Al trabajar en la Nube hay que ser muy precavidos para preservar la privacidad

Actualidad

En los tiempos que corren cada vez es un hecho más habitual que en multitud de ocasiones a lo largo de una sesión con el PC o con alguno de nuestros dispositivos móviles, trabajemos de manera remota usando información o aplicaciones que tengamos almacenadas en la Nube, en lugar de hacerlo de manera local como era la costumbre hasta hace unos años.

No cabe duda de que esta prácticas nos ofrecen una gran cantidad de ventajas en el trabajo diario, tanto a nivel profesional como para usos más domésticos. Entre estas podemos destacar el hecho de poder tratar con nuestras aplicaciones y ficheros casi desde cualquier plataforma y en cualquier lugar en el que nos encontremos en ese momento. Debido principalmente a la paulatina expansión y aceptación de este tipo de servicios y plataformas, cada vez son más las compañías que se decantan por poner a disposición de sus usuarios este tipo de sistemas para usar los productos que ofrecen.

Sin embargo este tipo de funcionamiento también entraña ciertos peligros, ya que, como todos podréis suponer, el hecho de trabajar constantemente a través de Internet en lugar de hacerlo sobre nuestro disco duro de manera directa, aumenta las posibilidades de que la información que enviamos y recibimos de la Red, sea interceptada por terceros, poniendo de ese modo en peligro nuestra privacidad y seguridad.

Trabajo en la Nube

Esto es algo que ha quedado demostrado en múltiples ocasiones, ya que si no tomamos las pertinentes medidas, ponemos en peligro toda nuestra información, además de manera innecesaria, ya que las compañías que ofrecen este tipo de servicios suelen poner a nuestra disposición las herramientas necesarias para usarlas y protegernos de posibles espías. Sirva como ejemplo el caso que se acaba de hacer público y que se refiere a uno de los gigantes tecnológicos de la actualidad, nos referimos a Microsoft.

La Nube ofrece muchas ventajas y algunos inconvenientes

En concreto hablamos de un servicio en la Nube de la propia firma y que forma parte de su suite ofimática Office, se trata de Docs.com, portal en el que se acaba de descubrir una vulnerabilidad importante. Y es que se ha descubierto que por medio de su buscador, los usuarios podrían tener acceso a documentos personales compartidos en este sitio por otros creyendo que estaban protegidos de ojos ajenos.

Esto se ha dado porque aquellos que subían esos contenidos pensaban que, por defecto, el portal protegía la privacidad de esos ficheros, cuando en realidad son los mismos usuarios los que deben echar mano de las opciones de seguridad que la misma firma ofrece para proteger su información subida a la web en cuestión. Esto no hace más que demostrar que un simple descuido de este tipo puede poder en peligro información personal muy sensible.S i queréis ampliar la información de esta vulnerabilidad descubierta en Docs.com de Microsoft, os recomendamos leer el artículo publicado en SoftZone a este respecto.

Toda precaución es poca al movernos por la Red

Este es un caso más entre los muchos que nos podemos encontrar cuando nos movemos por la Red sin tomar las medidas de seguridad necesarias para proteger toda la información que manejamos a través de Internet. Aquí quizá lo más sencillo podría ser echarle todas las culpas de esta vulnerabilidad a la propia empresa, es decir, a Microsoft, que seguro que tiene parte, sin embargo no toda. Y es que teniendo en cuenta las masivas cantidades de datos que en ocasiones manejamos por medio de estos servicios en la Nube, es muy arriesgado no echar un vistazo a las medidas de seguridad implementadas en la plataforma on-line en cuestión.

Trabajar en la Nube

Sirva como ejemplo los servicios de almacenamiento que multitud de firmas nos ofrecen para que podamos almacenar varios gigas de datos en sus servidores, datos entre los que sin duda alguna solemos incluir ficheros personales ciertamente sensibles en algunos casos y que no queremos que caigan en manos de terceros. Por todo ello, antes de comenzar a usar con total libertad alguna plataforma de estas características, ya sea de almacenamiento masivo, correo electrónico on-line, aplicaciones remotas o cualquier otra herramienta de este tipo, es recomendable que leamos las políticas de uso de la plataforma así como los sistemas de seguridad y encriptación en las transmisiones, si es que los tiene, antes de aventurarnos a compartir nuestros datos con esa empresa.

Escrito por David Onieva

Fuente > ADSLZone