La piratería en la música sigue disparada a pesar de Spotify

Software

La venta de canciones no ha parado de caer en la última década, sobre todo gracias al aumento de popularidad de servicios de streaming como Spotify o Apple Music. En el caso de que no se encuentre ahí una canción, casi siempre es posible encontrarlas en YouTube; aunque la calidad de sonido ahí es menor si no estás usando cuenta de pago. Por ello, un nuevo estudio de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI) ha arrojado luz sobre cuánta piratería hay.

Spotify y Apple Music han conseguido algo que no parecía posible hasta hace unos años: que la gente volviese a pagar por la música. Sin embargo, desde la industria afirman que la piratería sigue muy alta, y lo que han cambiado han sido los hábitos de pirateo. A pesar de que el 86% de los consumidores escuche música a través de plataformas de streaming, el 32% del total sigue pirateando canciones.

Esta cifra se ha mantenido relativamente estable en los últimos años. La mayoría de ellos usan webs para descargar mp3 de fuentes como YouTube. Esas webs se lucran con anuncios, y no llegan a compensar nunca a los autores. Por ello, en muchas ocasiones lanzan acciones legales contra estas páginas web, como la que ganaron contra YouTube-mp3-org en 2016, la web más popular de este tipo de descargas.

Los ingresos de la industria musical crecieron un 8,1% en 2017

A pesar de ello, los ingresos por música no han parado de crecer en los últimos tres años. En 2017, crecieron un 8,1% hasta los 17.300 millones de dólares. Hasta la fecha, se habían llegado a acumular 15 años de caída consecutiva de ingresos, alimentada sobre todo por el desplome de las ventas en formato físico y digital.

streaming musica

Este aumento de los ingresos viene dado casi en exclusiva por las plataformas de streaming, que han crecido un 41% y es ahora el principal contribuidor a los ingresos de la industria gracias a unos 176 millones de usuarios que pagan por servicios como Spotify o Apple Music.

Los ingresos son todavía un 68% del máximo alcanzado en 1999

A pesar de este aumento, los ingresos de 2017 están todavía lejos del máximo que la industria alcanzó en 1999 en la era de los CD, y son todavía un 68% de lo que se consiguió ingresar aquel año. De cara al futuro, se espera que esta cifra siga aumentando conforme aumente la penetración del smartphone en países en vías de desarrollo, así como vayan estando más familiarizados con este tipo de servicios. Aunque en las versiones gratuitas se muestran anuncios, son las suscripciones de los usuarios las que mantienen a flote plataformas como Spotify.

Entre los géneros más escuchados en las plataformas de streaming se encuentran el pop y el rock. En España se escucha mucho el pop, ocupando el 76% del tiempo de escucha. En Japón triunfa el j-pop, mientras que en Corea del Sur triunfa su versión del k-pop. En Polonia se escucha mucho el disco polo.

Escrito por Alberto García

Fuente > WSJ

Continúa leyendo
  • Kad argo

    Leyendo esto. “86% de los consumidores escuche música a través de plataformas de streaming, el 32% del total sigue pirateando canciones”. Lo que quieren es que el 120% consuman solo música de pago o con anuncios y ni se les ocurra escuchar nada gratis aunque sea cantando en la ducha.

  • Dentro de la ineptitud del lobby del copyright, el musical se lleva la palma. Lo primero como autor, no puedes pensar en que te tienes que hacer millonario cada vez que alguien le dé al play o escuche una vez tu canción (por cada vez que se escucha esta). Por otro lado no puedes pensar como si estuviésemos en el S.XIX las copias no valen para nada, ya lo digo así de claro. Los CDs valen para hacerse un precioso collar que presentes en ARCo si quieres. El grabar un CD ahora es como pretender que un herrero te haga un martillo en vez de ir a la ferretería de tu pueblo.

    Cuando empieza a haber autores de la propia SGAE que se dan cuenta de eso, tienen un problema. Las discográficas sobran, y sobran aún más las sociedades de gestión de derechos de autor. De hecho cada vez que se pone de excusa, el que se necesita tal o cual, en realidad quieren decir es que necesito pagar porque me hagan gran parte de lo que tendría que hacer yo y hacemos muchos (promocionarnos, crear la obra, distribuirla, gestionarla sin intermediarios). ¿Qué queréis estos intermediarios o los necesitáis? Pagarlos vosotros, pero no lloréis por la piratería respecto a la carga en la cadena comercial que hace inflar los precios de los derechos, por vuestra ineptitud.

    Yo como autor, no necesito doscientos intermediarios salvo plataformas de artistas o musicales como Jamendo o registros de propiedad intelectual como Safe Creative. Y a ver que hacéis los autores “clásicos” cuando Spotify arrase con todos los intermediarios tradicionales.

    Y a la gente le interesa mucho más la música, que a los autores que estáis llorando todo el puñetero idea porque no os hacen caso, porque no os compran vuestras canciones…que os interesa bastante más el negocio alrededor de ello.

    Salu2