Otro iPhone 7 que explota

Otro iPhone 7 que explota

Carlos González

El sonado caso del Samsung Galaxy Note 7 no es un caso aislado. Pero no hablamos de la marca surcoreana, sino del sector completo. El problema de las explosiones, o el problema de las baterías también afecta a la firma de Cupertino, Apple, que no ha retirado su teléfono inteligente del mercado como sí hizo Samsung, pero acumula varias unidades que han explotado del iPhone 7. Y tenemos una nueva, que no se ha prendido en llamas únicamente, sino que efectivamente ha explotado partiéndose, literalmente, por la mitad.

La alerta que suele aparecer en las baterías, de que son un componente inflamable, no está puesta ahí por decorar su cuerpo alargado. Ni mucho menos. Y sino que se lo digan a Apple, que ya tiene pululando por Internet un nuevo iPhone 7 reventado por la mitad por una batería defectuosa. Es –o más bien, era- el móvil de Yin, Suqian City, en el este de China. Y según ha explicado, su móvil tenía solo cuatro meses, y el destrozo ocurrió cuando estaba fuera de casa porque, explica, había salido a dar un paseo.

iphone 7 explota

Un iPhone 7 que explota y se parte por la mitad, en China

Según el testimonio de la persona afectada, el dispositivo se había quedado sin batería. Dejó de funcionar y lo puso a cargar en la mesita de noche para, seguido, salir a pasear. Y cuando estaba llegando a casa pudo oir una explosión que acababa de suceder en su casa. Era su teléfono. Un iPhone 7 que, como comentábamos anteriormente, lo había comprado cuatro meses antes. Llevó su terminal a una tienda de Apple y los técnicos del servicio postventa le comentaron que efectivamente era un problema de la batería, pero la persona afectada no ha aclarado si le fue sustituido, aunque se entiende que sí porque estaba en plazo de garantía.

La cuestión es que hace apenas unas semanas se conoció otro caso de un iPhone 7 que explotó de una forma similar. Y es un problema que ha dado titulares a otras compañías del sector. Las baterías son componentes bastante frágiles, como hemos podido ver en multitud de ocasiones, y aunque se utilice el cargador oficial del fabricante que acompaña al dispositivo, en ocasiones ocurren cosas de este tipo. La clave, indudablemente, está en cómo responda el fabricante ante este tipo de contratiempos que podrían causar problemas mayores al usuario del terminal.