Los nuevos aranceles contra China son inminentes ¿cómo afectarán al mercado?

Los nuevos aranceles contra China son inminentes ¿cómo afectarán al mercado?

Carlos González

Donald Trump, según informan desde el Wall Street Journal y Reuters, anunciará nuevos aranceles sobre China tan pronto como este mismo lunes 17 de septiembre. El presidente de los Estados Unidos habría dado luz verde a su Gabinete para proceder a sacar adelante la batería de aranceles del 10% sobre productos importados de China, por valor de 200.000 millones de dólares. Se anunció en julio, pero no se aplicó para negociar una alternativa con Pekín.

El pasado mes de julio, la Oficina del Representante de Comercio anunciaba esta tercera ronda de aranceles, pero Washington decidió cancelar su aplicación temporalmente, para negociar una alternativa con Pekín. Se han producido al menos cuatro reuniones con la intención de evitar una escalada en la guerra comercial que inició el presidente de los Estados Unidos a mediados de este año, y ya ha habido dos rondas de sanciones. La primera de ellas por valor de 34.000 millones de dólares gravando productos tecnológicos, y la segunda por 16.000 millones de dólares.

Donald Trump está a punto de anunciar la tercera ronda de aranceles contra las importaciones Chinas en Estados Unidos

La tercera ronda de aranceles se anunciaría mañana mismo, lunes 17 de septiembre, según estas fuentes de información, y podría no ser la última. Esta vez gravaría a productos por valor de 200.000 millones de dólares, pero ya advirtió Donald Trump que estaba sopesando nuevos aranceles por 267.000 millones de dólares para dejar la balanza comercial a cero entre Estados Unidos y China. En estos últimos días, Donald Trump ha sugerido a compañías como Ford o Apple que empiecen a producir en Estados Unidos para evitar tener que subir sus precios y beneficiarse de una producción más económica.

Mientras tanto, las grandes compañías tecnológicas ya han mostrado su preocupación a Donald Trump. Este nuevo movimiento para seguir presionando a China podría afectar a todo tipo de productos tecnológicos y sus precios. No obstante, originalmente se propuso un 25%que ya se aplicó en aranceles anteriores- y finalmente se establecería en un 10%. Las tarifas habrían podido reducirse para que la posibilidad de que las compañías tecnológicas suban sus precios de forma instantánea para compensar los sobrecostes sean inferiores.