Las empresas podrían tener sus redes 5G privadas al margen de los operadores

LTE

El 5G está a la vuelta de la esquina. Su estreno estaba planeado para 2020, pero sin ir más lejos, Vodafone lanzará 5G en España este verano con 10 veces más velocidad. Los operadores están ultimando todos los detalles para iniciar los despliegues masivos mientras miran con recelo la próxima subasta de espectro de los 700 MHz. Mientras tanto, el gobierno sigue a lo suyo y ha abierto la posibilidad de que las empresas puedan tener sus redes 5G privadas al margen de los operadores, tal y como está permitido en otros países.

En Expansión nos cuentan que el Gobierno plantea que las empresas tengan sus redes 5G al margen de las operadoras. Con esa voluntad, se abre la posibilidad de reservar frecuencias para grandes grupos, ya sean industriales, de logística o de transporte, puedan tener su redes 5G privadas. Además, podrían auto prestarse el servicio 5G al margen de los operadores. Esto es algo que ya se hace en países como Alemania.

Empresas que no sean operadoras podrán tener redes 5G privadas

Esta posibilidad se ha descubierto en la consulta que ha publicado la Secretaría de Estado para el Avance Digital que busca recopilar la opinión de todas las entidades en relación con los modelos de adjudicación del espectro radioeléctrico. Como sabemos, el 5G se prestará en bandas de frecuencia con los 700 MHz, los 1,5 GHz o los 26 GHz. Las subastas están previstas a partir de 2020.

sim 5g

En el apartado 4.2 de la consulta, se explica el modelo de explotación:

“En general, la explotación de esta banda de frecuencias se realizará mediante concesiones demaniales para el uso privativo del dominio público radioeléctrico, pero podrían reservarse algunos bloques de frecuencias para su explotación mediante otros tipos de autorización, como la autorización general”.

Sin embargo, lo verdaderamente importante está en la pregunta 26:

“En particular, esta banda puede ser adecuada para la provisión de servicios de aplicaciones verticales relacionadas con la automoción, aplicaciones industriales, logística, ciudades inteligentes, etc: ¿qué tipos de autorización considera más adecuados para este tipo de aplicaciones?, ¿qué cantidad de espectro estima que debería reservarse para cada una de ellas?”

Esto es una pregunta dentro de una consulta pública, pero es relevante que el gobierno se lo esté planteando. Con ello, permitiría reservar frecuencias a empresas para que construyan sus redes 5G al margen de las operadoras. Esta posibilidad también está tomando fuerza en Europa y tiene a las operadoras algo inquietas.

Si ya de por sí va a ser complicado rentabilizar el esfuerzo inversor en desplegar 5G, si las grandes empresas tienen la posibilidad de “salirse” del sistema de las operadoras, estas creen que lo van a tener más difícil todavía. A todo esto, debe sumarse el escaso espectro disponible que no es capaz de satisfacer todas las opciones que se barajan.

¿Qué os parece esta posibilidad?

Escrito por Claudio Valero

Fuente > expansion