Vídeo a 960 frames ¿por qué?

A día de hoy, uno de los aspectos más importantes y en los que más se fijan la mayoría de personas a la hora de elegir un nuevo smartphone es sin duda la cámara de fotos. Y es que hoy en día, los teléfonos móviles se han convertido en pequeños ordenadores y cámaras de fotos de bolsillo. Por lo tanto la cámara de los móviles de hoy en día, sobre todo en la gama alta, se ha convertido en un elemento diferenciador.

Para que la cámara de un móvil ofrezca grandes resultados, no solo es importante el hardware con el que cuente, sino que también lo son los elementos de software que la potencian, como la inteligencia artificial o los modos de desenfoque o bokeh, entre otros.

Actualmente, uno de las prestaciones que más de moda se está poniendo cuando hablamos de las cámaras de los smartphones, es su capacidad de grabar vídeo en cámara superlenta. ¿A quién no le parece impresionante ver esos vídeos en los que se ve cómo algo se rompe o se deforma a cámara lenta?.

¿Qué significa grabar vídeo a 960 fps?

Pues bien, en este sentido, cabe destacar al Huawei P20 Pro, un terminal considerado como el más avanzado que ha fabricado el fabricante chino y que es capaz de grabar vídeo a cámara superlenta con hasta 960 fotogramas por segundo. Algo que consigue gracias, en parte, a la memoria DRAM de la cámara y el procesador con el que está equipado. Ahora bien, ¿qué significa esto exactamente y qué resultados puede ofrecer?.
Huawei p20 pro

Esto significa que el Huawei P20 Pro es capaz de tomar 960 capturas por segundo de un vídeo, que si posteriormente reproducimos a una velocidad normal de entre 30 y 60 fps, nos mostrará una imagen ralentizada. Por ejemplo, si grabamos 0,2 segundos a 960 fps, conseguiremos unos 6 segundos de vídeo en cámara lenta y si grabásemos un segundo a 960 fps, obtendríamos 30 segundos de vídeo ralentizado.

De esta manera es como se pueden conseguir vídeos a cámara superlenta con resultados espectaculares, algo que se puede conseguir desde el propio móvil con el Huawei P20 Pro sin necesidad de tener que echar mano de otros dispositivos especializados en este tipo de contenidos.

Pros y contras de utilizar una tasa de fotogramas por segundo tan alta como la del Huawei P20 Pro

No obstante, grabar a una tasa de fotogramas muy alta tiene su particulares ventajas y también inconvenientes. Si tenemos en cuenta que nuestra retina es capaz de percibir entre 24 y 25 fotogramas por segundo, el hecho de grabar con una tasa de fotogramas más alta no influye en que el vídeo lo vayamos a ver con una mejor calidad, aunque es sí, el movimiento se procesará de una forma más fluida.

Huawei p20 pro

Los 25 fotogramas por segundo, que es la velocidad utilizada en el cine, suponen el límite para que el efecto de movimiento continuo, la capacidad de nuestro cerebro de guardar una imagen y unirla con la siguiente, se produzca sin que nos demos cuenta.

Por lo tanto, si nos preguntamos para qué sirve entonces grabar fotogramas a una mayor velocidad es donde entra en juego el reproductor. Es decir, si grabamos a 60 fps y reproducimos a 30, estaremos ralentizando el vídeo a la mitad, por lo tanto, si grabamos a 960 fps, conseguirmos un vídeo a cámara superlenta ralentizado 32 veces.

Todos los smartphones, incluido el Huawei P20 Pro permiten grabar vídeo a velocidad normal y capturar algunos instantes a alta velocidad. Además, también disponen de un reproductor que permite ver el vídeos con los fragmentos a cámara lento, incluso se pueden subier a Youtube y marcar ciertas partes para que se reproduzcan en modo slow motion.

Huawei p20 pro

Pero el principal problema de esta captura de vídeo a alta velocidad es que al aumentar los frames por segundo, disminuye la luminosidad, puesto que la cámara al hacer capturas de manera mucho más rápidas va a impedir el correcto paso de luz necesario. Un problema que se acentúa aún más si la grabación se hace en zonas con poca luz o de noche, ya comenzarán a salir los temidos defectos de ruido y el grano.