápido y a última hora.