Convertir el DRM en un estándar de los navegadores ¿adiós a la web abierta y libre?

Escrito por Claudio Valero
Software

El DRM da un paso más para integrarse en HTML5, estando muy cerca de estandarizarse después de las últimas acciones llevadas a cabo por el World Wide Web Consortium (W3C). Los proveedores de vídeo y multimedia podrán ofrecer sus contenidos de forma “segura”, aunque de una forma que ha hecho saltar las alarmas de muchos usuarios y sectores. Se ha llegado incluso a afirmar que convertir el DRM en un estándar de Internet supone el adiós a la web abierta y libre. ¿Es tan preocupante?

Como os hemos comentado, el World Wide Web Consortium (W3C), organismo encargado de definir los estándares bajo los que funciona la web actualmente, está muy cerca de aprobar una nueva herramienta para luchar contra la piratería en forma de DRM. La propuesta no ha sentado demasiado bien entre los usuarios, criticando que, además de una amenaza para Internet abierta y libre, también pone a los usuarios en riesgos de seguridad.

DRM ¿adiós a la web abierta y libre?

El mecanismo que luchará contra la piratería en nuestros navegadores se llama Encrypted Media Extensiones o por sus siglas, EME. Este busca ser un estándar web que permite ver contenido protegido por derechos de autor en los navegadores sin “riesgos” de piratería para las empresas responsables. Pero esto no es algo nuevo, ya que compañías como Netflix o Amazon ya utilizan DRM para evitar la piratería, solo que no son soluciones estandarizadas.

DRM

La ventaja de EME, según sus defensores, es que se trata de algo estándar y regulado por la W3C, sin los inconvenientes de una solución de terceros que puede ser cerrada. Además, con su presencia se elimina la necesidad que existía anteriormente de utilizar plugins como Adobe Flash o Microsoft Silverlight para ver los contenidos.

Esto es lo que defiende la W3C como argumento para estandarizar este mecanismo, ya soportado por los principales navegadores. Opinan que los plugins de terceros suponen un riesgo para la seguridad de los usuarios. Sin embargo, esa no es la opinión de los principales investigadores de seguridad.

Estos creen que EME introduce un foco de posibles puertas traseras o agujeros de seguridad en los navegadores. Saltarse las medidas de DRM es ilegal en Estados Unidos y Europa, por lo que los investigadores no podrán “probar” completamente el sistema y muchos agujeros podrían seguir abiertos.

“Esto significa que cada navegador tendrá elementos implementados que un investigador independiente no podrá revisar”. Ya el año pasado se encontró un agujero de seguridad en la tecnología DRM de Google Chrome que permitía descargar contenido protegido.

¿Qué os parece la estandarización del DRM en los navegadores?

Fuente > newscientist