Monta tu propio retrete japonés por menos de 35 euros

Monta tu propio retrete japonés por menos de 35 euros

Carlos González

Seguro que has oído hablar del inodoro con ‘chorro’ de agua. Por si no lo sabías, se trata del retrete japonés, que es exactamente igual que el occidental, con cisterna, pero además tiene el vidé incorporado. Así que, cuando terminas de usarlo, tienes un mando lateral desde el cual puedes controlar ese chorro de agua para limpiarte. Aquí, en España, y en todo Occidente, tenemos el inodoro ‘tradicional’ con cisterna. Pero podemos montar nuestro propio retrete japonés en casa, y no solo es sencillo sino que además es muy económico, desde apenas 35 euros podemos tenerlo.

Por menos de 35 euros tienes el ‘accesorio’ anterior para tu retrete. Únicamente hay que enchufarlo a la toma de agua de casa, y el accesorio en cuestión se coloca debajo de la taza del váter. Tiene un chorro sencillo, pero que nos permite regular la posición y dirección, y por supuesto la intensidad. Los hay mucho mejores y más completo, como iremos viendo a continuación, pero es la forma más económica de convertir el nuestro en un retrete japonés.

¿Quieres un retrete japonés? Puedes convertir el tuyo occidental en uno con chorro de agua por muy poco dinero

Si no nos importa gastar algo más de dinero en nuestro retrete japonés, por 69 euros podemos hacernos con el siguiente, que ya incluye dos chorros. No obstante, las posibilidades de ajuste en posición y dirección, en este modelo, son las mismas. Y por supuesto, también con el correspondiente mando para ajustar la presión del agua.

Y por poco más, llegando a los 79 euros, tenemos algo por lo que quizá nos merezca pagar más dinero: agua caliente. En realidad, es un modelo casi idéntico al anterior, y del mismo fabricante, pero con agua caliente. Y sí, se mantienen todas las características, como el chorro para higiene íntima de las mujeres. Lo único que cambia es que tenemos agua caliente en esta opción de retrete japonés.

Otra opción interesante es comprar taza y tapa directamente con el chorro integrado para higiene íntima femenina. ¿Merece la pena? Si te obsesiona el diseño quizá quieras pagar los 119 euros que cuesta este modelo, pero lo cierto es que por características es mejor el anterior, que como ya decíamos es todo un retrete japonés con control de temperatura para tener también agua caliente.

Y a partir de estos anteriores empezamos a irnos al ‘cielo’ de los retretes japoneses, porque parece que no hay tope para precios y características. Por 299 euros, por ejemplo, tenemos este siguiente que cuenta con tapa y taza –ergonómicos, por cierto- para un diseño perfectamente integrado, y que además incluye mando a distancia.

Y no, eso no es todo: por 319 euros tienes algo parecido al anterior, pero que además tiene taza térmica. Sí, taza térmica. Es decir, que no solo podemos controlar la temperatura del agua, sino también la del asiento en sí. Porque todos sabemos lo duro que puede ser quitarse el pijama polar para hacer de vientre en enero.